sábado, 14 de octubre de 2017

BANDERA NACIONAL, NEGOCIO PATRIO Y QUE CREO QUE EL CARRO DE MANOLO ESCOBAR SE LO ROBARON UN DÍA QUE CONSTRUÍA



Lo que la bandera más grande de España oculta sobre los negocios con el nazismo   
         
   
La bandera de Valdebebas. (EFE)© EFE La bandera de Valdebebas. (EFE) 
 
Valdebebas, uno de los últimos barrios construidos en Madrid, se ha convertido en noticia de alcance nacional gracias a la bandera de España más grande de la historia, colgada en un edificio por el dueño histórico del suelo de Valdebebas, César Cort (y familia), presidente de la Junta de Compensación de Valdebebas y de la promotora inmobiliaria Valenor. El ‘banderazo’ tiene algo de fascinante obra de arte conceptual que resume el espíritu de su tiempo: 1) Es casi imposible dejar de mirar el edificio cubierto por la enseña nacional, como cuando Christo cubrió el Reichstag con unas telas. 2) Hay pocas cosas tan estratégicamente españolas como un bloque de viviendas. 3) El 'banderón' de Valdebebas funciona como espejo del 'modus operandi' de cierto urbanismo madrileño del último siglo. ¿Quién da más?
El verdadero protagonista de esta historia se llama César Cort Botí (abuelo del César Cort que ha colgado la bandera), nombre relevante del urbanismo madrileño del siglo XX. Cort Botí fue el primer catedrático de urbanismo de la Escuela de Arquitectura de Madrid en un momento clave (I Guerra Mundial) en el que las principales urbes españolas estaban en expansión y, por tanto, necesitaban repensar su modelo.

“La llegada de Cort a la docencia del urbanismo significó la voluntad por teorizar y normalizar el proceso de producción de suelo urbano, de definir el modo y los mecanismos por los cuales el suelo podría entenderse y valorarse como mercancía”, razona Carlos Sambricio, catedrático de Historia de la Arquitectura y del Urbanismo en la ETS de Arquitectura de Madrid , en