lunes, 17 de mayo de 2010

EN GRECIA COMO EN ESPAÑA Y COMO EN CUALQUIER OTRA TIERRA QUE CUEZAN HABAS. ARTICULO DE Ilias Ziogas

GRECIA: ENTRE EL MIEDO Y LA ESPERANZA

El 4 de octubre del 2009, después de cinco años de un gobierno casi catastrófico por parte del partido de la derecha, Nueva Democracia, los “socialistas” del PASOK regresaron al poder. Había sido una campaña electoral tensa, centrada en el estado preocupante de la economía griega, y los posibles caminos para enfrentar sus problemas. Giorgos Papandreou, el líder del PASOK, se oponía con fuerza a las medidas de austeridad que proponía la derecha. “Hay dinero”, insistía. Se comprometió a unas políticas económicas keynesianas, con una redistribución de la riqueza mediante un sistema de impuestos más progresivo y protegiendo el poder adquisitivo de las clases bajas y medias. “No vamos a aumentar el IVA... nos comprometemos a unos aumentos de los salarios públicos al menos iguales a la inflación”, estaba declarando con certeza. Casi el 44% de los votantes confió en sus palabras, dando al PASOK un triunfo electoral casi histórico.



En los meses siguientes, el cambio político se sentía como aire fresco, y la popularidad del nuevo primer ministro estaba por el cielo. Pero, ya en enero, la presión por parte de los mercados financieros y la UE para que el gobierno griego adoptara medidas restrictivas, había alcanzado unos niveles insoportables. Papandreou se enfrentó a un dilema crucial. Por un lado, seguir con sus compromisos electorales significaría una confrontación con mecanismos ultra-poderosos. Por otro lado, abandonarlos significaría traicionar la voluntad democrática popular. El primer ministro no tardó en elegir el segundo, y el 2 de febrero anunció que los salarios en el sector público se congelarían. Desde entonces, los anuncios de medidas “urgentes y especiales” han seguido como avalancha. El 3 de marzo, la congelación de los salarios públicos se convirtió en una reducción de 10% en promedio, y se añadieron aumentos importantes del IVA y de los impuestos indirectos (en la gasolina, el tabaco, las bebidas alcohólicas etc.