martes, 27 de noviembre de 2018

BRASIL, POR QUÉ VOTA EL PUEBLO A QUIÉN MÁS LE ROBA



La paradoja: la supuesta izquierda no es más antisistema y sí se presenta como tal el fascismo

19.11.2018


La reciente elección presidencial en Brasil mostró una realidad que merece análisis y drásticas conclusiones por parte de la izquierda que de verdad es poscapitalista.

Ocurrió que al mismo tiempo en que los actuales Estado y orden capitalistas mostraban en ese país todas sus facetas, la pseudoizquierda (encabezada por Lula, el PT y el lulismo), se empantanó al interior de esa trama, sin plantearse nunca la superación de la misma, o sea, del capitalismo; al mismo tiempo, quien se presentó y ganó como anti-sistema (en especial opuesto a la partidocracia corrupta imperante) fue el fascista Bolsonaro.

Lo tragicómico es que aquella pseudoizquierda (que llegó al Gobierno con Lula en 2002 luego de que el mismo se reuniese con el dueño de la Red Globo y publicase la “Carta a los brasileños” en la que se olvidaba de la palabra “sociali