domingo, 23 de septiembre de 2012

HUELGA GENERAL -GREBA OROKORRA EN EUSKADI Y NAVARRA. DÉMOSLE DONDE MÁS LE DOLERÁ: LA LEY DE ESTABILIDAD / AURORA DESPIERTA


Sociología Crítica
 Posted on 2012/09/23 

Ataquemos al Tratando y Ley de Estabilidad antes de que ese cañón empiece a causar estragos en nuestras condiciones de existencia. Un estandarte tras el que formar las filas del conjunto de la clase trabajadora de la UE. El 26 de septiembre es un buen día para empezar ese camino de victoria.

Ya sabemos cuáles son las agresiones de la burguesía y del Estado para abaratarnos como clase trabajadora: mayor explotación en el trabajo y los recortes en los gastos sociales del Estado. También cuáles son los instrumentos: la reforma laboral, las leyes de recortes en aplicación del Pacto de Estabilidad de la U.E. objetivo déficit inferior al 3•del PIB, como el decreto ley 20/2012. 

Pero aquí no queda todo. La burguesía ya tiene preparado su gran cañón. Sus proyectiles tienen una enorme capacidad destructiva y se pueden disparar desde una gran distancia, exactamente desde 2020 hacia aquí. Se trata de la Ley de Estabilidad, versión española delTratado de Estabilidad de la U.E. 

 En su parte más importante entrará en vigor en 2020, pero sus efectos se van a dejar sentir mucho antes de lo que creemos y con gran fuerza. ¿Nos quejamos de que, con la excusa del déficit 3% del Pacto de Estabilidad, nos están aplicando enormes recortes sociales, profundizando la crisis y con ello aumentando el paro para abaratarnos más? Pues la Ley de Estabilidad exige que para 2020 el déficit sea del 0%. O sea, que a la burguesía del estado español y de la U.E. no les basta con lograr a nuestra costa el objetivo del Pacto de Estabilidad, sino que no descansarán hasta bajar otros tres puntos del déficit para llegar a 0% en 2020. ¡Y nos podemos imaginar cuál podría ser el coste, sobre todo cuando, a partir de 2020, el pago de la deuda a los acreedores tenga prioridad absoluta sobre cualquier gasto social, y los posibles superávits vayan destinados a la reducción de la deuda! 

Si para el Presidente Rajoy y su gobierno, el objetivo del déficit tiene prioridad sobre cualquier otra consideración, como la creación de empleo, lo mismo ocurrirá para la siguiente legislatura, sea el gobierno del PP, del PSOE o de otros partidos o de coaliciones, o de algún tecnócrata que ni siquiera habremos votado. Porque el PSOE, PNV, UPN y otros han ratificado el Tratado de Estabilidad del que deriva esta Ley, y tendrán que cumplirla. 

 Pero ahí no termina la amenaza. Si una comunidad autónoma no puede cumplir incluso ya antes de 2020 sus límites de déficit, y se ve obligada a pedir el rescate al gobierno central, éste la “rescatará”, pero a cambio de imponerle un programa de “ajustes”, es decir, de recortes, que pagaremos nosotros. 

 En (Portugal,) el Pacto de Estabilidad de la U.E. está sirviendo de pretexto para que los trabajadores portugueses sufran enormes sacrificios. Pero ya están empezando a decir basta y ¡han logrado que el gobierno retire su pretensión de recortarles un 7% del salario para aumentar su cotización a la Seguridad Social a la vez que se la bajaría a los empresarios! Es una victoria que demuestra que sólo la lucha paga, que si nos acobardamos ellos se lanzan a más agresiones, pero que si les hacemos frente con decisión, pueden echar marcha atrás. Sin embargo no deben bajar ni por un momento la guardia pues la burguesía está pensando otro derecho para hacer el recorte y muy pronto volverá a la carga con mucho más ya que, cueste lo que cueste, debe conseguir los objetivos del déficit del Tratado de Estabilidad para 2020. 

En Francia está surgiendo un importante debate público a cuenta de la ratificación pendiente del Tratado de Estabilidad de la U.E, que allí también acabará traduciéndose en alguna ley nacional que supondrá el abaratamiento de la clase trabajadora a cuenta de los gastos sociales del Estado sanidad, educación, pensiones, subsidios, etc., aunque tal vez no con la gravedad de Portugal o España. 

Hay algunos países que no tendrán mayores dificultades para conseguir el objetivo del Pacto de Estabilidad (Alemania ya está en el 0% del déficit), pero sí podría costar mantenerse en ello hasta y a partir de 2020; y el objetivo de bajar la deuda pública al 60% del PIB cuando en 2020 Alemania estará en el 100%, también supondrá sacrificios a los trabajadores/as alemanes a costa de los gastos sociales. La clase trabajadora alemana, desde que la social-democracia impuso, a comienzos de la década de 2000, la llamada Agenda 2010, viene sufriendo de recortes en el “Estado de bienestar”, una reforma laboral que da más poder a las empresas y la extensión del trabajo precario con los mini-jobs 400 euros. Los trabajadores/as alemanes no son unos privilegiados, sino que sufren a su propia burguesía como nosotros a la del estado español y a toda la de la U.E. Ellos son nuestros potenciales aliados y no debemos perderlos por meter a todos los alemanes burgueses y trabajadores en el mismo saco y menos por tratarles de “nazis” u otras idioteces semejantes impulsadas por la burguesía para distanciarnos y enfrentarnos los unos a los otros. 

Necesitamos atacar al gran cañón del conjunto de la burguesía europea antes de que empiece a causar estragos en nuestras condiciones de existencia, y para así debilitar su estrategia. Levantar la bandera de la lucha contra la Ley de Estabilidad y el Tratado de Estabilidad de la U.E., es levantar un estandarte tras el que formar las filas del conjunto de la clase trabajadora de la Unión Europea. 

¿Para qué lo necesitamos? A) Para reunir las fuerzas necesarias para vencer a la aplicación estatal del Tratado, pues la burguesía de cada Estado no cederá salvo ante una gran fuerza, pues cuenta con el apoyo de la burguesía del resto de la U.E. Sólo debilitaremos a esas fuerzas de apoyo, si sus propios trabajadores también luchan contra ellas, si se les rebela la retaguardia. Es decir, si nos unimos todos contra el Tratado y sus versiones estatales. (B) Para tener un gran objetivo común que nos permita avanzar juntos contra el conjunto de la burguesía europea, y surgida esa unidad, extenderla a más objetivos, sea el Pacto de Estabilidad o cualquier otra medida que vaya sacando la U.E. Como están demostrando los casos de Grecia, Irlanda, Portugal, la lucha aisladaen el marco estatal o nacional, nos llevará al agotamiento de nuestras fuerzas y finalmente a la derrota. Separados, terminaremos derrotados ante la burguesía europea unida utilizando todos los resortes de sus estados y de las instituciones de la U.E. No basta con gestos de unidad y solidaridad con los trabajadores/as de otros países si cada cual seguimos luchando por nuestra cuenta sin objetivos comunes. No basta con saludos y frases de apoyo; necesitamos una estrategia común para luchar juntos por objetivos comunes. Los trabajadores/as franceses no van a unirse por ahora con los portugueses para luchar contra su “rescate”, pero sí pueden hacerlo para luchar contra el Tratado que afecta a ambos y a partir de ahí es más fácil que pueda extenderse la solidaridad aunque no se comparta la misma agresión. La lucha contra el Tratado de Estabilidad, sea cual sea su concreción estatal, es un gran pilar para desarrollar nuestra unidad y un medio para debilitar la estrategia y ofensiva conjunta de la burguesía antes de que nos derroten y destrocen. 

 El sindicato vasco LAB ha sacado un comunicado conjunto con el sindicato griego PAME, con motivo de que el 26-S está convocada también en Grecia una huelga general. Pero a pesar de las declaraciones anticapitalistas no parece que se dé ni un solo paso en fijar objetivos comunes, en la línea que planteo aquí. 

En Euskadi y Navarra es legítimo pretender conseguir una mejor correlación de fuerzas y que las leyes autonómicas y forales así lo reconozcan. Pero a medio y largo plazo eso no nos va a salvar de la ofensiva estratégica del conjunto de la burguesía, incluida la vasca. Son muy fuertes y se juegan demasiado como para perderlo por el respeto a un marco laboral nacional. El txoko, en lugar de ser nuestro refugio, se puede convertir en un rincón en las cuerdas del ring en el que nos arrinconarán, y vapulearán hasta dejarnos kao. No debemos ir exclusivamente en la dirección de conseguir mejores condiciones en nuestra nacionalidad, sino ante todo, de impulsar todo aquello que pueda forjar una mejor correlación de fuerzas a escala europea y esto significa levantarobjetivos unitarios para los trabajadores europeos y el más significativo por el momento es la lucha contra el Tratado de Estabilidad y sus versiones nacionales. Cuanto mejor sea la correlación de fuerzas entre la clase trabajadora y la burguesía a escala europea, mejor podrá ser a escala estatal y nacional. La lucha de Portugal, Grecia, etc., demuestra que nuestra fuerza no vendrá dada por la suma de luchas aisladas, sino por la suma de luchas con aspiración de unidad europea, de lucha conjunta de toda la clase trabajadora europea por objetivos comunes. De lo contrario iremos en la dirección que nos lleva a un mayor aislamiento y la derrota, aunque los sindicatos saquen declaraciones conjuntas con los de otros países. 

Cuando el objetivo de la burguesía es cargarse hasta la negociación colectiva, atomizar, individualizar cada vez más las relaciones laborales, la pretensión de lograr un marco nacional autónomo de relaciones laborales es un sinsentido si estamos muy debilitados y de