lunes, 2 de julio de 2012

AMERICANOS, CHULOS, PERO COMO TEJOS. ¡ESTA SI QUE ES BUENA!

VALENCIA ARDE MIENTRAS LOS CINICOS Y PARASITOS SOCIALES QUE PASAN POR DIRIGIRNOS SE LO PASAN PIPA A NUESTRA COSTA


Miles de héctareas se consumen en Valencia por un fuego que posiblemente sea provocado por unos cuantos hijos de la gran puta que no irán a la cárcel. 
Cierto es que porque Dios quiere, porque desgracias pueden pasar todos los días y aquí no se mueve una moto de polvo si Dios no quisiera, hasta ahí de acuerdo, lo que pasa es que Dios no se mete en estas tontadas, porque al ser Dios un Ser muy ocupado los asuntos terrenales nos lo dejó a las personas. 
Bueno, sin exagerar, se lo dejó a algunas personas, porque yo no  he quemado un monte en mi vida, al igual que tampoco he sido ni banquero ni manejador de la palanqueta del poder que son en realidad quienes mandan o dejan que el monte se queme, ¿ o no, señor Conde, porque cuando el monte se quema algo suyo se quema? 
O no, señor Zaplana, ¿o no se quemó el monte porque Dios quiso? Donde luego se hizo Terra Mítica por donde se descascarillarón unos cuantos millones de las antiguas pesetas, de lo que usted, sí, sí, señor Zaplana, a usted le digo, mismamente usted debería habernos dado por lo menos y según mis cuentas unas cuatrocientas mil explicaciones, chispa más o menos, y si no a nosotros, para que vea que no es cosa personal, al correspondiente juzgado de gaurdia, por lo menos. Digo yo y no es por ofender, sólo por ver por donde se esturrearon los dichos millones a raiz de que Dios que todo lo quema (si quiere, si quiere y sólo si quiere, y quien no se crea esto es un rojo y un mantecón) le echó unas quemaduras al monte.
Pero no nos entretengamos en esto ahora que es fuego pasado. Ahora a lo que estamos, a lo que está ardiendo en estos momento en Valencia, mientras la Selección española de futbol se dispone a darle un golpe de visita al Rey para rendirle respetos y darle reales gracias por la ayuda prestada para proclamarse Campeona de Europa, aprovechando que la Reina no está, porque anda brujuleando por Filipinas donde los españoles, o sea, yo por ejemplo, tenemos unos grandisimos negocios de tócame Roque que defender  para poder lleagr a fin de mes.
El Princípe, según ha dicho principalmente, en la presidencia viendo la final de España-Italia se sufre mucho, se sufre tanto que ojú que caló hace en la presidencia sufriendo y viendo el partido de futbol. Tan es así, que de no haber sufrido el Principe lo que sufrió viendo el partido de qué va a ser la Selección  Española campeona de Europa.
Rajoy sin embargo es más de los nuestros, está más al quite barato que otra cosa, y se alegra de toda alegría posible de la felicidad que nos da saber que España es Campeona de Europa, ¡oé, oé oé!
Lo que ocurre es que Rajoy cobra, gasta más que la orilla de un río y se asegura asegurata y lo demás son tonterias su porvenir, el de sus hijos y, para mi que el de sus nietos, no por desearme a mi felicidad campeona, sino para que mire (y si es ciego no es culpa mía, sólo de Dios que todo lo puede y que tan pronto le mete candela al monte como que le adjudica un chufletazo de ceguera a quien quiera) de gestionar los recursos del Estado en beneficio de la sociedad, y no en recortar gastos del Estado (que significan ingresos para todos nosotros, que a ver cuando nos vamos enterando de ese ligero matiz, diferencial, podriamos decir, entre el concepto de gasto normal de una casa, por ejemplo, y el concepto de gasto cuando se habla de gasto del Estado) que significa quitarnos servicios, por ejemplo, quitar recursos para prevención y lucha contra los incendios para darselo a los bancos y asimilados plan beneficios porque sí. Bueno, porque sí tampoco, sólo porque a Rajoy se lo mandan.
Bien, quedamos pues, que muy bien, todos bien , la familia bien y el partidazo entre España e Italia requete bien, pero comprendame Su Alteza, sufridor en el palco y don Mariano Rajoy el forofón, que yo es que les tengo que decir algo a las familais que han resultado afectadas en los incendios de la Comunidad valenciana y vecinas, que ustedes son unos cínicos, unos parásitos sociales y unos auténticos peligros para la sociedad, eso sí. Pero a ellos qué les digo, porque que se les está quemando la casa por falta de medios para la prevención y la lucha contra el fuero ya lo sabe