jueves, 5 de noviembre de 2009

NO A LA AGRICULTURA TRANSGENICA

(Niños pertenecientes a la subespecie subhumana que han creado las planificaciones de crecimiento económico en favor de los grandes capitales e hijos de puta adscritos. Y es que a estos niños, además, no les gusta ni las salchichas que les llevan a Su Majestad desde Calatayud, con lo ricas que están, ni los bogavantes que se embuchaba Zapatero en Zaragoza cuando venía a darnos el pego de la Expo 2008, ni quieren comer tampoco del cubierto de 5.000 euros que se gastaba el chulo de Sarkozy siendo presidente de la Unión Europea. Delicaditos que nos han salido estos negritos)

NO AL EXPOLIO Y AL SAQUEO DE LA AGRICULTURA TRANSGENICA DE LAS MULTINACIONALES



El sistema político actual está corrupto en sus mismas raíces. El choriceo de Camps, la utilización de la información obtenida en razón del cargo desempeñado para utilización personal y enriquecerse, caso del ex presidente español Aznar, la descapitalización del Estado para que hagan negocios unos cuantos banqueros y demás gente de mal vivir, no son sino consecuencias de la podredumbre y filisteísmo de un sistema que solo pretende ganar dinero, destruyendo el planeta, condenando a la miseria a miles de millones de personas, coaccionando el desarrollo económico del mundo, chantajeando a los gobiernos, etc. Y todo esto lo promueve y lo fomentan los grandes capitales con la colaboración necesaria de políticos carentes de sensibilidad social, y por tanto, corruptos. Y por todo ello hay que pararles los pies a los hijos de puta que dirigen las multinacionales, empezando por una critica radical a todo el sistema. Radical no significa violencia. La violencia y el crimen y el asesinato y el esquilmo de las riquezas de las gentes que trabajan es lo que hacen en este momento las fuerzas de humanización humanitaria con ventanas a la calle en Afganistán, Irak y otras zonas del planeta, que ya está bien de cachondeo.

GREENPEACE mantiene una campaña para que la Unión Europea no admita la autorización de comercializar el Arroz transgénico. Son precisas muchas firmas para convencer a las autoridades europeas que la ciudadanía debe ser escuchada por encima de los intereses de las grandes multinacionales como Bayer. Tu puedes colaborar: infórmate, firma, y difunde la campaña!
Arroz transgénico: la nueva amenaza

El gl