jueves, 2 de mayo de 2019

PRESIDENTE ELECTO DE VENEZUELA (que no es el muñaco-titere rico de USA, criminal Guaidó) EXPLICA LA SUPERACIÓN DEL ACTO TERRORISTA CON PRETENSIONES MILITARES-PETROLERAS PERPRETADO POR CRIMINALES. DE ESTOS DATOS QUE APORTA EL PRESIDENTE DE VENEZUELA NO DICEN NADA O LOS TERGIVERSAN LA CADENA COPE, LA SER, LOS PERIODICOS EL PAÍS, EL MUNDO, ABC Y OTROS PANFLETOS PERIODISTICOS, CON LO QUE EN SUMA, VIENEN A JUSTIFICAR Y A IMPULSAR QUE LOS VENEZOLANOS SE MATEN EN TRE SÍ. PERO QUE NO SE ME PREOCUPE NADIE POR EL PADRE DE GUAIDÓ, QUE ÉL LUCHA A BRAZO PARTIDO CONTRA LA ARENA DE LAS PLAYAS DE TENERIFE PARA RESTABLECER EL ORDEN EN VENEZUELA

EL FASCISMO FINANCIERO, ULTIMA FORMA DEL CAPITALISMO ANTES DE SU EXTINCIÓN, QUE SURGE A RAÍZ DE LA CRISIS DE 2008, NO PUEDE RENTABILIZAR YA LOS CAPITALES INVERTIDOS MÁS QUE CON LA INTENSIFICACIÓN DE LA EXPLOTACIÓN DEL ASALARIADO, MEDIANTE LA BAJADA DE SALARIOS Y PRECARIZACIÓN LABORAL, Y EL SAQUEO DIRECTO DE LOS BIENES PÚBLICOS, COSA QUE EXPLICA LOS RECORTES SOCIALES DEL PASADO, DEL PRESENTE Y DE LO QUE TE TENGO QUE RONDAR, MORENA ¿Y, ME DECÍA USTED QUE CUÁNTOS PUESTOS DE TRABAJO VA A CREAR AHORA QUE ESTAMOS EN CAMPAÑA ELECTORAL...? ESO NO ES NADA HOMBRE, YO CREARÉ 19 MILLONES Y PICO DE PUESTOS DE TRABAJO MÁS QUE USTED Y, SIN DESPEINARME, QUE ESA ES OTRA



EPA primer trimestre 2019: El ruido de la campaña política silencia la realidad de las clases asalariadas

Tercerainformación / Redacción
01/05/2019 

El primer trimestre del 2019 muestra una realidad consolidada de un mercado del empleo presidido por la precariedad, la rotación (trabajo/desempleo), el incremento de los contratos indefinidos (cuya antigüedad es menor de 2 meses) que luego no se consolidarán, y las mayores cuotas de desigualdad que, como siempre, le corresponden a las mujeres: menos empleadas y menos activas (ocupadas) que los hombres.


Cualesquiera de los datos estadísticos, desempleo, con incremento de casi 50.000 personas más, especialmente mujeres; disminución de la contratación temporal, situándose el número de personas asalariadas con contratos temporales en 4.233.700, así, la tasa de temporalidad (la proporción de personas asalariadas con un contrato temporal sobre el total) cae al 25,9%; incremento de 89.900 con contratos indefinidos - hasta situarse en 12.124.000 personas empleadas.

Que los contratos indefinidos aumenten, por encima de los contratos temporales, no significa nada más que ambos contratos son igualmente precarios y volátiles: bajos salarios y facilidad para desprenderse de dichos contratos (fácil y barato despido), como consecuencia de la Reforma Laboral del 2012.

Así ha venido sucediéndose desde que entró en vigor la RL del 2012: de los más de 11 millones de contratos indefinidos entre 2012 y 2018, 3,4 millones no alcanzaron el año de duración y solamente 7,6 millones superaron al menos un año. El cuarto trimestre de 2018, según la EPA, muestra que solo el 63% de los contratos indefinidos firmados en ese año, se mantienen y, si nos retrotraemos a 2017, solamente se mantuvieron el 50%.

El tema del paro o desempleo (nunca voluntario), sí que es vergonzoso, por miserable, tanto por cómo lo presentan los políticos como por las estadísticas oficiales. El relato de ambos no hace sino esconder la realidad: el paro, el desempleo es muy superior al reflejado estadísticamente, con independencia que la “semana santa” haya caído o no en marzo.

Trabajadores y trabajadoras a tiempo parcial involuntario (que desearían trabajar con un sueldo completo), infra empleo –economía sumergida-; millones de horas semanales que no se abonan y que secuestran 74.000 empleos y los millones y millones de horas y el número de personas (mujeres de manera absolutamente mayoritaria) que trabajan en la esfera de la reproducción social (cuidados) y no cuentan en las estadísticas</