sábado, 17 de marzo de 2012

PUBLICADO EN CRÓNICA DE ARAGON


LA DERECHA ESTA QUE TRINA

La derecha, en cuanto huele a democracia, se pone que trina. A los catalanes les ha dado por un amago de soltarse el pelo para poder decidir libre y democráticamente determinados asuntos mediante la Ley de Consultas Populares, y ya digo, la derecha se pone a trinar, y eso que esa Ley le viene de perlas a uno que es más de derechas que el grifo del agua fría, el señor Mas.
La derecha que trina (léase, por ejemplo, la editorial de El Mundo del 15 de los corrientes) dice que el catalán Mas podría aprovechar esa Ley para pedirle más a nuestro muy pobre y sacrificado presidente del gobierno, Sr. Rajoy el manso, manso entre los mansos, mejorando lo presente, con pecado concebido y de prodigiosa flacidez verbal y que un día es un día y que no pasa nada y que pa’lante que vamos.
Acudir a la Ley de Consultas Populares para que los catalanes decidan cómo y sobre qué se recaudan los impuestos y decidir como se aplican esos mismos impuestos, dice la derecha que trina que atenta contra las competencias del Estado, y que se podría ir contra el propio Tribunal constitucional. Claro que aquí queda por ver contra qué tipo de Estado se atenta y qué cosa es la que juzga y cómo la juzga el Tribunal constitucional.
Si los aparatos socio-políticos al servicio del Estado no se inmutan ante la existencia de cinco millones de parados, camino, caminito de los seis, ¡y lo que te rondaré morena! Y es el propio Jefe del Estado, Su Majestad (la Suya, no la mía) el Rey, el que viendo que su yerno el Urdanga para los amigos, dale que te pego al saco del dinero ajeno, y que este me lo llevo y este otro también y aquel que me lo están llenando me lo llevo igualmente al banco Credit Suisse, Suiza, porque así ni siquiera pago impuestos y el robo es más gordo, en vez de denunciarlo al cuartelillo de la Guaria Civil más cercano por choricero real, le aconseja que salga c