martes, 9 de julio de 2019

SOBRE ARROCES. EL QUE MÁS SABE DE ARROZ ES EL QUE LO INVENTÓ. DESPUÉS YA VIENE PEPE HERMANO. DEL BLOG EL MUNDO DE PEPE HERMANO

viernes, 3 de mayo de 2019

EL MUNDO DEL ARROZ III. ARROCES TRADICIONALES, HIBRIDOS, CLEARFIELD Y TRANSGÉNICOS.



ARROCES TRADICIONALES, HIBRIDOS, CLEARFIELD Y TRANSGÉNICOS.


En el Mundo existen miles de variedades de arroz y todas provienen de aquellos arroces salvajes que se recolectaban hace más de 10.000 años. Como no se pretende aquí  un estudio exhaustivo sobre el arroz, en este apartado sólo entraremos en definiciones básicas que expliquen las diferencias entre ellos de la forma más asequible que sea capaz de exponer.

Arroz tradicional.- Comprende todas aquellas variedades que, de forma natural o manipulada por el hombre, se han ido seleccionando por sus características mejoradas, respecto a sus progenitores.
 
Al principio, las nuevas variedades las conseguíamos multiplicando una espiga que nos gustaba más que el resto porque era más grande o maduraba antes o tenía un tallo más fuerte. Se había producido una hibridación natural y bastaba con seguir las distintas líneas de esa espiga,--Méndel--,  y seguir multiplicando la línea que nos había gustado inicialmente. Después de Méndel, cuando ya los científicos entienden el proceso de la diversificación de las variedades, este proceso de hibridación se realiza manualmente, adelantando de esta forma lo que la naturaleza, tal vez hubiese ofrecido a lo largo de muchos siglos de multiplicación, especialmente en el arroz que es una planta endógama, es decir que se auto poliniza. La hibridación que se utiliza en la mayor parte de los arroces tradicionales trata de fecundar los ovarios de una flor de arroz -de una variedad interesante por sus cualidades- con el polen de otra variedad que tenga cualidades complementarias que la mejoren.     Estas semillas obtenidas de forma natural o artificial tienen que seleccionarse durante varios años hasta obtener una homogeneidad en todas las plantas resultantes de la multiplicación resultante. Sólo entonces tendremos la variedad genéticamente pura y a pesar de ello se mantendrá un seguimiento continuo para eliminar las plantas cuyos tallos o espigas sean de otra variedad o una reminiscencia parental.

Arroces híbridos.- Son el producto de un proceso de mezcla entre dos variedades, como el realizado de forma natural toda la vida y otras técnicas más depuradas que permiten la utilización como semilla del resultado del primer cruce. Los chinos han querido utilizar el vigor de los primeros cruces y además -manteniendo el secreto de los parentales y las técnicas de obtención-, tienen garantizada la venta de su semilla cada año, puesto que el arroz obtenido de la cosecha de estos híbridos no sirve para su multiplicación, ya que esta primera generación de plantas y consiguientes multiplicaciones sólo conseguirían aumentar las diferentes líneas que produciría ese F1 utilizado como base. Es un inteligente sistema que permite a los chinos mantener una gran capacidad de control sobre esas variedades que con el sistema tradicional tendrían que proteger de otra forma, como se hace en América, patentando cada variedad o en Europa donde se registra por el obtentor de la misma. 
 
De todas formas tras la segunda revolución verde la mayoría de los países que he visitado utilizan mayoritariamente variedades Híbridas, -lo que permitió un gran aumento de la producción de arroz en el Mundo- y por lo tanto lo más probables es que el arroz largo importado sea híbrido lo que no debe preocuparnos en cuanto a su calidad culinaria. Sí puede ser causa de preocupación el control sanitario de los medios utilizados para su producción, pues mientras en EEUU y Europa el control sanitario es muy severo, ignoro si esa severidad se traslada igualmente al importado.

Arroz Clearfield,- (Clearfield, literalmente campo desnudo). Es una tecnología introducida, en España, por BASF y que inicia su comercialización en las tierras del Bajo Ebro en 2011.
 
La semilla Clearfield se obtiene mediante el tratamiento de las semillas comunes con un proceso químico que provoca una mutagénesis inducida y tras la siembra de esa semilla tratada se le aplica el tratamiento de un herbicida específico que elimina todas las malas hierbas y los arroces no resistentes a este pesticida. Mediante la multiplicación de las espigas resistentes a ese herbicida se obtiene una variedad “resistente al pesticida específico” sin la necesidad de utilizar técnicas transgénicas, con lo que la empresa evita el rechazo del agricultor que se resiste a los transgénicos y vadea las prohibiciones a la siembra de arroces transgénicos en Europa.

Según la empresaLos  ‘Sistemas de Producción Clearfield’ de la empresa química BASF, se componen de tres elementos.  En primer lugar, una semilla ‘mejorada’ por mutagénesis que es resistente a un herbicida. En segundo, el correspondiente herbicida, que en el caso de los cultivos Clearfield es alguno de los herbicidas de la familia de las imidazolinonas de la misma empresa. Y en tercer lugar, un ‘Programa de Custodia’, que es un contrato entre la empresa y el comprador donde se marcan una serie de restricciones en el uso de la tecnología.