miércoles, 29 de junio de 2011

LOS PROGRAMAS POLITICOS ALGUNA VEZ SON PARA SER CUMPLIDOS

Ikurriña (Bandera vasca)



Bildu es una coalición de partidos políticos vascos de izquierdas, que además de ganar las últimas elecciones municipales vascas quiere aplicar el programa político con el que se ha presentado a las elecciones.
Uno de los puntos de su programa político consiste en disminuir tanto la presencia militar como policial del territorio vasco, lo que a su vez implica que salga del País vasco cuanto menos dinero mejor para financiar el ejército y, como consecuencia, cuanto menos dinero mejor para la manutención del Rey y su familia, lo que supone una buena medida para ahorrarle al Estado gastos sin empeorar las condiciones de vida los trabajadores y jubilados, además de un paso efectivo de progresismo al restarle apoyo a una de las instituciones más retrogradas conocidas: la monarquía.
En la dieta política de Bildu figura también la independencia del País vasco, por lo que desde su punto de vista (y en democracia es lícito cualquier punto de vista, incluso la modificación de la Constitución) cuestiona los símbolos políticos que no sean considerados propios, como son la foto del Rey y la bandera española.
Hasta aquí se puede hablar de la coherencia política de Bildu, cuya opción política ha sido respaldada por 276.134 votos (el 25,45% de todo el País vasco) que le han supuesto ser la primera fuerza política en número de Concejales : 953, lo que supone en porcentaje más del 42% de los Concejales sobre la totalidad de los partidos políticos (PNV, PSOE, PP y Aralar) presentados a las elecciones y que han obtenido algún Concejal.
La victoria electoral de Bildu en el País vasco es innegable, al igual que es innegable el arraigo y el sentimiento nacionalista vasco: 82,40%, frente al nacionalismo español (igual de respetable que el nacionalismo vasco): 17.60% que representan conjuntamente PSOE y PP (10,34% PSOE y 7.25% PP respectivamente).