lunes, 14 de noviembre de 2016

INJUSTA CENSURA EN FACEBOOK



Querido amigo Chapardi. No me seas un quisquillete meliflú. Si facebook te ha sancionado, muy requetebien que está. Dios que todo lo puede, todo lo ve y todo lo sabe, así lo ha querido. Carga, pues, con tus pecados.

Yo te perdono. Fíjate, me has caído bien. Como penitencia, reza conmigo tres Dios te salve Reina y Madre, lava tus pecadores dedos con agua y unas gotas de lejía y, no se te ocurra pecar más, que ya ves que estoy al tanto, y a la próxima te zurzo.

Ahora, mi querido hermano, razonemos tus pecados, para que comprendas la que has podido liar con la publicación de tus rozaduras por una caída (que eso es materia sensible, y no me digas que no, que te coloco otros tres Dios te salve y me quedo más ancho que largo).
Imagínate por un momento, que por h o por c o por j o por z (la b no se puede mencionar, porque es la naturaleza del dinero con que ha financiado el PP algunos de sus asuntos, y a mi no me gusta hablar de política) las fotos de tus rozaduras llegan a la vista de nuestra flamante ministra del Ejército, hiere su sensibilidad, le empieza a borbotear la conciencia en las noches de luna clara y llega a la siguiente conclusión que sale aplicando una regla de dos simple: si por una caída salen tres rozaduras, ¿Cuántos asesinatos puede producir una bomba inteligente bien tirada? El resultado este llega a oídos del marido de al señora ministra del Ejército que es un gran hombre de negocios de armas tomar, el cual, a sí mismo se dice: a tomar pol culo, que no hago negocios yo con la guerra, y que ahora mismo me meto a fraile de clausura. Te das cuenta, alma de cántaro la que has podido liar, la cantidad de negocios con la guerra que has podido joder.

Date, pues, por contento y bien aventurado, porque facebokk te ha sancionado por algo y durante tres días, que a mi por nada (ni fotos ni leches), a pesar de que también me sancionó con 72 horas, se ve que no contaron bien las horas y me mantuvo la restricción de publicar casi un mes.

Y, nada, pecador, que aquí estamos para lo que se ofrezca.

* * *
 
Por Chapardi
Kaos en la red
14.11.2016