lunes, 22 de agosto de 2016

EL MINISTRO DEL INTERIOR ERA UN GOLFO (CHISPA MÁS O MENOS, SE LE VE EN LA CARA)




EL MINISTRO DEL INTERIOR DICE QUE NO SE ENTERÓ DE QUE CONDECORABA AL COMISARIO QUE REDACTÓ INFORMES FALSOS CONTRA PODEMOS
Kaos en la red
Post Digital
21.08.2016
El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido que condecoró al polémico comisario José Manuel Villarejo, recién jubilado, sin ser consciente de ello. “¡Yo no le he condecorado jamás!», responde en una entrevista que publica este viernes la revista Vanity Fair, antes de que su director de Comunicación le saque de su error y le confirme que efectivamente le condecoró en el 2014. 


Las preguntas que giran en torno a Villarejo, investigado en el juzgado de instrucción 2 de Plaza de Castilla por su presunta relación con una grabación a policías y agentes del CNI en una derivada del caso del Pequeño Nicolás, marcan los momentos más tensos de la entrevista.“En todo caso si lo he hecho no me he enterado, así de claro. ¿He condecorado al comisario Villarejo? [pregunta a su director de Comunicación, presente en la entrevista, que se lo confirma] Yo he condecorado a multitud de policías. Me pasa la propuesta la Dirección General de la Policía y yo firmo la resolución. No tengo la necesidad ni el deber de conocer a los 67.000 policías que existen», se justifica, según la transcripción publicada por Vanity Fair.
“Yo no tengo interés en hablar de él, así de claro. Oye perdonadme, es que si no, se termina esto, ¿eh?», espeta el ministro a las periodistas que le entrevistan cuando le preguntan directamente qué trabajo realizaba y a quién reportaba Villarejo, veterano agente con una hoja de servicios tan amplia como polémica y que se ha definido a sí mismo como “agente encubierto».
En otro momento de la entrevista, las periodistas de Vanity Fair le preguntan al ministro por unas declaraciones de Villarejo ante el juez en las que admite haber trabajado intensamente para frenar el proceso independentista.
“Bueno, pues se lo preguntan a él. No tengo ni idea ni me interesa ni es mi problema. ¿Está claro? Vale ya, vale ya. Una cosa es preguntar y otra es hacer un interrogatorio judicial, así que cuidadito», contesta abruptamente el ministro antes de poner fin a la serie de preguntas en torno al comisario, a quien dice haber visto “dos veces» y hablado con él “dos minutos».
El fiscal “puede cantar misa”

La entrevista ha permitido al ministro contestar al fiscal Pedro Horrach, que en otra entrevista con la misma revista opinó que Fernández Díaz debería haber sido cesado y encausado por el contenido de la conversación grabada en su despacho, y posteriormente filtrada, con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, ya destituido, en las que hablaban de buscar eventuales casos de corrupción que afectasen a Esquerra Republicana de Catalunya o Convergència.
Después de subrayar que la Fiscalía ha dicho que no hay indicio de que el ministro haya cometido ningún delito, Fernández Díaz contesta a Horrach: “Yo voy a tener hacia él el respeto que él no ha tenido hacia mí. Y me callo la opinión que me pueden merecer algunas de sus actuaciones. ¡Y punto! A partir de ahí el fiscal Horrach puede cantar misa».

Las “cloacas” del Estado

El ministro revela que el momento más duro que ha vivido como titular de Interior fue cuando tuvo conocimiento de la muerte de 15 inmigrantes subsaharianos en el perímetro del Tarajal en Ceuta al intentar entrar a nado desde la zona marroquí a la española. Una noticia cargada de polémica por las diferentes versiones que el ministro dio en sucesivas comparecencias ante los medios.
“Este Ministerio puede darte muchas satisfacciones y muchas insatisfacciones. Felipe González habló en una ocasión de que el Estado se defiende también desde las cloacas del Estado. Estoy convencido de que lo dijo, no porque las cloacas estuvieran al margen de la legalidad, sino porque estaban de manera discreta. Se tiene que actuar siempre desde la le