miércoles, 19 de marzo de 2014

ELECCIONES EUROPEAS

  07 marzo 2014
 
Elpidio Silva y Pablo Iglesias reclaman una auditoría de la deuda

Elpidio Silva y Pablo Iglesiasreclamanuna auditoría de la deuda

La casta gobierna a veces incluso sin elecciones”, señaló este jueves Pablo Iglesias (Podemos) en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la UCM, en una doble conferencia celebrada al alimón con el juez Elpidio Silva. El joven profesor se refería así a Susana Díaz (PSOE) o Ana Botella (PP), dos de los numerosos dirigentes de la partitocracia que ni siquiera han pasado por las urnas y cuyas instituciones mencionó en su discurso. También aludió al vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, que ha pedido bajar los sueldos en España, mientras él “gana 23.000 euros al mes” más dietas: “por decir esto me salen 8 marhuendas en televisión diciendo que hago demagogia”. Iglesias añadió: “El banquero Botín dice que él está viviendo una etapa maravillosa y no me extraña: los ricos han aumentado un 5% y Cáritas ya ha establecido que un 25% de los españoles son pobres, incluso trabajando”.
 
"Auditoría pública para saber quien tiene que pagar la deuda”

“Auditoría pública para saber quien tiene que pagar la deuda”

“Cuando voy a televisión mis antagonistas me reconocen que los políticos son mala gente, unos golfos y unos corruptos, pero que saben solucionar las cosas. Sin embargo nuestro paro es el de un país subdesarrollado y ha vuelto el hambre a España: solo en Barcelona se han detectado 2500 casos de niños con malnutrición. Ellos viven como dios y carecen de formación básica en gestión, por eso hay que echarlos, porque los datos no son ni de izquierdas ni de derechas: Durao Barroso dice que en su juventud era maoísta y ahora navega en los barcos de los millonarios a los que luego subvenciona. Tienen maneras de Vito Corleone, son una casta de gentuza que está esquilmando el país y pediremos una auditoría pública para saber quien tiene que pagar la deuda, porque una buena parte la han generado ellos y para ellos”, señaló.

Pablo Iglesias y Elpidio Silva, ayer en la UCM

Pablo Iglesias y Elpidio Silva, ayer en la UCM El fundador de “Podemos”dijo que el actual régimen “nos da a elegir entre Coca Cola o Pepsi, entre PSOE o PP”, lo cual es un fraude. Y puso nombres: “Carromero cobra 50.000 euros al año, el fraude fiscal es del 23% del PIB y hay numerosos ejemplos que evidencian que aquí manda una casta de ricos. No hay democracia sino dictadura y eso lo vemos incluso en el último decreto de desahucios de la Junta de Andalucía (PSOE e IU) donde dice que para implementar sus medidas tienen que pedir permiso a la troika europea”. 

Acerca de la denominada “transición” política, proclamó que el llamado “consenso” entre los partidos ha terminado y debe abrir paso a nuevas formaciones políticas que se van a entender mejor para una gran reforma del Estado: “los partidos del régimen ya están socialmente derrotados y ahora hay que derrotarlos también políticamente”, concluyó.

Elpidio Silva
Elpidio Silva

Por su parte Elpidio Silva rechazó en su discurso la concentración de poder y puso de ejemplos Estados Unidos o Gran Bretaña como países que decidieron que a todas las formas de poder “había que echarles agua para evitar el enorme peso de la alta nobleza”. De ahí surgió “esa mosca molesta en que se convertía parlamentar y de ahí también la pérdida de poder, porque cuando se pierde la reputación ante la gente, empiezas a perder dinero también”. El juez dijo que hoy la “alta nobleza” del medievo la representan 100 familias españolas de la casta “que tienen incluso más poder que en la Edad Media”.

Aspecto del Aula Magna de la Facultad de Derecho (UCM)
Lleno en el Aula Magna de la Facultad de Derecho (UCM)

El magistrado recordó también que cuando el Estado de partidos aplasta a la sociedad civil se crean regímenes como los del Tercer Reich en Alemania, “que tuvo que ser aniquilado para que pudiera permitir la libertad”. Elpidio Silva explicó a los estudiantes de Derecho como “la manipulación del Consejo General del Poder Judicial o del Tribunal Constitucional la inventan antes Hitler y Goebbels comenzando por la estética judicial” y recordó que “la democracia es lo opuesto al poder: es el ciudadano”. La democracia –dijo Silva– “requiere algo exterior a ella porque si no el ciudadano es fagocitado por ella. Por eso siempre necesita metas revolucionarias”. A este respecto se refirió a la “revolución de los comuneros” en España, a la “irrupción de la ilustración” en Francia con Descartes, o a la “guerra por la independencia” en Estados Unidos: “la democracia no es Estado sino sociedad civil, y hay que conquistarla”, apuntó.

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

“Desde los tiempos de Cánovas y Maura, la sociedad civil española está atrapada por el Estado. Ni siquiera hemos tenido tradición de jueces independientes, antes era una función que se compraba y se vendía: los primeros cargos judiciales los crea Franco y la Justicia nace porque los nobles están acostumbrados a no pasar por los tribunales. Cuando Velázquez retrata al Conde Duque de Olivares a caballo está pintando eso. Era gente que se molestaba si los ciudadanos le preguntaban por sus desfalcos, por la improductividad de sus tierras o por sus abusos. Por eso se crean los jueces, para poder preguntar e investigar”, dijo en lo que todos entendieron como una alusión al “caso Blesa”.
En España el Estado lo es todo: el Parlamento, el Banco de España, el Poder Judicial y el Gobierno, pero eso no es democracia, que requiere sociedad civil. Aquí se diseñó un traje parecido al resto de los países europeos, pero la tela es mucho peor, casi de plástico y de ahí el descalabro del Estado formal que se diseñó en el tardofranquismo. La tela de ese traje no vale nada, no es eficaz, carece de legitimidad. Los dirigentes han estado copiando el nihilismo de Jean Paul Sartre para decir que “esto es lo que hay y nada se puede hacer”, pero lo cierto es que hay mucho por hacer”, añadió.

Elpidio Silva
Elpidio Silva

Elpidio Silva dijo que los ciudadanos deberían aprender de aquellas partes de España donde “en 48 horas se pueden poner 80.000 ciudadanos en la calle para protestar contra algo”, como sucede en Euskadi, y afirmó que el decadente y corrupto Estado de hoy “no tiene defensa alguna, salvo que te paguen por hacerlo”.
Más adelante explicó que las élites políticas han tratado siempre a los ciudadanos y a los funcionarios públicos “como siervos del poder” y sugirió que la función pública en España debía realizar un profundo examen de conciencia sobre su labor: “Muchos funcionarios han mirado para otro lado o incluso han firmado cosas que amparaban o fomentaban la corrupción simplemente porque lo pedía un director general nombrado por un político. Y esto ha ocurrido en todas partes: desde los registros a los técnicos de administración local o los arquitectos municipales. Se ha creado un Estado con miles de funcionarios que desde esa desproporción absurda han refrendado además actos ilegítimos. A nadie debe extrañar que, ahora que el Estado amenaza ruina, algunos pidan que solo cobren 600 euros porque para hacer lo que dice el político corrupto, su labor se hace innecesaria”. Y lo peor de todo, para Silva, es que este Estado arruinado que ha empobrecido a España con su deuda para varias generaciones, ha masacrado a la sociedad civil creyendo que nunca renacería: “los partidos políticos creen que la sociedad civil es un cubito de hielo en un congelador. Siempre han pensado así, ya lo decía Machado: “España es un país con mucho sol pero con poca luz”.
A este respecto reivindicó al escritor Juan Benet y sus libros “Volverás a región” o “Herrumbrosas lanzas” para proclamar a los ciudadanos que reclamen “una vida con libertad porque sin ella no merece la pena vivirse”: “Desde la guerrilla a las comunidades de base que se encontraron los romanos y hasta el fútbol de toque colectivo: esa es la forma de ser españoles. Que no nos engañen: necesitamos más Estado, más fuerte y más barato, pero con muchas comunidades de base implicadas en su gestión y control”, concluyó.

*++

25 VERDADES SOBRE LAS MANIFESTACIONES EN VENEZUELA