lunes, 5 de septiembre de 2011

PUBLICADO EN CRONICA DE ARAGON

DEMOCRACIA REAL YA (DRY): A LO QUE ESTAMOS (5ª parte)



Por Manuel Sogas/ 5 Septiembre 2011

En el primer punto del Manifiesto de Democracia Real Ya (DRY) figuran como objetivos a alcanzar los siguientes conceptos: igualdad, progreso, solidaridad, cultura, ecología, bienestar y felicidad personal.


Si estos conceptos formaran parte de una simple declaración de buenas intenciones o mejores deseos para demostrar la buena voluntad del declarante nada podría objetársele, pero si se trata efectivamente de objetivos a ser alcanzados, hay que alertar inmediatamente señalando que dichos objetivos son absolutamente inalcanzables, ni siquiera desde el punto de vista teórico, si previamente no se transforman de forma efectiva las relaciones de producción capitalistas.

El origen de las desigualdades sociales, políticas y económicas se hallan en el centro neurálgico del modo de producción capitalista, cuyo centro radica en la propiedad de los medios de producción.

Mientras una minoría, los capitalistas, tengan la propiedad (jurídica o de hecho) de los medios de producción en tanto la inmensa mayoría no disponga más que de su fuerza de trabajo para ser vendida al capitalista por un salario, la igualdad real, aparte de un disparate teórico, es una quimera, algo inalcanzable.

Los principales medios de producción han de ser de propiedad social, es decir, del Estado. Y ese Estado no puede ser un Estado político al servicio de las clases dominantes como ocurre en la actualidad, sino que ha de ser un Estado verdaderamente administrativo, que dirija y aplique las decisiones y acuerdos que adopte la gente que trabaja y que con su trabajo crea la riqueza, y los que hayan trabajado, y los que empezarán a trabajar cuando tengan edad y condiciones para ello.

DRY hace bien en intentar resolver cuantos problemas inmediatos pueda, como pued