viernes, 16 de mayo de 2014

IU: UN EJEMPLO

  No sé si es mucho un poco, pero un ejemplo al fin y al cabo, el que la dirección de IU haya suspendido de militancia y suspendido de portavoz a uno de sus militantes, que por lo visto le ha salido rana. Así, pues, aquí paz y allá gloria. Sígase el ejemplo por amor de Dios, Cristo bendito, santos apóstoles, Pedro, Pablo, Juan y el San Isidro, el Labrador. Hasta quí vamos bien.

Sabe el juez Ruz, intuye indiciariamente o barrunta, por h por b (siendo h y b = a Bárcenas, según mi corto saber y entender) que entre por los mandos del poder del PP hay un submorlaquete, porque hasta este momento es un supuesto morlaquete, que anda el hombre o mujer, manejando seis cuentas, seis (como las hijas de Elena, pero por dos, porque ellas eran tres), por la banca suiza, y es aqui, llegados a este punto, cuando me enzarzo, nos enzarzamos a brazo partido y piedras porque no hay, que hay que decir las cosas como son, el Niño Dios y yo, que como todo el mundo sabe en lo de Niñez andamos parejos (Jesusito de mi vida eres Niño como yo) y me surge la pregunta del chocolate del loro: ¿Qué pasaría o pasase en el supuesto de que el morlaquete que anda como Pedro por su casa por entre las palancas del poder del PP, fuera alguno de los candidatos a las europeas y saliera o saliese elegido, Dios mediante, porque con mi voto no va a salir? 

Dejo la incognita en manos del hermano ministro del Interior, Jorge Fernández, que es el que lo debería saber, y si no, que Dios se lo demande

*

La dirección de IU suspende de militancia a Ángel González y lo destituye como portavoz parlamentario

Esta decisión se toma tras la negativa del político a dimitir pese a ser condenado a siete años de inhabilitación | Emilia Vázquez ocupará de forma interina la portavocía en la Junta


COMERCIO.ES

 15.05.14
 
La dirección de IU suspende de militancia a Ángel González y lo destituye como portavoz parlamentario
Ángel González, rodeado de periodistas, ante el TSJA :: ÁLEX PIÑA

La Presidencia de IU reunida esta tarde de forma extraordinaria aprobó la suspensión de militancia provisional del hasta ahora portavoz parlamentario. La decisión de éste de no dimitir de sus responsabilidades hasta que la Junta General lo inhabilite para ocupar un escaño ha colmado el vaso para la dirección regional que ha optado por su destitución como portavoz y como cargo público en representación de la coalición.

La portavocía de IU en la Junta General será ocupada a partir de ahora de forma interina por la portavoz adjunta, Emilia Vázquez, hasta que el Consejo Político haga una propuesta.

Ángel González fue condenado a siete años de inhabilitación por la sala Civil del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, por un delito de prevaricación administrativa en relación a la contratación de monolitos para la memoria histórica en su etapa de viceconsejero de Bienestar Social. El fallo establece que la condena "implica la pérdida de su condición de diputado electo en la Junta General del Principado de Asturias, así como la posibilidad de concurrir a ningún tipo de elección o ser nombrado para puesto representativo o ejecutivo o gestor por una autoridad pública por dicho periodo, si bien no la pérdida de sus condición de funcionario si la tuviera". Sin embargo, hasta ahor,a González se ha aferrado a su cargo y se ha negado a dimitir, asegurando que se trata de una sentencia injusta y recurrible. Pese a ello, el letrado de la Junta General del Principado ha dictaminado que el hasta ahora portavoz de IU no podía continuar como diputado. 

La sentencia relata que González convocó en la sede de la Consejería al administrador de la sociedad New Construction, dedicada a la elaboración de hitos, al que se le encargó un presupuesto para adjudicar un contrato menor de obras y también se le solicitó que aportase presupuestos de otras dos empresas. Según el fallo, esta solicitud se hizo para dar "cobertura legal" a la exigencia interna de presentar tres presupuestos y así proceder a la posterior adjudicación por el procedimiento de contratación menor de obra. El administrador de 'New Construction' entregó un presupuesto propio por importe de 49.856 euros, así como el de otras dos empresas por 49.989,97 euros y 58.000 euros.

*++

ELECCIONES EUROPEAS: UNA VISION





Alberto Garzón
Público.es
07 may 2014

Las novelas distópicas operan como antagonistas de las novelas utópicas, y en lugar de relatarnos cómo debería ser el mundo ideal prefieren describirnos un hipotético mundo plagado de injusticias y maldad. 1984 de George Orwell o Un Mundo Feliz de Aldous Huxley son sin duda los ejemplos más conocidos. Sin embargo, con mucho menos conocimiento público, la Comisión Europea está trabajando mano a mano con Estados Unidos en la redacción de un nuevo documento que podría estar prácticamente al mismo nivel. No obstante, el problema del Tratado de Libre Comercio que se está negociando entre la Unión Europea y EEUU es que amenaza con ir más allá de la literatura y podría convertirse en una dramática realidad.

La primera pregunta que nos asalta es ¿cómo es que apenas hemos oído hablar del TLC? Quizás ello tenga que ver con el hecho de que el negociador de la parte europea, Ignacio García Bercero, escribió una carta pública a su contraparte estadounidense para tranquilizarle en relación a la confidencialidad de todo el proceso. Anunció, sin ir más lejos, que la negociación del TLC sería una excepción a la regla 1049/2001 que obliga a las instituciones europeas a hacer públicos sus documentos. Y añadió, para terminar de convencer a su homólogo americano, que los documentos tendrían carácter secreto durante al menos 30 años[1]. El comisario europeo De Gucht suscribiría esa misma opinión en el propio parlamento europeo cuando concedió carácter confidencial a las negociaciones y negó la función negociadora del parlamento[2].
Un TLC es un acuerdo entre varios países o zonas geográficas para incrementar el volumen de intercambio de bienes y servicios. Y generalmente consiste en reducir los impuestos a la importación, lo que permite a los ciudadanos comprar más baratos los productos extranjeros. Sin embargo, la propia Comisión Europea ha reconocido que «las relaciones económicas entre los Estados Unidos y la Unión Europea pueden ser consideradas entre las más abiertas del mundo»[3]. Asimismo, la Organización Mundial del Comercio ha estimado que las tarifas promedio rondan el 3,5% en Estados Unidos y el 5,2% en la Unión Europea. Estamos hablando de niveles extraordinariamente reducidos, lo que nos obliga a sospechar de las intenciones últimas de un TLC entre EEUU y la UE.

Un paso más en nuestro análisis nos lleva al punto crucial. Asegura la Comisión Europea que la clave del TLC está en la armonización de la regulación comercial, lo que dicho así quiere decir poco. Es sabido que las regulaciones de EEUU y la UE difieren en mucho al tratar determinados sectores o productos. Por ejemplo, la Unión Europea opera con un principio regulatorio de precaución que impide la comercialización de los productos si la empresa no ha demostrado previamente que no son lesivos para la salud humana o el medio ambiente. En EEUU tal principio no opera y la regulación es bastante más laxa. Así las cosas, ¿hasta qué nivel se armonizará la regulación? ¿Hacia el de Estados Unidos o hacia el de la Unión Europea?

La pregunta está en el aire, pero las sospechas son crecientes dada la lógica del sistema económico. Y es que cuando se abren las fronteras a la competencia extranjera, como busca cualquier tratado de libre comercio, se inicia una competencia a la baja o carrera hacia el fondo que desploma los estándares laborales, medioambientales, sanitarios e incluso democráticos. Es decir, en esas circunstancias económicas cualquier coste es un obstáculo para vencer en la carrera competitiva, y lo mismo da que se trate de un salario alto o de un severo control medioambiental.

El caso del fracking es paradigmático. Esta práctica de extracción de gas y petróleo está extendiéndose como la espuma en EEUU, pero debido a los efectos negativos que tiene sobre el subsuelo e incluso la salud humana su prohibición está ganando terreno en la Unión Europea. Las multinacionales estadounidenses y las multinacionales europeas y algunos líderes políticos han protestado. Las primeras porque insisten en ampliar su mercado, y los segundos porque denuncian que compiten con desventaja. El primer ministro británico, D. Cameron dijo nítidamente que la paralización del fracking promovida desde la UE provocaba que «nuestros competidores vayan por delante de nosotros en la explotación de estos recursos». En suma, que los europeos somos menos competitivos por tener sensibilidad ecológica. Una obviedad, por otra parte.

Así las cosas, la teoría económica nos sugiere que la igualación o armonización de las regulaciones siempre se hace por la baja. Desregulación, en definitiva. No sólo de elementos medioambientales, como el fracking, o sanitarios, como los transgénicos o el etiquetado de productos, sino también laborales y democráticos.

EEUU no ha firmado varios de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) referidos a la libertad sindical. Bajo una cláusula llamada irónicamente Derecho al Trabajo se esconde una legislación antisindical que será armonizada con la regulación laboral europea. Y precisamente en un contexto económico y político en el que la Comisión culpabiliza de todo a los salarios y a la excesiva regulación laboral… Intrigante.

Más jugo tiene aún la cláusula de protección de los inversores extranjeros, conocida como ISDS (Investor-State dispute settlement), y que supone la creación de tribunales interna