lunes, 9 de marzo de 2015

UNA MANZANA PODRIDA EN LA ARMADA Y UNA MANZANA SANA EN EL EJERCITO DE TIERRA


La Armada española no es de los heroicos marinos que la componen, sino del pueblo español que la paga, siendo los que menos tienen los que más pagan, en la que, eso sí, están los heroicos marinos que la componen.
Al parecer a la Armada española, que ya digo, es de los españoles que la pagan, le ha salido una manzana podrida, ¡me cachis que mala pata! Lo cual no es ningún problema, porque manzanas podridas aparecen hasta en los perales más altos, por tanto, manzana podrida fuera, y a otra cosa mariposa.
Otra cosa ya es el Ejército de Tierra, que también pagan los españoles, pagando más los que menos tienen, donde de fijo hay una manzana sana,  que es el Teniente Segura, al que se le juzga por haber escrito un libro, en vez de juzgar a los biri-biris de por lo militar que denuncia.
Esto es paradójico, lo reconozcoaunque con tendencia a la normalidad en la vida civil, porque también el charrasquero de las finanzas Blesa, vía Caja Madrid y tarjetas sin color (porque el negro no es color, sino ausencia de colores) muy amigo del señor Aznar, de enjaulado por un juez pasó a ser acusador del juez que le enjauló, y el desenjaulador que desenjaule esto del desenjaulajamiento de Blesa…, más le vale que no desenjaule nada, no sea que por meterse a desenjaulador  lo trinquen y le enjaulen a él.
Y digo que esto es paradójico, no por que se me ocurra a mi así al tun, tun, o porque me haya levantado esta mañana con ganas de liarle la pajarraca a lo militar (¡Líbreme Dios!,, que lo militar es mío) sino porque,  si el Teniente Segura es manzana sana, no hay duda: el nogal, árbol que por excelencia da las manzanas podridas…, ni te cuento, chiquet,  ni te cuento.
*
 UNA MANCHA EN EL BLANCO UNIFORME DE LA ARMADA
El fiscal pide casi 7 años de cárcel a un teniente por abusar sexualmente de infantes
·     

EL PAÍS.COM

Cuando en 2011 llegó la primera denuncia, el entonces jefe de la Asesoría Jurídica de la Armada consideró que se trataba de una “cuestión particular”, que podía “resolverse internamente”. Durante una semana, el general auditor se reunió casi diariamente con el denunciado, a quien invitó a buscar otro destino a cambio de enterrar el caso, según declararía el teniente. Se quería evitar a toda costa que estallara un escándalo que acabaría inevitablemente por salpicar la imagen de la Marina.
Pero intentar taparlo fue peor y el teniente de Intendencia I. E. M. tendrá que sentarse en los próximos días en el banquillo para enfrentarse a una petición fiscal de seis años y nueve meses de prisión, así como 21.000 euros de indemnización para sus presuntas víctimas. La acusación particular eleva la pena a siete años y seis meses y 26.000 euros. Ambos le imputan dos delitos de abuso de autoridad, en su modalidad de trato degradante e inhumano, y otro de extralimitación en el ejercicio del mando. El defensor pide la absolución de su cliente, por considerar que los “escarceos” con el infante de Marina F. D. B. fueron “libres, tolerados y consentidos”, mientras que con E. P. sólo existió una “íntima amistad”, hasta el punto de que, según algunos de sus compañeros, se comportaba como el “novio” del superior.
I. E. M. no era un teniente cualquiera. Ocupaba un puesto de confianza en el Cuartel General de la Armada: era el jefe de la Secretaría del director de Asuntos Económicos. Disponía de coche oficial (“para sorpresa de oficiales de mayor rango”, según el fiscal), proponía el nombramiento y cese de los conductores y pagaba dietas en metálico. Estas prerrogativas, alega su abogado, también las tenía su antecesor en el puesto. Pero I. E. M. sumaba a ello sus “excelentes relaciones con otras autoridades de la Armada e incluso con la Casa Real”, en palabras del fiscal.
Boda con plantel de generales
La boda del teniente I. E. M., en julio de 2011, obligó a confeccionar una orden en la Guardia Real. Se trataba de facilitar el aparcamiento en el interior del Cuartel de El Rey a los vehículos oficiales de media docena de generales que figuraban entre los invitados y de preparar habitaciones para que pudieran cambiarse tras la ceremonia, celebrada en la iglesia de El Pardo. Para trasladar a invitados se emplearon también un Opel Vectra y una Mercedes Vito de la Marina, aunque la defensa sostiene que la cesión de coches oficiales es práctica habitual y, más en este caso, en que los dos contrayentes eran militares. Respecto a los conductores, alega que el teniente los pagó de su bolsillo y que luego participaron en el banquete.
Varios generales invitados a la boda comparecerán como testigos en el juicio. Está por ver si le arropan. Incluso si las relaciones fueron consentidas, queda la diferencia jerárquica entre el teniente y los infantes y, al final, el tabú de la homosexualidad, aunque la ley militar prohíba cualquier discriminación por la orientación sexual.
Según el escrito de acusación, el teniente se valió de su posición de poder para “solicitar al soldado F. B. prestaciones de claro contenido sexual [...] amenazándole, si no accedía, con enviarle de vuelta a la AGRUMAD [Agrupación de Infantería de Marina de Madrid]. De esta manera consiguió que el soldado le enviase una foto de su pene [...].” Posteriormente, le habría obligado a “que se masturbase con él en la habitación del hotel [...] Una vez lo hubo hecho, regresó a su habitación llorando y se abrazó al soldado P., diciéndole que había perdido la dignidad”.
Al también infante E. P., añade, le habría propuesto, “como prueba de confianza”, que subiese desnudo a su dormitorio y, “como este se negase, le amenazó con cesarle”, mientras que al soldado J. P. le citó a las 12 de la noche en su despacho oficial, donde le mantuvo retenido durante cuatro horas, diciéndole que “la Policía Militar se le iba a llevar a la Prisión Militar, que debía dejar a su novia y que él se iba a encargar personalmente de que le echaran de la Armada y despidieran” a ella del supermercado donde trabajaba.
La defensa asegura que muchos SMS aportados al sumario están manipulados y alega que los soldados, lejos de estar “amedrentados”, mostraban “cariño, amistad y afecto” hacia el teniente. Le denunciaron, concluye, en venganza por el cese de uno de ellos


GRECIA: NO QUIEREN COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINO + 1


Grecia no descarta nuevas elecciones o un referéndum si no hay acuerdo

Varoufakis explica en un medio italiano que si Bruselas no acepta el plan propuesto por Grecia "podrían existir problemas".
EFE, ROMA diario de sevilla.es| ACTUALIZADO 08.03.2015 - 12:33
    El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, asegura que su Gobierno no descarta celebrar unas nuevas elecciones o un referéndum sobre el euro si Grecia no alcanza un acuerdo con los socios de la Unión Europea (UE) que ayude al país heleno a salir de la crisis y a fomentar su crecimiento. 
     
    En una entrevista que publica el diario italiano 'Il Corriere della Sera', Varoufakis explica quesi Bruselas no acepta el plan propuesto por Grecia "podrían existir problemas"
     
    "Como ya ha dicho el primer ministro (griego, Alexis Tsipras), no estamos pegados a los asientos. Podemos celebrar de nuevo las elecciones. Podemos convocar un referéndum sobre el euro", afirma Varukafis. 
     
    El titular de Finanzas rechaza la posibilidad de que el estado heleno pueda pedir un nuevo préstamo a sus socios europeos porque lo que quiere su país es que la UE y Grecia alcancen un acuerdo que permita a este último país "crecer y terminar con la crisis humanitaria" que sufre. 
     
    En este sentido, insiste en que su Ejecutivo trabaja para proponer a Bruselas un plan que llama "contrato para el crecimiento" basado en "un enfoque fiscal razonable". 
     
    Este contrato deberá estar fundamentado, según Varufakis, en tres pilares: "un superávit del presupuesto revisado, una reestructuración inteligente de la deuda y un plan de grandes inversiones". 
     
    En cuanto a la reestructuración inteligente de la deuda, una opción que no contempla el Eurogrupo, Grecia considera esencial "ampliar los plazos de vencimiento de los pagos y una disminución de las tasas de interés". 
     
    "¿Qué es esto sino una reestructuración?. La alternativa que proponemos no tiene el objetivo de que otros países paguen nuestra deuda, es más, proponemos remunerar más los préstamos", asevera. 
     
    Esto se consigue, prosigue Varufakis, con "la sustitución de los títulos de deuda actuales vinculados al crecimiento nominal", es decir, que "si el país crece, paga un interés más alto, y si no crece, paga menos". 
     
    Respecto al superávit del presupuesto revisado, el ministro heleno comenta que va ligado a la inversión, pues "cuanto mayor sea la inversión, más superávit habrá". 
     
    Y para que esto ocurra, señala que es esencial el papel que debe jugar el Banco Europeo de Inversiones (BEI) que, a su juicio, debería potenciar "que los inversores ayuden a desarrollar buenos proyectos". 
     
    Finalmente, Varufakis dirige dos críticas contra Europa, en primer lugar, lamenta que en los últimos años "se haya puesto todo el peso en las espaldas de las clases más pobres", y condena el eterno debate sobre si Grecia saldrá o no de la zona euro. 
     
    "¿Quien va a venir a invertir en Grecia si se habla continuamente de 'Grexit' (juego de palabras entre Grecia y 'exit' en inglés, que significa salida). Hablar de 'Grexit' es venenoso", concluye el ministro griego. 

    *++