miércoles, 9 de abril de 2014

¿AL SERVICIO DE QUIÉN ESTÁ LA POLICIA?



Si un policía, como parece evidente, tiene por oficio la lucha contra el crimen y el mantenimiento del orden público, y ve que sus condiciones de trabajo no son las idóneas para desarrollar su función, le asiste toda la fuerza moral  (aunque no se si legalmente también) para exigir de sus mandos que las condiciones necesarias para cumplir con su función social sean restablecidas.
Para ello se pueden concentrar y manifestar demandando esas condiciones necesarias para su trabajo, y en última instancia, pueden perfectamente dimitir, dejar de ser policías para ganarse las habichuelas como cualquier otro trabajador, o sea, trabajando, creando riqueza para la sociedad que es lo que hace cualquier trabajador y que es lo que ha hecho cualquier jubilado mientras fue trabajador activo.
Los que hemos trabajado y están trabajando, en definitiva, los que pagamos impuestos y con esos im