jueves, 27 de septiembre de 2012

PUBLICADO EN CRONICA DE ARAGON


APUNTES PARA LA NUEVA REVOLUCION SOCIAL

(11)



EL HOSPITAL ROYO VILLANOVA DE ZARAGOZA, ¿EJEMPLO A SEGUIR?


 27. septiembre 2012 

 En el Hospital Royo Villanova de Zaragoza y al margen de los sindicatos, los trabajadores han creado una plataforma para la defensa de la Sanidad Aragonesa. 

En principio, esto no puede ser mejor señal, ya que los trabajadores han dado un paso adelante convirtiendo el sentimiento generalizado pero silencioso de que los sindicatos (especialmente, UGT y CCOO) no han respondido durante años a la defensa de los derechos de los trabajadores, en una evidencia que no se puede ni debe ocultar por más tiempo. 

En esta plataforma pueden participar miembros de todos los sindicatos, pero no tales sindicatos. 

 Sin duda, la formación de la plataforma constituye un primer paso, positivo y fundamental, para la defensa de la sanidad pública aragonesa, que se manifiesta y se concreta no en palabras, sino en la garantía de unos servicios sanitarios de calidad (como hoy es posible prestarlos) y en la mejora de la calidad de vida de los trabajadores (en concreto del Hospital, y en general, de toda la población aragonesa). 

 Pero la constitución de la Plataforma por sí sola no resuelve el problema. No hay ni cabe esperar el efecto mecánico “creación de plataforma = problemas resueltos”. La plataforma constituida es un primer paso. Un primer paso muy importante, pero sólo un primer paso. Los problemas a resolver son muy complejos, tanto más cuanto que los datos económicos son desconocidos porque ni la dirección del Hospital los ha dado a conocer a los trabajadores, ni los sindicatos mayoritarios (fundamentalmente, UGT y CCOO) tampoco han exigido nunca que fueran dados a conocer. 

 Por ejemplo, y ejemplo que debería conocer cuanto antes la plataforma recién creada en la medida que en la práctica funcione para la defensa de los intereses de los trabajadores y del resto de aragoneses a la hora de prestar un mejor y más efectivo servicio sanitario: 

 – Facturas de pago de gas y electricidad, mes a mes, y año a año, con sus correspondientes extractos bancarios de haber sido pagadas. 

 – Relación de pagos, factura a factura, a empresas privadas de electromedicina; mantenimiento; camión de resonancia; ambulancias, clínicas privadas, etc. 

 Seguramente, después de revisar todos los pagos realizados por el Hospital por los conceptos anteriores (enumerados solo como ejemplo), se podrían encontrar algunos ahorros sin tocar sueldos o servicios, porque algunas actividades por las que se pagan pueden ser realizadas por personal propio, buscando la forma de sustituir a las empresas privadas, por ejemplo, la vigilancia privada o mantenimiento por personal propio. 

La plataforma creada es pues un paso al que necesariamente habrán de sucederle otros, como por ejemplo, el alejar primero y erradicar después de forma efectiva, el fantasma de las privatizaciones y la ansiedad de cientos de trabajadores del Hospital, que tienen que esperar a fin de mes para ver si personal le renuevan o no el contrato de trabajo. 

 En definitiva, la plataforma podría servir para hacer saber y practicar que la Sanidad Pública es un bien público que no se le puede regalar a ninguna empresa privada para que haga negocio, porque en última instancia, los que más saben del Hospital son los trabajadores del Hospital y ninguna actividad que se realice en el mismo, nadie del exterior la puede hacer ni mejor ni más barata que los propios trabajadores del Hospital. Lo cual supone, evidentemente, que hay que cambiar el fondo de las estructuras económicas y sociales y no sólo su nombre. Y este cambio no lo pueden hacer, como está evidente y manifiestamente demostrado, ni el sistema político, ni los partidos ni los sindicatos mayoritarios actuales. 

¿Lo conseguirá la plataforma creada en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza? No se sabe en estos momentos, pero ese es el camino. 

*++