lunes, 3 de junio de 2019

Carlos Puebla 1969 - Cronología Musical De La Revolución Cubana

PARA LA CRITICA DE UNIDAS PODEMOS. PUBLICADO EN LA REVISTA EL POLLO URBANO DE ZARAGOZA (ESPAÑA)

 

Notas para la crítica y debate de Unida Podemos 


Por Manuel Sogas
Coresponsal del Pollo Urbano en República Dominicana

    El fantasma que hoy recorre todo el mundo capitalista es el del simplismo mental y la unilateralidad, cuyos elementos constituyen, según Ortega y Gasset, la esencia del fascismo.
   Así, pues, el fascismo no consiste en una simple palabra o un exabrupto. Tampoco un individuo envuelto e una bandera, que hasta es posible que ni siquiera haya jurado defenderla, lanzando disparates como un energúmeno contra el comunismo, que no sabe ni lo que significa, y contra los separatismos nacionales.

    De esta simpleza mental y unilateralidad, de la no quedan exentos algunos que se autoproclaman pertenecientes a la izquierda por tan solo apelar a ella, se podrían extraer elementos que contribuirían a explicar la indigencia mental y chabacanería social que imperan en muchos órdenes de la vida incluida la política.

   En base a ello las políticas favorables a los intereses del capital avanzan y se consolidan, mientras que las políticas de izquierdas, favorables a los intereses de los trabajadores y contrarios a los intereses del capital, pierden terreno a marchas forzadas, incluidos gran número de trabajadores a los que les suena  música celestial.

   ¿Qué otros elementos de fondo, además de la alienación personal y social que produce el modo de producción capitalista, podrían explicar mejor el avance de los partidos de derechas en toda Europa que han evidenciado las últimas elecciones europeas? ¿Cómo explicar que millones de trabajadores que han perdido derechos y ven como paulatinamente van empeorando sus condiciones de vida, voten masivamente a partidos de derechas en todas sus variantes que defienden abiertamente (si bien escondidos en palabrería bien sonante) el modo de producción capitalista  que es el causante del empeoramientos de sus vidas, y que paradójicamente, en el colmo del cinismo, proponen para mejorar las condiciones de vida las mismas políticas causantes del empeoramiento?

   Estos dos datos delimitan suficientemente el marco socio-económico general amplio  en el que  se han producido las elecciones del 28-M con los resultados conocidos y claramente desfavorables para los partidos de izquierdas, y más en concreto en lo que respecta a Unidas Podemos. Estos datos deberían (que no acaban e aparecer súbitamente con las elecciones referidas, sino que se han venido gestando durante las últimas décadas) constituir por sí solos razones suficientes como para replantear teóricamente el papel práctico que debe ejercer el Partido, tanto interiormente, orgánicamente, como exteriormente, dado que siendo justos los planteamientos hechos a la sociedad, no han resultado votados mayoritariamente por la misma, lo que por lo menos indica que no han sido entendidos, y si no han sido entendidos por la sociedad quiere decir que no se ha tenido ni siquiera la capacidad política de explicar lo que se pretendía hacer porque resultaría inverosímil que la sociedad no quiera votar