sábado, 10 de junio de 2017

PERIODISTAS GUAY, QUE NO ES PECADO INFORMAR VERAZMENTE NI IMPLICA NECESARIAMENTE PERDER NINGÚN ÓRGANO VITAL O NO VITAL, LO ÚNICO QUE PODRÍA PASAR SERÍA COBRAR MENOS O, INCLUSO, NO COBRAR



RT saca a la luz "uno de los 'fakes' más aterradores sobre Siria"            

8 jun 2017

Margarita Simonián, directora general de RT, ofrece a los periodistas de medios occidentales ir a hablar con la familia del niño cuya imagen fue manipulada para favorecer la retórica antirrusa en el conflicto sirio.
                       

Se trata de la historia de Omran Daqneesh, el niño que se convirtió en símbolo del sufrimiento de Alepo tras divulgarse su foto después de un bombardeo en agosto del 2016. Entonces diversos medios de comunicación difundieron imágenes del menor cubierto de polvo con una herida en la cabeza, asegurando que había sido víctima de una bomba lanzada por un avión de las fuerzas gubernamentales sirias o rusas.



Zajárova propone a la CNN que haga un "reportaje honesto" sobre el niño de Alepo
       
Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia señaló que el tipo de daños que sufrió la casa de Omran no se correspondían con los de un ataque aéreo. "Si tuvo lugar una explosión, no estuvo causada por un cohete de asalto aéreo: los daños estuvieron producidos por la explosión de un cilindro de gas o de una mina", unos tipos de armamento a los que suelen recurrir los terroristas del Estado Islámico.

"Nuestros periodistas han denunciado uno de los 'fakes' más aterradores sobre Siria", ha declarado Simonián. "La próxima vez llevaremos con nosotros a Christiane Amanpour [jefa de corresponsales internacionales de la CNN] y a todos los que lo deseen", ha afirmado. "Eso, si tienen suficiente el coraje para hablar con Omran y su familia", ha puntualizado.

Primero fotografiar, después ayudar

En declaraciones a Ruptly (la agencia de noticias de vídeo de RT) el padre del menor, Mohammad Kheir Daqneesh, acusó a la prensa occidental de "explotar" a su hijo con fines propagandísticos. Reveló que lo primero que hicieron los voluntarios de la organización Cascos Blancos fue sentar a su hijo en la ambulancia para fotografiarlo en lugar de brindarle los primeros auxilios. También denuncia que se exageró la gravedad de las heridas que sufrió su hijo. "El niño está bien, solo sufrió lesiones menores, pero los medios militantes declararon con frecuencia que había muerto", contó a Ruptly.



CNN y su reportaje 'honesto'

Durante una entrevista con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, la periodista de la CNN Christiane Amanpour le mostró la fotografía del niño afirmando que la imagen era una prueba de "crímenes contra la humanidad". 

Este jueves, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha ofrecido a Amampour "ir a Alepo, a Siria, encontrarse con la familia del niño y hacer un reportaje verdaderamente honesto y no falso, como saben hacer en la CNN".

"Podría hacer preguntas difíciles, hacer un reportaje real sobre ese niño. Sobre cómo los medios estadounidenses manipularon su imagen y su destino; no solo el destino de su familia, sino el destino de toda Siria durante años", ha destacado la portavoz.



ANATOMIA DE LA CORRUPCION





ANATOMÍA DE LACORRUPCIÓN




Manuel Gari
Viento Sur
08.06.2017

“Esta confluencia entre empresarios ávidos de lucrarse a costa de lo público y de políticos conseguidores que se lo facilitan, genera un terreno fértil en comisiones, sobres y componendas.”

José Manuel Naredo 1/

Convendría, dada la casuística trapacera sobre el término corrupción en la que han incurrido tanto los portavoces del PP (para justificar sus desmanes) como los de Ciudadanos (para justificar su apoyo al PP), establecer a que nos referimos.

En el caso español, al igual que en el caso de la Tangentópolis italiana -salvadas las diferencias de tiempo, modelo de partidos y culturales- aparecen como una constante la connivencia de empresarios y políticos, así como la existencia de organizaciones político criminales que planifican la perpetración de los delitos. Las individualidades corruptas se agrupan para mover la noria que extrae las coimas y regalías del pozo de las empresas favorecidas y para desviar fondos públicos de su legítimo destino.

La politóloga Cristina Monge, autora del libro recientemente publicado 15M Un movimiento político para democratizar la sociedad, opina 2/ tras la lectura del primer escrito de esta serie de artículos, “La corrupción, pandemia del capitalismo” 3/, que en el Estado español existe, según su expresión, un “triángulo mágico” que explica la envergadura y persistencia del fenómeno: deficitaria regulación de la financiación de los partidos políticos, una mala ley de contratos públicos y tolerancia social. Podríamos calificar mejor esta tríada como auténtico “triángulo de las Bermudas” del patrimonio común y público. Por su parte, el también politólogo Carlos Báez Evertsz (2012) junto a los dos últimos factores, señala la Ley del suelo del gobierno Aznar que “facilitaba su puesta a disposición de los constructores (…) de manera que estos podían adquirir a buenos precios ingente cantidad de terreno que a continuación eran declarados urbanizables (…) en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP se produjo un gran festival de gasto público (…) y establecieron un sistema de sobornos” 4/. Dado que el fenómeno es global, aunque con acentos diferentes, junto a estos factores ibéricos, se dan causas que operan internacionalmente.

Es conocida la opinión de Rob Jenkins, de que la privatización ha multiplicado las comisiones ya que es un terreno fértil para que la corrupción anide y crezca. Efectivamente podemos comprobar en nuestro país que las comisiones forman parte de la norma cotidiana ya que al venderse a precio de ganga los bienes públicos y comunes y la prestación de servicios a la ciudadanía, se establece un mercado altamente competitivo -aunque haya casos de oligopolio con reparto de sectores del mercado- en el que los capitalistas pugnan por conseguir su regalía y, para ello, es básico comprar la voluntad de los partidos y políticos influyentes.