miércoles, 23 de agosto de 2017

TERRORISMO A ERRADICAR. QUE DIGO YO, MI SEÑOR JEFE DE LA O.T.A.N., QUE CUANDO LE VAMOS A DAR, ENTRE USTED Y YO, QUE PARA ESTO NO HACE FALTA MÁS GENTE, UN MENEO DE BLOQUEO ECONÓMICO, TIPO CUBA, SÍ, CUBA, SÍ, A ESTOS MAL NACIDOS MULTIRICOS Y CRIMINALES QUE HAN CREADO Y FINANCIADO EL ISIS? QUE POR QUÉ NO ACUDO AL MARIANO? SR. JEFE DE LA O.T.A.N., PO FAVÓ, PO FAVÓ, SE LO PIDO, NO ME VENGA CON PIJOTADAS, QUE ESTO ES SERIO. SI EL MARIANO NO DICE UNA VERDAD PORQUE CREE QUE SI LA DICE SE PUEDE INTOXICAR. Y A MÁS A MÁS, NOI, NOSABE NI SIQUIERA LAS CUENTAS B, C, D, K y Q DE SU PARTIDO, SI ES COMO UNA BOINA COMEDORA DE JAMÓN DEL BUENO PUESTA EN UNA SILLA, CÓMO VA A SABER DE ESTO DEL BLOQUEO POR TIERRA, AIRE Y MAR ADENTRO Y DE LAS CONGELACIONES A -273º DE LAS CUENTAS EN ESPAÑA DE ESTOS CRIMINALES FINANCIADORES DE LOS CRIMENES DEL ISIS. ME VA ENTENDIENDO, NO? PUES, ESO. A VER SI UN DÍA DE ESTOS NOS VEMOS, NOS TOMAMOS UNA CAÑA, Y ADEMÁS HABLAMOS DE ESE 2% DEL PIB QUE USTED ME QUIERE ROBAR PARA SEGUIR GUERREANDO. PERO BUENO, ESTO YA ES UNA COSA PARTICULAR QUE TAMPOCO TENGO YO PORQUE IR AVENTÁNDOLA POR AHI



(Vídeo) Julian Assange: “ISIS fue financiado por los gobiernos de Arabia Saudí y Qatar”
Por Spanish Revolution
Kaos en la Red
22.08.2.017





Y os preguntaréis, ¿por qué esto no lo cuentan todos los periódicos o la televisión pública? Porque España está haciendo el AVE a La Meca o porque un multimillonario de Qatar tiene el 10% del Grupo Prisa.

















Y os preguntaréis, ¿por qué esto no lo cuentan todos los periódicos o la televisión pública?
Porque España está haciendo el AVE a La Meca o porque un multimillonario de Qatar tiene el 10% del Grupo Prisa.


*++

TERRORISMO. ¿ALGUIEN PUEDE CREERSE EL CUENTO DE LA LECHERA, DE QUE LOS MISMOS QUE LO HAN CREADO Y SE BENEFICIAN DE ÉL VENDIÉNDOLE ARMAS, CONSIGUIENDO PETRÓLEO, REALIZANDO INVERSIONES, RECIBIENDO INVERSIONES DE LOS JEFATONES DEL TERRORISMO..., A COSTA DE LA SANGRE DE INOCENTES, LO VAN A ERRADICAR? YO ME CREO, PORQUE ES MÁS LÓGICO, QUE POR EL MAR CORREN LAS LIEBRES Y POR EL MONTE LAS SARDINAS



Tras los ataques terroristas en Catalunya
Otra vez quieren que olvidemos el origen de este terrorismo



Roberto Montoya
Viento Sur
21.08.2.017 

Una vez más todos los grandes grupos mediáticos, los líderes de los principales grupos políticos y el mismísimo Felipe VI nos repiten al unísono: “lo importante es la unidad frente al terrorismo”; “los demócratas debemos estar unidos contra la barbarie”, “quieren acabar con nuestros valores, nuestro estilo de vida”.

Sí, claro que la unidad es importante, esencial en momentos tan dramáticos, pero ¿qué más? ¿cuál es la conclusión? ¿Qué hacer mientras se espera el próximo atentado?

Porque atentados de los llamados de signo yihadista -interpretación de la Yihad que no comparten una gran parte de los musulmanes- seguirá habiendo y previsiblemente aumentarán, en la medida que Daesh (Estado Islámico o ISIS) siga perdiendo territorio en Irak y Siria y se esfume el embrión de gran Califato Islámico que creó en 2014.

Daesh se juega su supervivencia. Su gran diferencia con respecto a Al Qaeda -de cuyas entrañas nació en Irak- fue dar vital importancia a la conformación de un Califato, un territorio que logró ir conquistando a base de una limpieza étnica y religiosa a sangre y fuego en Irak y Siria, hasta alcanzar a tener el control de un tercio del territorio de esos dos países y con proyectos de ampliarse a muchos más.

Daesh reconfiguró los territorios que fueron cayendo en sus manos y tomó el control total de grandes ciudades, como Mosul, con dos millones de habitantes, la segunda de Irak y muchísimas ciudades más, nombró gobernadores, nuevas autoridades, explotando sus instalaciones petrolíferas, sus empresas, dirigiendo su vida económica, política, social, judicial y religiosa.

Y ese fue el atractivo de Daesh para las decenas de miles de jóvenes del mundo musulmán y también de Europa y de otras regiones del mundo. Entusiasmados con la impresionante maquinaria mediática yihadista miles de ellos decidieron trasladarse a ese Califato en expansión que les vendían, “para vivir, crear familias y combatir por Alá, por un mundo sin infieles”.

Todo ese proyecto se está debilitando drásticamente y por ello Daesh recurre a sus células durmientes en Europa y, sobre todo, a los miles y miles de potenciales lobos solitarios a los que imanes fundamentalistas radicalizan hasta el extremo, o que se auto radicalizan vía Internet y redes sociales.

¿Qué hará España, qué hará Europa ante semejante desafío? ¿Endurecer aún más las leyes antiterroristas, que en el caso de España la Audiencia Nacional utiliza no solo contra el yihadismo sino también de forma arbitraria, para casos que nada tienen que ver con el terrorismo?

¿Cerrará aún más nuestras puertas y se cerrarán las de toda la UE frente a la avalancha de refugiados mayoritariamente de origen musulmán que se juegan la vida en el Mediterráneo tras perder familiares, amigos, viviendas, tiendas y empresas a causa de las cruentas guerras que padecen sus países? El 80 por ciento de las víctimas del terrorismo yihadista son musulmanes.

¿España -como otros países europeos- ralentizará aún más la llegada y la regularización antes de septiembre próximo de los más de 17 000 refugiados sirios con los que se comprometió en la UE en 2015 y de los que solo ha acogido hasta ahora a poco más de 1 300?

¿La UE dará aún más dinero al represor gobierno de Turquía que tanto ha ayudado a Daesh durante años, para que Erdogan impida ahora que pasen por su territorio camino a Europa miles de familias desesperadas, y las retenga en sus inmensos y colapsados centros de internamiento?

¿La UE dará también más dinero a un Estado fallido como Libia -al que ayudó a que sea Estado fallido- para que sus patrullas navales impidan la salida de pateras de sus costas y también para alejar a las ONG que intentan salvar la vida de quienes viajan en ellas en situaciones extremas?

Europa, el yihadismo y la crisis de los refugiados

“Europa tiene ya suficientes problemas como para hacerse cargo de las víctimas de guerras lejanas” nos dicen abiertamente los más declaradamente xenófobos e islamófobos, o lo hacen más subliminalmente otros, en España, en Europa, territorio de dictaduras, de las mayores guerras mundiales, escenario de horror, de genocidios, de limpiezas étnicas, hambrunas y éxodos.

La rica Europa quiere ocultar lo que