martes, 23 de agosto de 2016

MARIANO RAJOY NECESITA UN GOBIERNO SIN GASEOSA Y FUERTOTE. LOS TRABAJADORES EN CAMBIO NO NECESITAMOS UN GOBIERNO QUE NOS LLEVE A LA MISERIA, PORQUE YA LO TENEMOS.

Sanidad aprovecha el verano para cerrar camas y avanzar con sus políticas de desarticular la Sanidad Pública



Por Kaos. Tijeretazos y recortes sociales/ 22.08.2016
Sanidad parece que este año no tiene suficiente con proceder al cierre de camas hospitalarias, algo habitual desde que todo se mide por criterios economicistas, sino que quiere ir más allá: unificar servicios y unidades de las dos Áreas de Salud, proyecto al que se opone el Sindicato de Enfermería (SATSE).
00





La política de cierre de camas y recorte de personal durante todo el año, pero en especial durante la época estival es ya una política de estado que avanza. La Sanidad Pública severamente comprometida por la privatización abierta y encubierta y el constante saqueo de las empresas privadas y funcionarios/as corruptos/as. 

En Valladolid: El verano es una época propicia para que los políticos de turno adopten decisiones impopulares. Igual se puede modificar la intocable Constitución como derribar un colegio querido por un barrio. Sanidad parece que este año no tiene suficiente con proceder al cierre de camas hospitalarias, algo habitual desde que todo se mide por criterios economicistas,  sino que quiere ir más allá: unificar servicios y unidades de las dos Áreas de Salud, proyecto al que se opone el Sindicato de Enfermería (SATSE).
SATSE critica la incipiente unificación de servicios y unidades de las dos áreas de Salud de la provincia,tras las informaciones que en las últimas semanas han aparecido en los medios de comunicación, respecto a crear una unidad del Dolor y otra de Diagnóstico precoz de cáncer de mama para atender de forma unificada a los pacientes de las dos Áreas, dice una nota del Sindicato de Enfermería.
SATSE denuncia que esta unificación pueda suponer una modificación importante de las condiciones laborales de las enfermeras y otros trabajadores y que no se ha informado adecuadamente ni a los trabajadores ni a los representantes de los trabajadores. “¿Cómo se va a organizar  una misma unidad asistencial integrada por personal de las distintas Gerencias y diferentes Direcciones de Enfermería sin que esto tenga una repercusión directa sobre los profesionales?”, se pregunta el sindicato.
Una vez más”, añade SATSE, “se olvidan de las enfermeras y sus condiciones laborales y anteponen otros intereses que desconocemos”.
SATSE recuerda que ya se opuso en 2012 a la unificación de las Áreas de Valladolid que este Consejero [Antonio María Sáez Aguado] intentó poner en marcha, pues considera que “provocará un empeoramiento importante de las condiciones laborales y además un deterioro sustancial de la prestación de los servicios, pues está claro que el objetivo de la Consejería es disminuir el gasto, tanto en personal como en recursos materiales y eso supone que acabe afectando a los pacientes”.
“Por otro lado también está prevista una posible unificación de la actual unidad de Psiquiatría del Hospital Universitario Río Hortega pudiendo incluirse dentro de la del Hospital Clínico Universitario, o bien utilizando pisos tutelados, es decir que intenten externalizar el servicio, algo que a juicio de SATSE sería una privatización enmascarada“, concluye el Sindicato de Enfermería.

En Asturies: El hospital de Mieres cerrará hasta septiembre una planta con 28 camas
Sanidad tenía previsto clausurar el área al inicio del verano, pero aplazó sus planes por la alta actividad en el centro de Santullano.
C. M. BASTEIRO El hospital Álvarez-Buylla de Santullano (Mieres) ha cerrado finalmente una planta para encarar la bajada de actividad del verano. Las veintiocho camas del área de cirugía estarán sin actividad durante un mes. La Consejería de Sanidad del Principado tenía previsto cesar la actividad en esa planta ya a principios de verano, planificación que no salió adelante por la alta demanda asistencial en el área sanitaria del Caudal (nombrado área sanitaria VII).
La planta quedó vacía hace una semana. Se trata del área “Cuarto Sur”, destinada a la hospitalización de pacientes de cirugía general y digestivo. Son veintiocho camas cerradas, que se suman a otras veintiocho plazas que nunca han funcionado desde el traslado del viejo Álvarez-Buylla al nuevo edificio (de Murias a Santullano). El cierre de la planta produce también un descenso en la actividad de los quirófanos, con menos intervenciones programadas durante este mes de verano.
Es la primera vez en las últimas décadas que el hospital Álvarez-Buylla aplaza sus planes de cierre estival ante la alta actividad en el centro. De hecho, en el hospital de Riaño (Valle del Nalón, correspondiente al área sanitaria nombrada VIII), la planificación de ajuste se abordó ya a principios del verano. En concreto, según fuentes sanitarias, en el hospital se ha mantenido durante los últimos ejercicios la misma planificación: el cierre de dos plantas motivado por la caída de actividad entre julio y agosto. Este verano, están clausuradas dos áreas en la primera y la tercera planta: la primera B y la tercera A. La primera está destinada durante el resto del año a la hospitalización de pacientes de cirugías de varias áreas: urología, otorrino y oftalmología. En la tercera ingresan los pacientes de neurología y digestivo.
La vuelta a la normalidad en el hospital de Riaño será paulatina. Una de las plantas, según lo previsto, abrirá al final de la época estival: entre mediados de septiembre y principios de octubre. La otra retomará la actividad con la llegada de la gripe y el incremento de pacientes que supone el frío del invierno. Según las fuentes consultadas en el hospital de Riaño, es el método que se ha seguido en los últimos años. El hospital está a pleno rendimiento entre diciembre y junio.
En Mieres no habrá que esperar. Según ha comunicado la dirección a los representantes de la plantilla, está previsto que las veintiocho camas cerradas este mes se abran ya a principios de septiembre. Es el momento en el que también está previsto retomar el ritmo de la actividad quirúrgica: “Mantenerlo más tiempo sería perjudicial para la lista de espera”, afirmaron ayer trabajadores del centro hospitalario de Santullano. Con el ajuste en Mieres, los únicos hospitales que no reducen plazas este verano son Cangas del Narcea y Arriondas.
http://www.lne.es/cuencas/2016/08/20/hospital-mieres-cerrara-septiembre-planta/1972503.html

En Andalucía: Satse denuncia recortes y cierre de camas en el hospital de Antequera
El Sindicato de Enfermería Satse denunció que el hospital del municipio malagueño de Antequera «sufre también la política de cierre de camas y recorte de personal». Antes del comienzo del periodo vacacional, la propia dirección del citado «estableció un plan de cierre de camas en el periodo estival con el ‘conocido’ argumento de la baja ocupación» y «en el caso de la planta Materno-Infantil, dicho plan establecía la premisa de no ingresar pacientes ectópicos, es decir pacientes de otras especialidades».
Son «numerosas» las comunicaciones a la sección sindical Satse de profesionales de enfermería adscritos a la Unidad Materno Infantil, «denunciando la situación que se está produciendo a lo largo del mes de julio y principios de agosto como consecuencia del incumplimiento por parte de la dirección del centro del plan de cierre camas», ya que «son constantes los ingresos en esta unidad, de pacientes de otras especialidades».
Critican «la falta de sensibilidad y de compromiso en la gestión de la dirección ya que, como consecuencia de estas decisiones, pacientes intervenidas quirúrgicamente de patologías ginecológicas que requieren el necesario descanso, tienen que compartir espacio con los llantos de los recién nacidos» y «en las habitaciones destinadas a pediatría, adultos con diferente patología se mezclan con los niños». Ante el cierre de camas, las enfermeras de medicina interna, «como consecuencia de la sobrecarga de trabajo», reciben de la dirección como solución la realización de contratos de días «con la intención de sofocar únicamente el pico asistencial”.
Desde el Hospital de Antequera reiteraron que «la planificación del verano se hace en base a las previsiones de ocupación» y que «cuando la ocupación real supera a la prevista se contratan las enfermeras necesarias», asegurando que así ha ocurrido las últimas tres semanas con 20 contratos de enfermeras y 16 de auxiliar.
Prensa

En los Paísos Catalans:  Denuncian el cierre de 39 camas en el Francolí de Tarragona
Sindicatos y comité de empresa valoran llevar al juzgado los recortes de salario y la falta de personal. De momento, reclaman que se lleve a cabo una auditoría de gestión de la empresa.
Representantes de los sindicatos Metges de Catalunya, SATSE y CGT denunciaron ayer públicamente las carencias de gestión del Hospital Sociosanitari Francolí. Los trabajadores de este centro aseguran que la dirección ha acordado cerrar 39 de las 159 camas del centro durante el verano para evitar contratar personal sustituto durante las vacaciones.
Tani Francesch, del Sindicat de Metges, afirma que el pasado martes había 42 pacientes en lista de espera para ingresar en el centro, que depende del GiPSS –empresa pública adscrita al CatSalut–. «Muchos de estos pacientes son gente dependiente y de edad avanzada que se debe esperar en el área de Urgències o en planta del Joan XXIII» lamenta Francesch. Por otra parte, el colectivo denuncia que, en julio, unos sesenta de los 200 trabajadores del sociosanitario sufrieron un recorte de sueldo y que «nadie les ha dado explicaciones». Ante esta situación, los sindicatos quieren llevar a los juzgados las reducciones de salario y también exigen una auditoría de gestión de la empresa y no descartan iniciar moviliza