miércoles, 30 de junio de 2010

COPLAS POR LA MUERTE DE SU PADRE

LOS MERCADOS FINANCIEROS

(4/6)

(Mapa mundial de los paraisos fiscales. ¿Qué estará esperando la Guardia Civil para enchiquerar a tanto señor ladrón que anda suelto?)

Desde el reconocimiento oficial de la última crisis del sistema capitalista en Septiembre de 2008, hasta la fecha, lo que han hecho los diferentes gobiernos ha sido descapitalizar sus respectivos Estados para proveer de liquidez con ese dinero publico las arcas de los mismos que ya tenían liquidez: bancos y grandes empresarios.
El nombre dado a la crisis capitalista es el de crisis financiera, cuando en realidad no es otra cosa que la ultima evidencia de que el sistema capitalista, por haber alcanzado su pleno desarrollo y haber completado el ciclo histórico que le correspondía: el desarrollo de las fuerzas productivas, no le queda otra que su extinción, al igual que se extinguió el modo de producción que le antecedió: la servidumbre.
La servidumbre no se extinguió porque los señores feudales fueran malos o buenos o altos o bajos. Se extinguió porque la estructura económica que desarrolló en su seno el incipiente modo de producción capitalista mediante la división social del trabajo no se correspondía con la estructura política dominante en el medievo.
La Revolución burguesa fue eso: imponer una nueva estructura política para sustituir a la que sustentaba el modo de producción feudal y que permitiera el establecimiento del nuevo modo de producción capitalista que estaba naciendo, en función de los intereses de la burguesía.
La primera mentira con la que los gobiernos pretenden engañar a sus respectivas opiniones públicas consiste es decir que es una crisis “financiera”, que el sistema financiero: bancos y grandes compañías de seguros necesitan dinero y que para evitar la catástrofe hay que darles dinero público y se les da. Pero esto sólo es una verdad a medias, porque todos esos bancos y grandes empresas a las que necesariamente habrá que añadir personas físicas ligadas a esos bancos y grandes empresas tienen en los paraísos fiscales bastante más dinero del que teóricamente era necesario para salir de la crisis y que los gobiernos han puesto inmediatamente a disposición del sistema financiero. Se acaba de saber que son 275.000 millones de euros lo que tiene algunos españoles en los paraísos fiscales.
Si efectivamente fuera problema de liquidez esto que llaman crisis financiera bastaría para resolverla que esos 275.000 millones de euros volvieran a España, para lo cual el Estado español, si quisiera, dispone de los medíos técnicos y humano suficientes para hacer obligatoria la repatriación de esos 275.000 millones de euros.
El Estado, pues, pone a disposición del sistema financiero todo el dinero que este dijo que le hacia falta, pero, la crisis financiera sigue.
La segunda gran mentira de la que se están sirviendo los diferentes gobiernos capitalistas sin excepción, y sólo con ligeras variantes, en función de la relación de la fuerza de coacción que cada uno de ellos tiene con respecto de los demás, para salir de la crisis consiste en agudizar la explotación de todos los trabajadores bajo el eufemismo de “recortes de derechos”, que en esencia no es sino hacerlos trabajar más por menos dinero. Esta segunda gran mentira, como la primera, se puede dar por hecha, pero sin embargo, la crisis persiste.
*+

martes, 29 de junio de 2010

PALOMITAS DE MAIZ

LOS MERCADOS FINANCIEROS



(3/6)
(Sede Fondo Monetario Internacional en Washington, DC)
Las esferas más altas del Estado español empiezan por el Rey que es el Jefe del Estado, seguido del Presidente del gobierno; del Presidente del Congreso; del Presidente del senado; de los presidentes de las diecisiete Comunidades Autónomas, etc.
Lo que ya no sé es como se pueden corromper o amenazar a estas altas esferas. Por no saber no sé ni cómo el Rey ha reunido una de las fortunas más grandes de Europa sin trabajar, porque el Rey ni trabaja ni gobierna, sólo reina.
Si se sabe en cambio que diferentes gobiernos de Felipe González estuvieron salpicados de un abundante elenco de actos delictivos de todos los colores, incluidas decenas de muertes inocentes, más de cincuenta personas.
Se sabe también que durante los mandatos del propio Felipe González la banca del Estado que funcionaba muy bien, pasó a manos de la banca privada, sin que supiéramos ni entonces ni ahora, y sobre todo sin que sepamos ahora, cuando la banca chantajea abiertamente al propio Estado, qué beneficios se derivó para la sociedad española en su conjunto el hecho de que la banca pública la pusiera Felipe González en manos privadas.
Sabemos también que siendo presidente del Gobierno José María Aznar se llevó a cabo una profunda descapitalización del Estado español, al quitarle a este dos importantes fuentes de ingresos procedentes de Telefónica y Endesa, al hacer pasar estas dos empresas básicas y rentables para el bienestar general, de manos del Estado a manos privadas amigas. Los efectos positivos de estas mafio-operaciones para el conjunto de los españoles no lo sabemos.
Lo que si sabemos es que Aznar se emborracha cual vulgar borrachuzo y se pone en la televisión, borracho como una cuba, a desafiar medidas que toma el propio gobierno de la nación, y que es un nuevo rico resentido, según Puyol, también lo sabemos (y que Puyol no es un almita de la caridad también lo sabemos).
Que el caso Gürtel, el mayor caso de corrupción política y económica conocido hasta la fecha, arranca en tiempos de José María Aznar y que el yerno de este es rico, también lo sabemos.
No sabemos en cambio de las decenas y decenas de implicados en el caso Gürtel, algunos en la cárcel, y algunos personajes importantes dentro del PP, cuantos van a quedar en la cárcel y cuantos van a devolver el dinero robado, lo que si sabemos es que Rajoy y la plana mayor del PP hacen cuanto pueden por obstruir el funcionamiento de los jueces y fiscales, y andan como locos pretendiendo que todo el proceso se declare nulo, en base a que pescaron a unos de los delincuentes ya encarcelados hablado por teléfono con su abogado.
Sabemos que en la Comunidad de Madrid, su Presidenta, Esperanza Aguirre, jefa del PP, que anda a cuchillada limpia con otro jefe del PP, Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid, por hacerse con las riendas del PP y sustituir a Mariano Rajoy, aspirante al gobierno, mediante triquiñuelas legales, está descapitalizando las arcas públicas a través de la sanidad pública, y que esas misma triquiñuelas legales que utiliza Esperanza Aguirre, son de la misma naturaleza que utiliza el gobierno de Zapatero, que tiene de socialista lo que yo de santo advenimiento, para privatizar la sanidad pública y los ferrocarriles, entre otro servicios que solo pueden funcionar bien en manos del Estado.
Sabemos también que el pasado 24 de este mes, Hacienda, nos echó algo de pienso ideológico diciéndonos que investiga 3.000 fortunas en Suiza, o sea, que unos robones españoles podrían haberse llevado a los paraísos fiscales de Suiza uno 6.000 millones de euros, con lo que podríamos llegar a creer que el Estado español no sólo ha pasado descaradamente y directamente parte de los sueldos de los que trabajamos, aparte de bajar las pensiones y jubilaciones de los que se han pasado la vida trabajando para pagar el zancocho este de la crisis que han organizado los bancos y sus grandes empresas, de cuyo zancocho se siguen beneficiando, sino que también anda detrás de los manguis de cuello blanco para hacerlos pagar también parte de la crisis. Pero no cuela.
Y no cuela, porque lo que se sabe que han estafado los ricos al Estado español y que se han llevado a los paraísos fiscales son al menos 175.000 millones de euros (noticia dada por la Cadena SER el 27 junio de 2010), y no esos 6.000 que dice que investiga Hacienda.
O sea, que son unos chorizos y muy poquitos los que nos succionan el producto de nuestro trabajo continuamente y cuando hace falta mandan que seamos robados directamente, pero legalmente, eso si, que esta choricería de alto standing para eso de la ley es muy mirada. Para que los demás cumplamos la ley.
*+

lunes, 28 de junio de 2010