sábado, 18 de septiembre de 2010

SOBRE BALIENTES Y OMBRES

El presidente del gobierno español, Zapatero es un baliente y Sarkozy que es colegí de Zapatero en empeorar las condiciones de vida de todo aquel que para vivir tenga que trabajar, pero por lo francés, es un ombre.
La balentía de Zapatero hay que escribirla necesariamente con B, porque no se refiere a defender el pensamiento que uno tenga contra viento y marea, ni al hecho de sacar adelante a una familia mediante el trabajo personal y con un salario de menos de mil euros al mes, sino a que los demás vivan cada vez peor, o sea, trabajando más por menos dinero y en peores condiciones para que los ricos sean cada vez más ricos.
La ombría que se refiera a Zarkozy se escribe sin H. Y no porque Sarkozy sea cortito de estatura y tenga que gastarse un pastón en hacerse fabricar zapatos con tacones altos (cuando muchos no tienen ni para comer) para llegarle al ombliguillo a su mujer, sino por hacer que le decoren una habitación del avión presidencial, el polvímetro, en tonos pasteles, por hacer cuanto puede por empeorar las condiciones de vida de los trabajadores franceses, utilizando para ello (como baliente Zapatero) todos los medios de que dispone el Estado como si fueran suyos y, como Hitler en sus principios (que Hitler no empezó quemando judíos, antes tuvo que asentarse en el poder y construir los hornos), haber empezado con la deportación de los gitanos.
Baliente Zapatero apoya ombre Sarkozy. No permite baliente Zapatero que a ombre Sarkozy se le critique por la deportación de los gitanos.
Para baliente Zapatero lo que importan son las formas y no el fondo. Los gitanos pueden ser deportados de Francia sin ningún obstáculo, según baliente Zapatero, y consumado el hecho, después ya se le buscará una chupiguay denominación, según la cual los hecho puedan quedar desmentidos y los gitano deportados no sean tales, sino simplemente una eventual trasladación de Francia a sus países en tanto en cuanto Sarkozy se puede mantener de pié en sus tacones altos para uso y disfrute de al riqueza que él no crea.
Y no crean que Zapatero es tonto, que ni lo es ni yo he dicho tal cosa. Zapatero en sus consejas para que ombre Sarkozy no resulte salpicado de mierda fascista por la deportación de los gitanos sabe de lo que habla: en España los parados van a dejar de serlo, porque Zapatero los va a mandar a todos a que hagan un cursillo, porque un cursillista es un cursillista y no un parado, aunque no tenga trabajo y esté inscrito como demandante de empleo en el Inem.
Como simpleza mental y unilateralidad no está nada