miércoles, 22 de octubre de 2008

¡A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES! (Y UNA CARTA DE UN VECINO DE ALIAGA, TERUEL)

Para vergüenza de los políticos aragoneses, desde el más chico al más grande y desde el más derechoso al más rojeras (si es que queda algo de rojería en esta Tierra), la empresa NeoElectra después de casi ocho años de funcionamiento en Aliaga se desmantela y se va para tierras andaluzas, y todo por la falta de “un permiso,” de un papelito.

“Neoelectra ha presentado ya ante la Dirección Provincial de Trabajo de Teruel, y con la firma de los once trabajadores de su planta de cogeneración de Aliaga, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), cuya tramitación se inició el pasado 29 de septiembre. La compañía espera que se tramite lo antes posible para iniciar el desmantelamiento de la actividad en su planta de Aliaga.
"Somos la única empresa en España que se ve obligada a despedir a sus trabajadores contra su voluntad --criticó el director de la planta, Julián Cruz--. Me pregunto cuál es la prioridad política y social de este Gobierno y por qué los sindicatos no han hecho nada para defender ante las administraciones nuestros puestos de trabajo". La compañía, por su parte, prosigue con sus planes de expansión por el resto de España.” (1)

Se lamentan ahora don Marcelino Iglesias, Presidente de la Comunidad de Aragón, que dice que es socialista, de la misma manera que yo digo que soy el Gato con botas, que NeoElectra se vaya de Aragón, cuando en última instancia todo dependía de su firma personal, de haber cumplido el compromiso que contrajo personalmente con los representantes de Aliaga, y dice también el Consejero de Medio Ambiente, don Alfredo Boné, muy dado ahora al cernícalo, que luchará por los puestos de trabajo, de la misma manera que yo lo haré por la caza y cría del pinto, pinto, gorgorito, dónde estás que no te he visto.

Ambos se lamentan ahora, cuando saben de sobras que con el desmantelamiento de NeoElectra ya no hay solución, fundamentalmente, porque ninguno de ellos, por las razones que deberían explicarnos a todos los aragoneses, pudiendo hacer que se quedara no han hecho lo que deberían haber hecho para que NeoElectra se quedara en Tierra Aragonesa.

Los vecinos de Aliaga tienen recogidas firmas para que en un pleno del Ayuntamiento el Consejero de Medio Ambiente, don Alfredo Boné, sea declarado persona no grata. Como sea verdad eso de que el pueblo siempre tiene razón, si yo fuera Boné, por vergüenza me sonrojaría y me iría de la política, claro que yo no soy político nominal, de nómina, y además tengo vergüenza.

Numerosos vecinos de Aliaga se han dirigido por carta al Presidente de Aragón, don Marcelino Iglesias, exponiéndole razonadamente y, sobre todo, con la dignidad de la gente que se siente ultrajada, porque según ellos, el desmantelamiento del pueblo de la empresa NeoElectra, significa el principio del fin de otro pueblo más de Aragón: Aliaga.

Mucho me temo que al ser cartas escritas con dignidad no sean entendidas por el Presidente de Aragón, dado que la dignidad no es el lenguaje de la política oficial, donde se habla el lenguaje de la mentira, la hipocresía y la desvergüenza.

Otros vecinos también han dirigidos escritos a diferentes medios de comunicación que no sé que suerte podrán correr, si verán la luz o no, y concretamente, el vecino de Aliaga, Juan Carlos Vázquez, ha escrito el siguiente texto que reproduzco literalmente:

" Fábula del pastor y el lobo

Érase una vez un pueblo, llamado Alia