domingo, 27 de julio de 2014

PP-PSOE: NO SON LO MISMO, PERO LOS DOS ANDAN COMO UN PATO, HACEN CUÁ, CUÁ COMO LOS PATOS Y SE LAS ENTIENDEN CON UNA PATA COMO LOS PATOS



26 julio 2014

Solbes, Francisco González (BBVA), Blesa y Miguel Martín (AEB): socialistas y banqueros, unidos.

El Congreso que el PSOE celebra para refrendar aPedro Sánchez (Pérez-Castejón) como nuevo secretario general de los socialistas no quiere mirar al pasado. Lógico: él mismo era consejero de Caja Madrid en la época más turbia del banqueroBlesa. Tampoco sancionará, recriminará y ni mucho menos expulsará a los dirigentes que votaron con la cúpula de Caja Madrid y Bankia porque, si eso ocurriera, Pedro Sánchez tendría que dimitir sin llegar siquiera a ocupar el cargo para el que ha sido elegido. Por eso quizás no puede apartar del PSOE a todos aquellos que se corrompieron junto a Blesa. “Espía en el Congreso” levanta por ello las alfombras para dar la lista de los 40 dirigentes que respaldaron la desastrosa gestión del banquero y examina la relación de todos y cada uno de ellos con la hecatombe financieraporque de los 40 implicados, unos estuvieron más cerca y otros menos aunque eso sí, ninguno ha asumido responsabilidades políticas por el descomunal desfalco. A Jose María de La Riva (PSOE, UGT, guerrista), Ramón Espinar Gallego (PSOE, UGT, leguinista) o Ignacio Varela, ex director del departamento de analisis del gabinete de Felipe González, que tuvieron graves responsabilidades y connivencias con la gestión a más alto nivel, hay que unir los nombres de otros como Jaime Lissavetzky o José Barrionuevo, que enviaron emails a Blesa para pedirle favores, créditos o incluso dinero. Hasta entradas para ver gratis “Madame Butterfly” consiguieron. Claro que Blesa siempre ganaba: “seamos astutos y fríos” le dice uno de sus directivos cuando urde una trampa para engañar a Espinar y De la Riva. Como contrapartida, el PSOE consiguió “quitas” a los créditos que le había concedido Caja Madrid, según un informe interno que también se incluye entre las 60 páginas del libro “Los 40 socialistas que respaldaron al banquero Blesa”. E incluso un seguro para sus consejeros con una póliza de 600.000 euros, con lo que la cúpula corrupta de Caja Madrid daba a entender de manera explícita en otro email que para otros asuntos “esto se resolvía con un pacto PP-PSOE”. Esto no fue obstáculo para que Blesa y su consejero Ildefonso Sánchez Barcoj intercambiaran también fotografías y “memes” ridiculizando al entonces presidente Rodríguez Zapatero tras su encuentro familiar con sus hijas en la residencia del presidente Barack Obama. E incluso intercambian, entre otras muchas “humoradas”, un“chiste” homófobo en powerpoint titulado “El pastor” que no deja en muy buen lugar al anterior presidente del Gobierno.


Guillermo de la Dehesa (PSOE) le pedía favores a Blesa

Otros socialistas como Guillermo de la Dehesa, Joaquín Almunia o Julio Feo, directamente o por personas interpuestas, llegaron incluso a solicitar becas para sus hijos o los hijos de sus amigos a pesar de su posición económica opulenta. Sus casos serán objeto de otro libro sobre las relaciones económicas y trapisondas de Blesa con la Cultura y la Educación,  en particular con las universidades Carlos III, Complutense y Rey Juan Carlos. De momento, el libro “Los 40 socialistas que respaldaron al banquero Blesa”, otro volumen de laBiblioteca Blesaleaks, ofrece los correos electrónicos corporativos cuyo destino u origen procede de estos dirigentes socialistas, incluyendo además otra lista de consejeros generales que también proporcionamos y está documentada en los emails del citado libro.
FOTO
Gallardón, Tierno Galván (jr) y Lissavetzky: Blesa logró escenificar el pacto PP-PSOE, que incluso sugería
Los correos electrónicos corporativos translucen los contactos de Blesa: “He llamado a Solbes para contárselo” o “esta semana veré probablemente aSolbes”. Otros aluden a una importante “Comida PSOE” y “FSM y Comida con periodistas” de las que el banquero obtiene datos. Hasta Enrique Tierno Pérez Relaño, el hijo homónimo del legendario alcalde madrileño, le hace saber la “campaña repugnante” que está sufriendo el máximo dirigente de Caja Madrid y Blesa le responde agradeciéndoselo e informándole de que tuvo que tirar “las dos latas de caviar que compré” tras el viaje a Rumanía que hicieron juntos. Los emails proporcionan todos los detalles de este placentero periplo y es cuando la denominación de “izquierda caviar” cobra aquí toda su grandeza y literalidad. Un fondo de inversión “en la cuenca del Danuvio” tras otro viaje a Lima (Perú) era otro de los “negocios” con los que los aduladores deBlesa llevaron el banco a pique. Los pormenores están en el libro.
Esta es la lista de consejeros socialistas que estuvieron respaldando a Blesa y que figura en los documentos internos que manejaba el banquero, incluidos en este libro. Son los siguientes:
Blesa y Díaz Ferrán llegaron a compartir temporalmente prisión, pero el banquero salió antes que el empresario


Llopis Gabaldón, Javier Julio
Quintana Víar, José
Castro Vázquez, Pedro
Arías Goytre, Félix
Conejero Melchor, Miguel
Contreras Sánchez, José
Díaz Plaza, Ignacio
Estébanez Estébanez, Pilar
Fernández González-Calero, Cándido
García Pontes, Joaquín




Pepe Acosta y Leguina: adversarios aparentes unidos por el Consejo de Caja Madrid

García-Hierro Caraballo, Manuel
González Zerolo, Pedro
Hernández Rodríguez, María Teresa
Iglesias Fernández, Oscar
León Conde, Rosa
Martínez Espinosa, Noelia
Merino López-Brea, Rafael
Rodríguez Martínez, José Manuel
Sánchez Carazo, Carmen