jueves, 12 de junio de 2008

¿A QUE ESTÁ JUGANDO EL GOBIERNO ARAGONES?

La zaragozana Expo 2008, que no es tan zaragozana como parece, viene a representar para Aragón días de abundancia y subidas de precios, o sea: días de abundancía vísperas de nada. Sin embargo, y también aunque no lo parezca, el pueblo de Aliaga es de Aragón, concretamente, de la Provincia de Teruel que, miren por donde, Teruel Existe.
(NOTA DE PRENSA FACILITADA POR MASZOOM)
Están en juego el futuro de 11 familias de Aliaga y la actividad económica y social de toda la población en una de las comarcas más deprimidas de Aragón

NeoElectra solicita al gobierno de Aragón que no les obligue a cerrar la planta de Aliaga

> La compañía se muestra dispuesta a ejecutar las soluciones que el INAGA le plantee al proyecto.


Teruel, 12 de junio de 2008.– El Consejero Delegado de NeoElectra, Antonio JB Cortés, ha confirmado en una rueda de prensa celebrada en Teruel su voluntad de hacer todo lo que está en su mano para adaptarse a la normativa exigida por el INAGA y mantener operativa la planta de cogeneración de Aliaga y desarrollar el proyecto de recuperación y reciclado de CO2.
Antonio JB Cortés ha rebatido, uno a uno, los principales argumentos contrarios recogidos en el informe del INAGA sobre la planta de Aliaga.
En primer lugar, ha comentado que cuando NeoElectra adquirió estos activos en 2005, la planta de cogeneración de Aliaga disponía de las autorizaciones correspondientes para su operación. “Nuestro objetivo fue entonces, incrementar la rentabilidad de la planta y con ello el número de empleos”, comentó.
Cuando en el año 2006 entra en vigor la nueva normativa medioambiental de Aragón, la planta de Aliaga solicita rápidamente la Autorización Ambiental Integral con la voluntad de cumplir los nuevos requisitos legales impulsados por el INAGA. “Después de un largo proceso de colaboración con las administraciones de Aragón y, en especial, con el Departamento de Industria; después de obtener el informe vinculante positivo de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el INAGA deniega la Autorización Ambiental Integral con un informe cargado de argumentos de discutible peso jurídico”, añadió Cortés.
En este sentido, el Consejero Delegado de NeoElectra ha confirmado que presentarán recurso a esta decisión del INAGA en el plazo recogido por la ley y que están dispuestos a modificar y solucionar los puntos que el INAGA considere mejorables para mantener el proyecto y los puestos de trabajo.
Cortés también ha querido poner de manifiesto que si bien “la factoría está situada en un enclave especial, el INAGA debe saber que la planta dispone de todas las autorizaciones necesarias para estar ubicados en este enclave. Por lo tanto, NO SOMOS ILEGALES. Aún así, la empresa está dispuesta a contratar al mejor estudio de ingeniería medioambiental para reducir el impacto visual de la planta y el INAGA lo sabe”.
En cuanto a la argumentación que asegura que la planta carece de concesión de agua y vertidos, Cortés ironizó: “Dicho así, cualquiera podría interpretar que la actividad de la planta de Aliaga genera vertidos de residuos al río. Sin embargo, quiero reiterarles que disponemos de un informe vinculante positivo de la CHE, que hemos logrado la certificación ISO 14001 de gestión medioambiental y NO vertimos nada al río. Los residuos que generamos son transportados en cisternas hasta un centro de tratamiento, y el INAGA lo sabe”.
En cuanto al caudal de agua solicitado, la compañía está tramitando la concesión del caudal mínimo operativo (20 litros por segundo), que permiten ser operativos gracias a la eficacia de las instalaciones de NeoElectra.
Antonio JB Cortés también comentó su sorpresa ante la acusación de utilizar cisternas de gas para el abastecimiento de la planta. “Todos ustedes saben que el Gobierno de Aragón gastó cerca de 2 millones de euros de dinero público para realizar una conexión entre la red principal de distribución de gas y la planta de Aliaga. Este proyecto está paralizado por el INAGA a menos de 200 metros de la industria, y el INAGA también lo sabe”.
Finalmente, Cortés manifestó que la empresa siempre ha tenido la voluntad de continuar su actividad y ha buscado soluciones constantemente: “Cuando la compañía detectó que el proyecto de la pisc