jueves, 26 de junio de 2014

UCRANIA (EUROPA): QUÉ PASA Y QUÉ PUEDE PASAR

Para qué un Maidán para América

Argumenty Nedeli

Traducido del ruso por Carlos Valmaseda

La guerra que se está desarrollando en el Donbás supone enormes amenazas para Rusia, Europa y el mundo entero, y el no darse cuenta de estas los arrastra a su extensión a una guerra regional y después mundial. Presentar esta guerra en los medios de comunicación mundiales como una lucha de las autoridades ucranianas por la integridad del país está tan lejos de su auténtico significado como la imagen de la agresión de Polonia por la propaganda hitleriana como una defensa de Alemania frente la agresión polaca. Con un poco más profundidad se trata en los medios de comunicación rusos esta guerra: como la oposición de la población del Donbás a la junta nazi que ha tomado ilegalmente el poder en Kiev.

Mientras tanto, sin entender los motivos y las fuerzas motrices de la escalada militar del conflicto no es posible detenerlo. De esto habla la falta de resultados hasta ahora de las conversaciones sobre el cese de la violencia y la solución de la crisis ucraniana. Parecería que todas las partes deberían estar interesadas en el cese de las acciones militares en el Donbás. Producen daños a Ucrania, a Rusia, al mismo Donbás y amenazan a Europa. Sin embargo, ni una vez todavía el lado occidental ha cumplido sus compromisos. El resultado invariable de todas las conversaciones ha sido un engaño directo por parte de los EEUU y sus protegidos de Kiev, utilizando las conversaciones para desviar la mirada y desorientar a los socios.

Conversaciones como engaño

Al principio los funcionarios de alto rango americanos y europeos, mientras apaciguaban a Yanukovich con promesas de no utilizar la fuerza, empujaban a los nazis a su deposición violenta y llevaron al poder a su gobierno marioneta. Después intentaron persuadir a Putin de no utilizar la fuerza, mientras incitaban al mismo tiempo a la junta bajo su control a la represión de la población rusa de Ucrania. Inmediatamente después del logro de un acuerdo para el desarme de las formaciones ilegales y el principio de un diálogo de toda la nación, el vicepresidente de los EEUU Biden llega a Kiev para apoyar las acciones de la junta, después de lo cual esta empieza una operación de castigo del ejército ucraniano contra la oposición del Donbás.

Mientras se asegura incesantemente al presidente ruso su compromiso con la paz y se pedía el cese de la violencia, los líderes de los EEUU y la UE apoyaban en serie el reforzamiento del terror de los militares ucranianos contra la población del Donbás. Mientras Rusia buscaba un encuentro para llegar a un acuerdo para el apaciguamiento del conflicto y la retirada de