lunes, 10 de septiembre de 2012

MARIANO RAJOY EL DESVAHIDO Y PLÚMBICO DONDE LOS HAYA, ADEMÁS DE ROBARNOS NOS QUIERE TOMAR POR TONTOS.

 (Tobillo mediante, Canelo queriéndole dar polculo a su jefa Angela. Y es que esta que de carnes anda sobrada,  pero que de pescuezo escasea,  me va a joder al Canelo como se cabree y le de con el hueso de la recuperación en la frente. Que es que me lo veo venir, que es que tiene muy mala leche la Angela esta y el Canelo más simple que el mecanismo de un tenedor)

Dentro de un rato (ahora son casi las 20 horas, hora monárquica española) Mariano Rajoy va a realizar un gasto publico innecesario e inútil en televisión, supongo que compungido, aunque puede más bien que sea acojonado, para decirnos que las cosas están muy mal, y lo están, dado que él sin ir más lejos sólo cobra tres sueldos a cual más pitiminí de injusto: el del gobierno, guevo-mogollón miles de euros al mes, tío; el sopicaldo tela marinera euros al mes también que recibe del PP y el de derecho de pernada que tiene sobre su puesto funcionarial como no sé qué registral de la propiedad de esto y lo otro en Alicante. ¡Coño don mariano, usted funcionario de postín que sin trabajar, es decir, sin ir ni siquiera al puesto de trabajo cobra por ello! ¡Vaya, vaya, vaya que aquí no hay playa, pero en alicante sí, vaya, vaya! Joder con el Mariano que de lacio parecía tonto, aparte embustero, cínico, terrorista social y melindrín, siendo esto de lo melindrín lo más grave y peligroso de todo, porque como no se sabe a ciencia cierta que significa melindrín puede ser menos bueno cualquier cosa, y con un melindrín en el gobierno a las ordenes de la banca alemana fundamentalmente, como no le demos carretera y manta a partir del 25 de Septiembre, algunos nos tendremos que a costumbrar a comer siete días al año, siendo este año bisiesto, porque no estamos para gastar. No podemos gastar el común de los mortales lo que es nuestro, porque si gastamos lo que es nuestros, los amos de Rajoy no se podrán hacer más ricos y el propio Rajoy sólo podrá cobrar tres sueldos, angelito mío. 

Como digo, pues (o sea, que quería decir), se asomará Rajoy a la televisión dentro de un rato, con color de traje adaptado a la circunstancia, es decir, nada llamativo y alejado del azulón gaviotero del PP, o sea, color que de pena mirarlo con las homb