jueves, 11 de junio de 2015

TTIP: NI UN VOTO AL PP NI AL PSOE NI A SUS ACÓLITOS EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES GENERALES PARA QUE NO ACABEN DE VENDER AL CAPITAL EL ESTADO ESPAÑOL


ASÍ SE PRODUJO LA FRACTURA SOCIALISTA EN LA EUROCÁMARA QUE ESTUVO CERCA DE TUMBAR EL TTIP

La imposibilidad de sacar adelante el informe por el rechazo de los franceses, belgas y austriacos del S&D habría supuesto un golpe mortal al tratado, reconocen fuentes institucionales
Los socialistas franceses critican al PSOE por su actitud nada crítica con el TTIP: “Los socialistas españoles están atrapados en un punto de vista que no compartimos en absoluto”, dice un diputado francés

Pablo García  - Bruselas
ELDIARIO.ES
16.06.2015

(Martin Schulz, presidente del Parlamento y proTTIP, no tiene garantizado el apoyo de todos los socialistas)
·              

La izquierda europea, los ecologistas y elementos euroescépticos desperdigados por los 751 escaños del Parlamento Europeo estuvieron el martes a punto de cosechar una victoria inesperada, gracias a la fuerte división de los socialistas europeos del grupo S&D (Socialistas y Demócratas) en torno al TTIP. El cisma pudo perfectamente tumbar el informe sobre el polémico tratado de libre comercio con EEUU, que iba a ser presentado por el socialdemócrata alemán Bernd Lange, a la sazón presidente de la comisión parlamentaria de Comercio Internacional (Inta).
El voto de la Eurocámara contra el informe Langeera una opción que no entraba en las quinielas. Es verdad que el Parlamento solo puede emitir una opinión y es al final del proceso (cuya fecha se desconoce) cuando podrá aceptar o rechazar el tratado que actualmente negocia la Comisión Europea en nombre de toda la UE. Pero un hemiciclo incapaz de sacar adelante un informe habría supuesto un golpe mortal contra el TTIP, según reconocen varias fuentes consultadas.
Por eso el voto se ha pospuesto y el informe ha sido reenviado a la Inta para que los socialistas negocien un poco más con la otra gran familia, el Partido Popular Europeo (PPE).
Oficialmente la excusa del presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ha sido “el gran número de enmiendas sobre la mesa”. “Tomamos nota de lo que ha pasado en la Eurocámara”, concede escuetamente un portavoz del equipo de la comisaria Cecilia Mälmstrom, la principal impulsora del TTIP en Europa. “Seguiremos con nuestra agenda y esperaremos a que el Parlamento se posicione”. ¿Y si se hubiera tumbado el informe Lange? “Mejor no especular”, responden en la siempre hermética Comisión.
La fractura en el S&D empezó el 28 de mayo en la Inta tras un giro de última hora que les llevó a pactar con populares, conservadores y liberales un texto ambiguo que no excluía el controvertido sistema de arbitraje de conflictos entre inversores y estados (ISDS). A cambio, el informe exigía a Estados Unidos firmar las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo. Aunque solo un eurodiputado francés contrario al TTIP se opuso en la comisión al apaño con los ISDS, la reacción popular, sobre todo en las redes, provocó una cascada de enmiendas de varios socialistas para corregir lo que la mayoría abiertamente reconoce como un “error”.
Socialistas divididos en tres bloques
A lo largo de la semana pasada se reanudaron los contactos, pero el PPE ya no estaba dispu