lunes, 2 de junio de 2014

A MIS REYES QUE TODAVIA NO SON REYES





A la reina Leticia que todavía no es reina por la Gracia de Dios, me le pido quieto y parao al chorro de modistos que desfilan ante ella para ceñirle a su serrano cuerpo mortal los tejidos pertinentes que nos cuestan un fajo de miles de euros, que es que aquí, no es por nada, existen millones de españoles que pasan las de Caín para llegar a final de mes, y no es que el susodicho mes se quede sin días, sino que el dinero para comer se acaba, a lo que hay que añadir, que también existen miles de niños que se van al colegio sin desayunar, y no es de recibo que la reina que todavía no es reina, gaste a troche y moche dinero que no es suyo en ponerse guapina.

A Felipe 0, rey que todavía no es rey, me le pido una chispirritilla de ná, y es ella, que al ser un joven muy preparao, al que ya se le ha visto en compañía de real amiga, como está muy preparao, insisto en que está muy preparao, que haga tur