domingo, 11 de diciembre de 2016

LA COLAU, LA CARMENA, EL ECHENIQUE, OTROS QUE NO MENCIONO Y EL PAJARITO PINZÓN, EN UN ALARDE DE POPULINO TIPO HERNANDO PP (¡AVE MARÍA!), DOS POR DOS CUATRO Y ME LLEVO UNA, SON LOS QUE HAN PUESTO A TRUMP AL MANDO DE LAS TROPAS AMERICANAS QUE PASTAN EN MORÓN DE LA FRONTERA, SEMI PROVINCIA LATERAL DE EE.UU.



LA CIA ACUSA A RUSIA DE AYUDAR A TRUMP A GANAR LAS ELECCIONES EN EE.UU.


La CIA acusa a Rusia de ayudar a Trump a ganar las elecciones en EEUU
Individuos vinculados con el gobierno ruso hackearon y entregaron a Wikileaks correos del Comité Nacional Demócrata y de John Podesta.



Eco republicano
10.12.2016



La Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) concluyó en una investigación secreta que Rusia intervino en la elección presidencial de 2016 para ayudar a Donald Trump a ganar, según un reportaje de The Washington Post, basado en información de fuentes con conocimiento del tema.

 El diario señaló que la agencia de inteligencia habría identificado a los individuos vinculados con el gobierno ruso, quienes entregaron a Wikileaks correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y del líder de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta.

Los oficiales creen que los hackers son parte de una operación mayor para impulsar la candidatura de Trump y dañar a quien fue su rival demócrata.

La administración de Barack Obama se ha debatido sobre cómo responder a las acusaciones que señalaban una intervención de Moscú en las elecciones, sin ser acusados de fomentar una política partidista en beneficio de los demócratas.

Es por ello que los oficiales de inteligencia acordaron realizar una reunión secreta con un grupo de representantes y senadores, así como con líderes de las comisiones de seguridad de ambos partidos.

El objetivo del encuentro era lograr que los legisladores emitieran una declaración urgiendo a autoridades estatales para aceptar apoyo federal destinado a proteger sus sistemas electorales.

De acuerdo con las fuentes del diario, los demócratas mostraron disposición unánime para “tomar la amenaza en serio”.

Pero algunos republicanos expresaron resistencia, en particular el senador Mitch McConnell, quien afirmó que declararía cualquier esfuerzo de la Casa Blanca por confrontar a Rusia públicamente como un acto de política partidista.

Elaine Chao, esposa de McConnell, ha sido nombrada por Trump para ocupar la titularidad de la Secretaría de Transportes.

A su vez, el presidente electo Donald Trump ha negado constantemente los señalamientos sobre apoyo hacia su campaña por parte del gobierno de Vladimir Putin.

El equipo de transición del republicano no ha emitido una declaración sobre el tema. La CIA y la Casa Blanca tampoco han respondido oficialmente.

El reporte secreto de la CIA fue compartido con senadores en una reunión privada la semana pasada. En el encuentro, los oficiales afirmaron que era “bastante claro” que el objetivo de Rusia era asegurar la victoria de Trump.

En reportes anteriores, la agencia había afirmado que la meta de los hackers rusos se limitaba a “socavar la confianza en el sistema electoral”.

De acuerdo con los informantes del diario, los hackers no eran empleados directos del gobierno de Putin, sino “intermediarios”. Inlcuso Julian Assange, el fundador de Wikileaks, ha dicho a la televisión que el gobierno ruso no es la fuente de los documentos.

Fuente: aristeguinoticias.com
 

LA IZQUIERDA POLÍTICA NO ES UNA PALABRA. PERTENECER AL PSOE NO GARANTIZA EL SER DE IZQUIERDAS



LA IZQUIERDA Y LA POLÍTICA. EL CASO DE UNIDOS PODEMOS

Rebelión
Viento Sur
10.12.2016


Entre las gentes que luchan por una sociedad justa, solidaria y sostenible es posible que haya acuerdo sobre tres cuestiones:

1. El capitalismo global pese a su fortaleza sigue en crisis, pero como no tiene un antagonista organizado y fuerte puede continuar con sus planes expoliadores del trabajo y la naturaleza.

2. El desastre ecológico mundial avanza, la biosfera está en peligro, o al menos las condiciones de equilibrio de la naturaleza que permiten la vida humana tal como la conocemos, pero nadie toma medidas.

3. La arquitectura política de la Unión Europea se resquebraja pero no se presentan alternativas por parte de las fuerzas de izquierda mayoritarias ni se combaten eficazmente y de forma suficiente sus políticas austeritarias que, además de anti sociales, son un fracaso económico, aumentan la desigualdad y favorecen que los acreedores (países y bancos) saqueen a los deudores (países y personas) y que los patronos se lucren mediante el expolio de las clases trabajadoras.

Antonis Ntavanellos en un artículo sobre el reciente congreso de Syriza hace un análisis que comparto totalmente: “Este panorama es una pesadilla política. Sin embargo no es inevitable. Va a depender de las iniciativas de la izquierda radical a nivel del movimiento social y de su expresión política. Iniciativas que podrían suscitar esperanzas de nuevo”.

Ahora nos corresponde acertar en los primeros pasos a dar. Diagnosticar los problemas es el primer paso. Por eso tenemos que analizar el estado de salud y energía de la izquierda -de la clásica y de la radical- para buscar soluciones a su crisis como sujeto político.

Entiendo por izquierda clásica a las organizaciones, las prácticas y el pensamiento que lejos de subvertir el sistema económico y social depredador, el capitalismo, y los modelos políticos que lo sustentan, ayudan a mantenerlos y legitimarlos por no tener un proyecto propio independiente del de la clase dominante. En el plano de los modelos políticos, la izquierda clásica en general no ha apoyado e incluso en muchos casos ha combatido a los que encarnan directamente dictaduras. Sin embargo no es esa su actitud frente a la creciente tendencia de constitución de Estados autoritarios con democracia parlamentaria; Estados que enajenan el poder de las masas reduciendo su participación a la mera designación de su representación mediante delegación en los parlamentos, práctica siempre necesaria pero insuficiente para lograr el empoderamiento popular y la participación activa y continua del conjunto de la sociedad en los asuntos de su propio gobierno. Estados que recortan las libertades y los derechos. Por ello no es una hipérbole afirmar que esa izquierda clásica en las democracias occidentales ha pasado a convertirse en uno de los elementos de legitimación del régimen capitalista y un factor que asegura la gobernabilidad oligárquica.</