viernes, 22 de mayo de 2015

SI SE CALLA EL CANTOR

ECONOMÍA, POLÍTICA Y DESARROLLO HUMANO

LA TRAYECTORIA ACADÉMICA Y LAS APORTACIONES CIENTÍFICAS DE JOSÉ MANUEL NAREDO

2/3


 Sociología Crítica
19.05.2015

Volviendo a los temas agrarios, desde comienzos de la década de 1990, Naredo dirigió su atención tanto hacia las formas tradicionales de restitución de la fertilidad a la tierra en los sistemas agrarios como hacia las transformaciones recientes. Ha mostrado que a partir del XIX todo un conjunto de técnicas agrarias fueron sustituyendo a la naturaleza como fuerza productiva, analizando cómo la industria y la actividad comercial influyeron en la transformación de la agricultura. Las nuevas técnicas agrarias dieron lugar a una progresiva pérdida de eficiencia energética y una acusada vulnerabilidad de gran parte de los sistemas agrarios por la creciente utilización de productos químicos y derivados del petróleo, lo que ha acabado afectando a la calidad final de los alimentos obtenidos.

En el contexto de esas preocupaciones, aprovechó sus contactos con investigadores de la historia agraria sensibles a estos temas, como Ramón Garrabou y Manuel González de Molina, catedráticos de historia económica e historia contemporánea en Barcelona y Granada, respectivamente, para promover investigaciones sobre la fertilización y el agua en los sistemas agrarios desde una perspectiva histórica, en el marco de la Sociedad Española de Historia Agraria (SEHA) A partir de 1994 se organizó una serie de encuentros con historiadores, biólogos, ingenieros agrónomos, economistas y geógrafos para estudiar la fertilidad y el problema del agua. En esta línea destaca la conferencia inaugural que impartió Naredo en el Congreso de la SEHA celebrado en Baeza a comienzos de junio 1995 sobre “Agroecología e historia agraria”. Como resultado de varios encuentros entre técnicos e historiadores, el grupo coordinado por él y por Ramón Garrabou publicó, en 1996 y 1999, sendos libros sobre la fertilización y al agua en los sistemas agrarios editados en la colección “Economía y Naturaleza” . Ese sería el comienzo de una colaboración que ha tenido luego un desarrollo muy valioso, y que ha estimulado avances en la línea investigadora de otros historiadores y economistas barceloneses y de otras áreas. Esos debates dieron lugar a una orientación decidida hacia el estudio del paisaje, que se consideró, como ha escrito Enric Tello “una vía para conocer el funcionamiento de los sistemas agrarios, y la evolución histórica del territorio analizada desde una perspectiva a la vez agro-ecológica y socio-económica”. Entre otras cosas, este desarrollo