lunes, 26 de junio de 2017

PARA UNA CONTRIBUCIÓN A LA HISTORIA DE ISLA MAYOR (El texto de este trabajo fue publicado en 2009 en la Revista El Pollo Urbano, Zaragoza. En este se han cambiado algunas fotos y sus pies correspondientes)



ANDALUCIA: EL MAYOR PRODUCTOR ARROCERO DE ESPAÑA. UNA APROXIMACION A LA HISTORIA DE ISLA MAYOR, SEVILLA
 
La producción arrocera en España se sitúa en torno a las 750.000 toneladas anuales, con tendencia a la baja desde 2004.

España es el segundo productor arrocero de la Unión Europea con el 28% del total, después de Italia con el 57%.
 
Superficie y producción de arroz en 2005
 
                                            Hectáreas      Toneladas     % Superficie    % Producción
Navarra                                    2.126             12.667                 1,78                  1,55
Aragón                                   12.475             47.354                 1,04                  5,81
Cataluña                                 21.569           126.203               18,10               15,50
Baleares                                         71                  102                 0,05                 0,01
Castilla-La Mancha                     333               2.031                 0,27                 0,25
Comunidad Valenciana          15.270           127.127               12,81               15,61
Murcia                                         496               2.980                 0,41                 0,36
Extremadura                           27.275           178.814               22,89               21,96
Andalucía                               39.499           326.836               33.16               40,14
 
TOTALES                          119.114           814.114
Elaboración propia a partir de: El arroz en España y en el Mundo. Alicia Langreo






El 97% del total de la producción se halla concentrada en cinco Comunidades autónomas: Aragón; Cataluña; Comunidad Valenciana; Extremadura y Andalucía. Destacando esta última de una manera singular sobre todas las demás Comunidades con el 33% de la superficie total y el 40% de la producción, donde, además, se dan los rendimientos más elevados.



Dentro de Andalucía la zona arrocera se encuentra entre la margen derecha del Río Guadiamar (límite del antiguo Coto de Doñana, hoy Parque Nacional del mismo nombre, Huelva, y la margen derecha del bajo Guadalquivir, Sevilla), en cuyo centro está Isla Mayor, pueblo en el que se encuentra la mayor extensión de producción arrocera.
 
Las empresas Herba y Sos Cuétara dominan claramente la industria de la segunda transformación arrocera, junto a Malcerías Españolas.
 
Un aspecto de considerable importancia de las zonas arroceras, viene representado por su alto valor medioambiental en sus respectivas áreas, sobresaliendo también en este sentido, el mismo pueblo de Isla Mayor por su cercanía al Parque de Doñana.  

ISLA MAYOR
(Isla Mayor, parcialmente, a vista de pájaro)
 
Sevilla, Julio. Media tarde. El sol comienza su descenso y el plomo derretido y vertido sobre la ciudad durante todo el día deja el aire pesado, caliente, casi irrespirable. Y toma uno el camino de Isla Mayor por el enredo de autovías nacidas al calor de la Expo 2000 dirección Coria del Río, a la izquierda, para no tomar la de Huelva.
 
La metralla de la última explosión urbanística ha herido cuando no matado del todo el paisaje. Se ha llevado por delante los naranjos que había, las cicatrices han quedado en forma de ladrillos amontonados, a uno y otro lado de la calzada de dos vías que empieza en San Juan de Alnazfarache, a los pies de la loma del monte, donde antaño estaba la leyenda en setos bien cuidados de “Ave María”, visible desde el tranvía de Sevilla a Puebla a su paso por el puente metálico de Tablada.  Y es que, la modernidad urbanística cansinamente monótona afea y encarece la vida de las ciudades innecesariamente. Y puede que hasta injustamente.
 
Después de San Juan, Gelves, con los restos restaurados de la antigua estación del tranvía que han quedado. Y hasta llegar a este último pueblo del que Isla Mayor fue pedanía hasta lograr su independencia administrativa a primeros de los noventa del pasado siglo, algo que años más tarde llegaría a extenderse al resto de España: rotondas, para regular la velocidad de los vehículos. También en esto los andaluces se anticiparon.
 
Algo menos de una hora de coche desde Sevilla y después de dejar atrás Puebla del Rió a unos  treinta kilómetros de la capital, se gira  al izquierda en la Venta del Cruce, donde se rodaron escenas de la película “Un caballero Andaluz”, y uno se topa con el mar de verdores de los arrozales de Isla Mayor. Se abre la ventanilla despreciando el aire acondicionado del interior para sacar la mano y notar el roce del aire fresquito que llega de los arrozales, cuando el sol está medio escondido por el Parque de Doñana. 

  (Atardecer en Isla Mayor)



ISLA MAYOR obtiene su independencia administrativa del pueblo matriz, Puebla del Río, a partir del decreto de segregación firmado por la Junta de Andalucía el 22 de Febrero de 1994, y a partir de entonces nace y se mete en la historia oficial como municipio independiente después, después de un largo conflicto político social de sus vecinos sin excepción con los poderes públicos establecidos que dejamos para más adelante.


(Una de las manifestaciones de los vecinos de Isla Mayor por la independencia de Puebla del Río, previa a la ocupación que realizaron de la Catedral de Sevilla)


Los nombres que originalmente tuvo Isla Mayor fueron los de “El Puntal”,  hasta la visita que realizó el General Franco en 1953 y a partir de entonces pasó a denominarse "Villafranco del Guadalquivir", hasta conseguir su nombre actual, Isla Mayor, tras el largo y espinoso proceso que le llevó a su independencia de Puebla del Río.
 
ISLA MAYOR se encuentra al suroeste de la Provincia de Sevilla, en las marismas del bajo Guadalquivir, siguiendo su curso bajo, entre el triángulo que forman las ciudades de Cádiz-Sevilla-Huelva-Cádiz.
La marisma sevillana tiene 112.136 hectáreas, de las que 29.770 (26,54 %) corresponden a la Isla Mayor.
Hace 5.000 años aquellas marismas estaban sumergidas bajo el mar. Allí se unían el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, y el río Guadalquivir desembocaba en la actual Coria del Río, a una docena de Kilómetros de Sevilla. Hoy desemboca a más de 100 Kilómetros de la misma capital, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.

La marisma se fue convirtiendo por la desecación del lago que formó y que los romanos denominaron “Ligustino”, en una tierra nueva, tierra de nadie, cuyos prados verdes dedicaban los árabes del siglo IX para la cría de caballos para fines militares y para los primeros ensayos del cultivo del arroz, que solían ser arruinados por las desmesuradas crecidas del rió Guadalquivir que podía pasar de su caudal regular de 10 m3/seg. a los 10.000 m3/seg., comparable al río indio Ganges. 



(Antiguo cauce del río Guadalquivir a su paso actual por Isla Mayor. Por aquí pasó Juan Sebastían Elcano en su vuelta al mundo/  Manuel Valderas Sánchez)


(Arrozales de Isla Mayor. Al fondo buque de contenedores navegando por el río Guadalquivir dirección Cádiz./ Diario.es)
  
El potencial económico que guarda la Isla Mayor no pasa desapercibido para nadie. Arrebatada a los árabes pasa a formar parte de Sevilla por concesión de Alfonso X en 1253 y en 1.272 a los moradores de La Guardia, actual Puebla del Río. Desde entonces se utilizó en provecho de todos los pueblos colindantes como explotaciones ganaderas, caza, pesca, extracción de almajos para la fabricación del jabón y el vidrio.
 
Al finalizar el siglo XVIII se proyecta vender la Isla Mayor para financiar las mejoras de navegación del río Guadalquivir.
 
En el siglo XIX se pretende arrendar la Isla para superar el déficit presupuestario que al Ayuntamiento de Sevilla le ocasionó la Guerra de la Independencia, y a partir de 1830, aparece en escena don Felipe de Riera, marqués de Casa Riera, con domicilio en París, que pide para sí y sus sucesores la Isla Mayor del Guadalquivir, a lo que accede Fernando VII, el rey Borbón más nefasto de la historia de España, contra el sentir del Ayuntamiento de Sevilla que se defiende ante los tribunales de justicia para no perder sus derechos, cosa que no consigue, quedando así, unas 20.000 hectáreas de la Isla como finca del marqués que pasará posteriormente mediante compra-venta a manos de  los ingleses, y dando lugar a los primeros terratenientes, todos ellos personalidades influyentes.
 
La Compañía Islas del Guadalquivir o de los ingleses se funda en 1926 con capital suizo, inglés y español, haciendo una inversión inicial de 20 millones de pesetas que ampliará hasta los 40 para adentrarse en las marismas con 68 Km. de carreteras: 54 Km. de ferrocarril de vía estrecha; 60 Km. de línea telefónica y 27 Km. de tendido eléctrico de alta tensión, y la creación de pequeños poblados: Colinas, Rincón de los Lirios, Alfonso XIII, El Puntal, Veta de la Palma y Reina Vitoria, donde se establecen los primeros asentamientos y diferentes instalaciones desperdigadas por el campo.
 


(Así era Isla Mayor en la segunda década del siglo pasado)