jueves, 3 de noviembre de 2016

QUIÉN TE ATONTA NO TE PUEDE "ESPABILAR" (ES DECIR, QUE NOS TENEMOS QUE INFORMAR, FORMAR Y OPINAR POR NUESTROS PROPIOS MEDIOS)





RAJOY AL GOBIERNO, GRACIAS TAMBIÉN A PODEMOS Y NOSOTROS








Aurora Despierta
Kaos en la Red
03.11.2016
     

Culpar sólo al PSOE es un gravísimo error, pues oculta la responsabilidad de Unidos Podemos y la nuestra por no luchar o haberlo hecho tan mal durante estos años de gobierno del PP y apostarlo todo a las urnas


rajoy-manda-imagen









Rajoy lo ha dejado muy claro. Vuelve al Gobierno para continuar con sus políticas, durante otros 4 años. Reclama gobernabilidad: colaboración al PSOE, postureo a Podemos, y a nosotros continuar con nuestra desorientación.

El golpe palaciego y el consiguiente cambio de posición en el PSOE (del No a un gobierno del PP, a la abstención, y dar paso a Rajoy), no tiene nada de “técnico”. Saben de sobra que o se comprometen con el PP o de lo contrario Rajoy (con la excusa del obstruccionismo del PSOE), irá pronto a nuevas elecciones que le costará al PSOE perder posiciones dado que, sobre todo gracias a ese golpe, el partido se ha quedado fracturado (sobre todo por su base y cuadros medios), hecho unos zorros y perdido imagen de fuerza opositora en favor de Unidos Podemos. Saben además perfectamente en el PSOE que lo de no dar cuartel al PP y, desde el Parlamento, revertir sus políticas, es, incluso desde el punto de vista parlamentario, un cuento.

[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados. En las opciones de herramientas del navegador, Guardar página como, Pagina web: Sólo html] [PASA este ARTÍCULO para fomentar el imprescindible debate] [IMAGEN: para apreciar bien el detalle, doble clic sobre ella, o ratón derecho y la mejor opción. Para quienes sean muy jóvenes y no lo hayan pillado: el tipo de letra (fuente Old English Text MT) de la palabra “manda” es muy similar al que se usaba profusamente en Alemania hasta al menos el final de la Segunda Guerra Mundial. Quiero hacer así alusión al poder de Alemania en la UE y España, y a una mentalidad y política muy conservadora, derechista y reaccionaria, como es la del PP]

En la reunión del Comité Federal, dirigentes tan destacados como Idoia Mendía y Patxi López (del PSE de Euskadi), dijeron:

¿De verdad creéis que para Rajoy esta legislatura va a ser un infierno?” “Cuando estás en el Gobierno, mandas” (Idoia Mendía)

Algunos creen que podemos gobernar desde la oposición. ¿Olvidamos que le damos a Rajoy la mejor y mayor herramienta que tiene un presidente, que es convocar las elecciones cuando le dé la gana? ¿Y qué, va a permitir que le estemos destrozando el legado? ¡No hombre! Convocará elecciones, y a la gente no se le habrá olvidado [la abstención del PSOE]” “No compremos hoy un respiro momentáneo al precio de ahogarnos en el futuro” (Patxi López).

Durante el primer intento de investidura de Rajoy tras las elecciones del 26-J, en el discurso para rechazarla que pronunció el posteriormente defenestrado Pedro Sánchez (por el PSOE), recuerdo que dejó muy claro que si por el criterio de desbloquear la situación se abstenía y permitía que Rajoy volviese al gobierno, el PSOE se convertiría en su rehén, pues por el criterio de asegurar la “gobernabilidad”, le exigiría más y más renuncias, su colaboración cómplice en todo lo relevante.

El PP tiene la mayoría absoluta en el Senado, gracias a un sistema de designación muy poco representativo. Desde el gobierno tiene la iniciativa para lanzar proyectos de ley, con prioridad sobre las proposiciones de ley del Congreso, que además puede vetar. El gobierno puede aprobar decretos-ley. Tiene además de su lado la “ obligación de cumplir con los compromisos con Europa” y la “estabilidad y sostenibilidad financiera” (la super-ley LOEPSF), o sea, los límites al gasto y recortes en los presupuestos generales del Estado, para llegar al déficit cero, conseguir superávits y bajar la deuda de algo más del 100% PIB al 60% PIB (en teoría para el 1-1-2020). Y con eso está plenamente comprometido el PSOE. Puede sacar adelante los presupuestos ganando apoyos parlamentarios con el resto de la derecha, y en el peor de los casos con la abstención (de sólo unos pocos diputados) del PSOE, al que reclamará nuevamente un “ejercicio de responsabilidad”, para “cumplir con los compromisos” del artículo 135 de la Constitución, el tratado europeo TSCG, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, y la española LOEPSF.

Si el Congreso resulta un incordio al gobierno del PP, desde el 3 mayo de 2017, cumplido ya un año desde la última disolución de las Cortes (para la convocatoria de las elecciones del 26-Junio 2016), el gobierno podrá disolver ambas cámaras (el Congreso y el Senado) y llamar a elecciones (NOTA 1), que cogerían seguro en muy mala situación al PSOE (todavía sin recomponer su imagen), pasando parte de sus votantes a la abstención (no a Unidos Podemos), lo que le permitiría al PP quedar en mejor posición que hoy, sea por trasvase de votos desde Ciudadanos o su segura colaboración.

O sea, el PP sigue teniendo cogida la sartén por el mango, y si el PSOE quiere dárselas de oposición, lo tiene cogido por los…

Hasta aquí lo que más o menos todas podemos decir sobre el particular. Pero ¿por qué el título de este artículo?

I.- El PARLAMENTO, la CORRELACIÓN de FUERZAS entre las CLASES SOCIALES, el cretinismo parlamentario podemita, y su ficción de oposición
El cretinismo parlamentario es el resultado de la creencia en que el Parlamento, con las proporciones de las fuerzas políticas, su capacidad legislativa, etc., puede conseguir grandes cosas para la clase trabajadora y el pueblo, que lo que impera en la sociedad son las leyes, las reglas, y que por tanto las clases sociales (la burguesía del Ibex 35), el Estado (por ejemplo, a través del ejército), se someterán a eso. Supone vivir como una burbuja, un mundo irreal.
Más allá de lo que todos podemos saber de por qué el PSOE se ha decidido finalmente a este cambio de posición (la presión de las grandes empresas, representadas en el Ibex 35, como ha reconocido el destituido Pedro Sánchez en la entrevista con Jordi Évole para el programa “Salvados” de “La Sexta” tv), hay algo que nadie está señalando y que contribuye al cretinismo parlamentario:

El Parlamento no puede ir por delante de lo que la correlación de fuerzas entre la clase capitalista y la clase trabajadora (proletariado) lo permite. Y esta correlación de fuerzas no es la correlación de fuerzas entre partidos, sino entre las clases, su capacidad para imponer sus intereses. Si en el Parlamento hubiese una fuerza de verdadera izquierda con un peso institucional mayor del que realmente tuviese la clase trabajadora en la efectiva lucha de clases (en los centros de trabajo y de estudio, barrios, “la calle”), la burguesía terminaría componiéndoselas (múltiples tipos de maniobras y trucos) para efectuar los ajustes necesarios y lograr que fuese la verdadera correlación de fuerzas entre las clases sociales (no los partidos) la que se exprese también en las decisiones del Parlamento y del Gobierno.

La clase trabajadora y sectores populares se encuentran hoy día extremadamente debilitados en su capacidad de resistencia y para impedir las agresiones que le lanza la clase capitalista y su Estado, y esto, de un modo u otro, es inevitable que tenga su reflejo en las decisiones parlamentarias y de Gobierno, independientemente del número de diputados de cada fuerza política.

¿De verdad creíais que la burguesía iba a renunciar a la reforma laboral sólo por la aritmética parlamentaria, cuando la clase trabajadora es incapaz de hacerle frente en las empresas, y cuando la clase trabajadora europea ha sufrido una gran derrota en Francia, al imponerse ahí la reforma laboral “a la española” (así lo han reconocido desde el gobierno “socialista” francés, su promotor) gracias, entre otras cosas, a la pasividad de los sindicatos españoles, el silencio cómplice de Podemos e Izquierda Unida, y estar tragando nosotros a diario con ella?

¿De verdad creíais que la burguesía renunciaría a los recortes sociales (con la excusa del déficit y la deuda) cuando en la calle ha desaparecido la lucha de resistencia y hemos sido tan ESTÚPIDOS que no hemos sabido plantear ¡desde mayo de 2012! (no será porque yo no he insistido mil veces) un objetivo tan de cajón como es la derogación de la super-ley austericida LOEPSF? No, no lo voy a explicar otra vez. He llenado ya varios cientos de páginas en Kaos en la red, haciéndolo. Tendréis que leer alguno de mis artículos si todavía no os habéis enterado y de verdad no queréis que nos machaquen. Aporto los enlaces al final de éste.

¿De verdad creíais que la supercentralizadora ley LRSAL (municipios, diputaciones…) se derogaría cuando ni desde los municipios podemitas se ha lanzado una campaña contra ella, ni tampoco contra la austeridad que supone la LOEPSF?

¿De verdad creíais que la burguesía renunciaría a la “ley mordaza” cuando hemos demostrado que ha tenido un efecto tan disuasivo, intimidándonos excesivamente, desapareciendo prácticamente las movilizaciones desde que entró en vigor?

Y así con todo lo que tenga alguna relevancia para la burguesía y su Estado.
El PSOE no es un partido obrero reformista, sino un partido burgués con clientela trabajadora. Es el ala izquierda del partido único del Ibex 35. Por tanto, siempre acabará anteponiendo los intereses capitalistas y del Estado burgués a los intereses de los trabajadores/as. Si además, no se siente presionado, obligado a nada, porque “la calle” está muerta desde 2013 ¿cómo iba a adoptar una política que de verdad echase atrás toda la obra del PP cuando la burguesía española y europea reclama su permanencia?

Lo que la burguesía ha hecho desde sus partidos, desde las grandes empresas del Ibex 35, sus medios de comunicación, y sus fieles sirvientes como el expresidente “socialista” Felipe González y los “barones” y “baronesa” del PSOE, es dar un golpe para defenestrar a Pedro Sánchez, cambiar el rumbo del PSOE, y adecuar el resultado electoral, la aritmética parlamentaria, a la verdadera correlación de fuerzas entre las clases sociales, por tanto, volver a darle una victoria total a las políticas más agresivas de la burguesía, que responden a su actual ofensiva para imponer el Nuevo Régimen de la Unión Europea, de la eurozona, más antidemocrático, anti-obrero y antipopular.

Los más inteligentes y astutos entre la burguesía saben que en Parlamento hay que mantener una ficción de oposición. Ha sacrificado al PSOE en esta maniobra, porque ahora cuenta con Unidos Podemos para seguir dando la impresión de que desde el Parlamento, con sólo tener más votos, se pueden conseguir grandes cosas, y así que la clase trabajadora y sectores populares, en vez de luchar y hacerse fuertes al margen del teatro parlamentario, sigan cruzados de brazos y depositando sus esperanzas en el Parlamento, y en concreto en la “oposición de verdad, de la buena” de Unidos Podemos.

En artículos previos (tienes el enlace al final de éste) ya he desenmascarado que Podemos e Izquierda Unida (Unidos Podemos) no sirven para luchar “en la calle” y ni siquiera para pelear por nosotros en el Parlamento. Por eso su silencio total ante la lucha contra nuestra ley llevada a cabo en Francia por la clase trabajadora francesa. Por eso que no planteen en ningún momento la lucha por la derogación de la LOEPSF, y sigan haciendo juegos florales sobre el artículo 135 de la Constitución, un enfoque totalmente equivocado del asunto. Y no, no me repetiré aquí. Llevo cuatro años haciéndolo. Quien no quiera que le tomen el pelo, deberá tomarse el pequeño trabajo de leer mis artículos.

Pero la burguesía se sigue guardando en la manga la carta del PSOE como partido de la oposición. Sea mediante Pedro Sánchez o cualquier otro líder del PSOE, la votación NO por parte de los siete diputados por Cataluña (el PSC), y otras minorías (¡de 84 diputados, solo 15 NO por todo el PSOE: 7 del PSC, 6 del resto, y 2 independientes!), seguirá cultivando entre el pueblo la imagen de que hay un PSOE “bueno”, para así servir de complemento o de recambio a Podemos si se va desgastando en el Parlamento porque tampoco hace nada serio “en la calle”. En tanto, procurará que el PP dure 4 años en el gobierno, de modo que, sin ocasión de nuevas elecciones, Podemos no se refuerce, no complique la aritmética parlamentaria, y el PSOE pueda ir recomponiéndose para un nuevo reto electoral.

Mientras, desde el parlamento y desde las empresas, los centros de estudio, “la calle”, tanto el PSOE como Podemos, como Izquierda Unida, y los sindicatos, continuarán su labor de atontarnos, engañarnos, ofreciéndonos objetivos que sólo acaban conduciendo a nuestro agotamiento y derrota, como hasta hoy. Y algo muy parecido organizaciones como las que impulsaron las “Machas de la Dignidad”. Nada nuevo bajo el sol. Os invito a leer el documento sobre las Marchas, con enlace al final.

Y sí, la clase trabajadora y sectores populares tenemos una enorme responsabilidad en lo que está pasando, pues seguimos creyendo en los Reyes Magos. Nada vendrá de la dinámica parlamentaria que sea bueno de verdad para nosotros si no hemos creado antes una correlación de fuerzas en las empresas, los centros de estudio, los barrios, que lo justifique. Es decir, que lo ganamos “en la calle” y el Parlamento se limita a ratificarlo. Y haciéndolo así, no es preocupéis si en él no hay más que derechona, porque la burguesía sabe adaptarse a la realidad, promocionar rápidamente lo que haga falta (ya vimos como levantó a un PSOE inexistente durante el franquismo o cómo ahora ha creado a Ciudadanos), y hasta hacerse el harakiri institucional si es para adecuarse mejor en su dominación, como se vio con la Transición desde el propio régimen franquista.

Si dejamos de luchar porque lo apostamos todo al voto, de un modo u otro, acabarán ocurriendo cosas como ésta. La burguesía tiene la experiencia de dos siglos para saber cómo mover las fichas, cómo maniobrar y hasta hacer trampas para salir ganando en el tablero parlamentario, cuando ya lo está haciendo en el verdadero campo de batalla: las empresas, centros de estudio, barrios, “la calle”.

A quienes queráis profundizar en la cuestión parlamentaria y la posición al respeto de los comunistas, os invito a leer en mi libro “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica” (enlace al final), el Capítulo XII “La INTERVENCIÓN COMUNISTA en las ELECCIONES en el Estado burgués”.

II.- La CLASE TRABAJADORA atomizada, paralizada y expuesta al choque de trenes entre las burguesías catalana y española

La derrota de los trabajadores/as franceses, imponiéndoles la reforma laboral “a la española”, es un durísimo golpe al proletariado europeo que no tardará en hacerse notar en múltiples campos.

Si ya eran pocas las posibilidades de revertir al menos la reforma laboral del PP, ahora mucho menos, porque el conjunto de la burguesía se siente mucho más fuerte, pues han doblegado a la sección del proletariado menos débil de toda Europa (y tal vez del mundo): los franceses.

Y a eso ha contribuido enormemente Unidos Podemos que no ha movido ni un músculo por los franceses, ni informándonos, sabiendo que haciéndolo nos habríamos ayudado a nosotros mismos.

Unidos Podemos, pese a los recortes que vendrán, seguirá sin impulsar la lucha por la derogación de la LOEPSF, por lo que condenará a la dispersión y la derrota las luchas de resistencia que se presenten contra los recortes en pensiones, sanidad, educación, etc.

Por si esto fuera poco, asoma un riesgo de mayor división y hasta enfrentamiento en nuestra clase, a cuenta del independentismo catalán y de la negativa del españolismo a la expresión de la voluntad catalana mediante un referéndum, que debiera exigir una mayoría cualificada (no sólo más del 50% de los votos como pretenden imponer los independentistas catalanes).

La decisión del PSOE de abstenerse, la exigencia de hacerlo en bloque todo el grupo parlamentario (cuando bastaba con 11 abstenciones), pese a la oposición del partido en Cataluña (PSC, votó 7 noes) que de abstenerse se vería mucho más aislado por el rechazo de la inmensa mayoría de los catalanes a Rajoy y el PP, y el peso que en todo esto ha tenido el partido en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, demuestra dos cosas.

Uno.– Donde más fuerza tiene el partido es donde más pesa el españolismo centralista, negador del derecho a referéndum en Cataluña para decidir si quieren separarse o no o qué. Esas autonomías atrasadas (económica, social y políticamente), requieren de fondos que provienen en parte de los impuestos en Cataluña. Así que no quieren correr el riesgo de perderlos, aunque sea obligando los catalanes por la fuerza a seguir en España.

Dos.- Al ceder el PSOE el paso al PP, de un cerril españolismo autoritario, prepotente y represivo, cerrado a cualquiera acuerd