miércoles, 28 de mayo de 2014

PODEMOS..., PERO HAY QUE HACERLO

 

Anguita habló de PODEMOS, de Equo y de que la ofensiva no tiene que ser solo electoral



Elinsurgente.org

 El ex coordinador general de IU, Julio Anguita, ha afirmado que le "satisface muchísimo" la "irrupción extraordinaria" que ha tenido Podemos en las elecciones europeas y ha llamado a una "contraofensiva de gran aliento para cambiar las cosas".

   No obstante, preguntado si es partidario de que IU y Podemos concurran juntos a las próximas elecciones generales, ha replicado que no le "interesa eso por ahora" y que la ofensiva no tiene que ser solamente electoral --"nos equivocaríamos", ha dicho--.

   A su juicio, la izquierda debe ser capaz de "ganar a la población, con palabras claras, con un mensaje que no tenga aristas" y así construir un "contrapoder" que en su momento asuma la tarea de gobernar con otros principios. Para ello, ha apostado por no hablar de "izquierda", o de "centro", sino de programas electorales. De hecho, preguntado por UPyD o Ciudadanos, ha dicho que ha leídos sus programas y ha insistido en que hay que debatir.

   En declaraciones a Cuatro recogidas por Europa Press, Anguita se ha mostrado convencido de que la presencia de Podemos será "beneficiosa", igual que la de Equo y otras formaciones, y ha elogiado también el resultado de IU.

   También ha saludado la caída de votos del PP y del PSOE, a los que ha calificado como "las dos caras de una misma amoneda con diferencias accidentales entre ellos", y ha elogiado también los resultados de Izquierda Unida.

   Además, ha confiado en que los nuevos partidos planteen alternativas, y sobre todo, planteen alternativas que hagan que "la ciudadanía se galvanice para cambiar"

*++

EL PSOE NO HA DEJADO DE SER SOCIALISTA POR PERDER LAS ELECCIONES

Meter la mano en el saco, tocarle los cojones, y decir luego que es macho tiene poca ciencia.
El carnet del PSOE tenía una frase, no se si la seguirá teniendo, que decía que la pretensión del partido era la emancipación social de todas las clases sociales, que nadie explotara a nadie. Esta frase junto a otras cuestiones a más de uno nos hicieron ser militantes de ese partido. Esta frase la borró de hecho don Felipe González. Desde ese momento el PSOE dejó de ser socialista y no ahora porque haya perdido las elecciones, y desde ese momento, algunos, hicimos cuanto pudimos por denunciar ese abandono del Socialismo, y así permanecimos algunso años, hasta que abandonamos el partido. 
Por esa experiencia mía en el PSOE me atrevo a afirmar que la militancia de base no es tal, puesto que no ha tenido militancia efectiva, trabajo político no remunerado en el sector de la sociedad en el que estuviera, excluto de aquí la representación que pudiera haber tenido en un Consejo Escolar o una Junta vecinal. Y en estas condiciones no s epuede tener un partido político de izquierdas, y por eso el PSOE no ha sido de izquierdas mas que nominalmente, y por esta misma razón, los problemas que hoy tiene que no son otros que los derivados de la pérdida de votos, puesto que de izquierdas, desde Felipe González a este parte no ha tenido más que el nombre, no se van a solucionar ni con primarias ni secundarias ni antes el congreso o después el congreso, porque nada de ello tiene que ver con la "emancipación" de todas las clases sociales, sino con la forma de recuperar votos, como siempre.
Abandonar el PSOE que no es socialista para fundar otro PSOE que sí sea Socialista, es la única solución. Pero esto no se está planteando, salvo algunas excepciones.
Y, los análisis, Beatriz Talegón, son análisis y no opiniones personales.
Se les terminó el chollo, se terminó nuestro silencio
Parecía imposible y finalmente, sucedió. Batacazo electoral en los comicios europeos. No se engañe, usted también ha perdido. Está claro que unos más que otros; y entre quienes tenían especial interés puesto en esta cita, cada cual pasó la noche en vilo del domingo al lunes por distintas razones.

De los de los sobres, los de la superioridad intelectual, por mucho que se empeñen en tratar de vendernos que han ganado, es como venir a presumir de poseer un trozo de piedra brillante en medio de un desierto. Podrá ser objetivamente un mineral valioso, pero desde luego que en estas circunstancias no sirve absolutamente de nada. No soluciona ninguno de los problemas que tenemos y solamente evidencia que vamos a seguir comiéndonos con patatas recortes y más medidas injustas. Por lo tanto, a no ser que tenga algún tipo de cuenta en Suiza, reciba algún que otro sobre o tenga alguna inexplicable razón que se me escapa (será porque no tengo una altura intelectual suficiente para llegar a entender por qué han votado al Sr. Cañete), usted también ha perdido en estas elecciones.

Noche de festejo para la gente de Podemos, Izquierda Unida, Equo, Ciutadans, que han conseguido obtener representatividad. Tampoco durmieron. Sin duda sus motivos son otros: han peleado por defender un proyecto diferente (cada cual el suyo) y ayer vieron que estaban apoyados por mucha más gente de lo que calcularon. Es una buena señal, sin duda. Pero desgraciadamente me temo que aunque el cambio está empezando y la gente despierta poco a poco, usted también ha perdido estas elecciones. Porque hasta que no nos pongamos todos a remar en la misma dirección, pues en la izquierda compartimos la mayoría de los mensajes, usted seguirá sintiéndose sólo.

Pero sin duda si alguien no durmió ayer fueron aquéllos con los que comparto carnet de militante en el PSOE. El batacazo se veía venir (algunos seguían sin quererlo asumir) y muchos ya lo llevábamos diciendo hace tiempo. Íbamos de cabeza, cuesta abajo y sin frenos. Y no solamente porque de las cien medidas que llevábamos en el programa electoral no se haya oído más que una matraca constante contra las tonterías que soltó por esa gran boca el Sr. Cañete. A pesar de la gravedad de su error, con un mensaje para dejarle en evidencia habría bastado. Faltó pedagogía en los mensajes. Y sobre todo, ¡faltaron mensajes!

Una campaña que ha sido la de los “besos y abrazos”, timorata y de puertas para adentro, con abucheos en mercados, actos reventados por ciudadanos indignados, denuncias en juzgados por nombrar a los candidatables de manera nada democrática en sus aparatos oficiales… Encuestas absurdas que nadie creía y datos inflados de subjetividad. Acuerdos de no hablar de primarias para después, repartir mítines entre los candidatables “permitidos” por el aparato, y abrir ya la carrera en una absoluta falta de igualdad de oportunidades para con los militantes que pudieran querer concurrir.

Militantes desmotivados, que ni si quiera han votado por los supuestamente “suyos”. Los que han recibido llamadas y cartas de “agradecimiento” por su implicación, mientras su cara se transformaba en una mueca, que al colgar el teléfono o guardar el mail en la “papelera”, han murmurado en muchos casos no entender tanta hipocresía y lejanía. La sensación de estar mandando un autobús a Bruselas lleno de salvavidas y salvoconductos. Perfiles que no responden ni al querer ni al sentir de la militancia; personas que han profesionalizado la tarea de exhibir unas siglas que han quedado vacías de contenido gracias a quienes llevan ocupando sillas y pisando alfombras desde que tienen “memoria”.

Y dándose así la situación algunos aparecían hoy con cara de sorpresa, de no entender qué estaba pasando y por qué los datos habían sido tan tremendamente malos. El resto no llegamos a entender que de verdad no nos estaban escuchando durante todo este tiempo. ¿De verdad cuando hemos hablado miles de veces con ustedes, Rubalcaba y compañía, no nos han prestado la más mínima atención?

Reconozco que muchas veces lo he sentido. Hacen que escuchan, pero desde luego si lo hacen les importa muy poco. Utilizan la palabra “partido” para asegurarse su situación. Lo que pensemos la militancia (el verdadero “partido”) y la ciudadanía (esos que les legitiman con sus votos) les resulta totalmente lejano e irrisorio. Hasta ayer.

Pero les ha durado poco el grito que han escuchado. Porque han vuelto de nuevo a mirar para otro lado: habíamos acordado, sí, ustedes y los militantes -ustedes y yo, en tal caso- que habría unas primarias abiertas y transparentes después de verano. Habíamos acordado que elaborarían el reglamento de las primarias; que garantizaríamos un juego limpio; que era el momento de la militancia y de la ciudadanía. Que íbamos a ser ejemplares… Habíamos acordado.

Pero resulta que al ritmo de l