martes, 13 de enero de 2009

Y SI NOS DEJAMOS DE BROMAS, QUÉ

(4)

Desde hace más de treinta años todos los informes coinciden en señalar que la brecha entre ricos y pobres se hace cada vez más grande confirmando la sociedad dual: un 20% de privilegiados y un 80% abocado a la pobreza y sin futuro.
¿Cómo explicar este hecho objetivo, cuando el desarrollo tecnológico ha alcanzado el mayor nivel jamás conocido y lo índices productivos no han dejado de crecer?
Cualquier intento te explicación que gire en torno a la moralidad o a la avaricia, que es como lo intenta explicar Zapatero, o Rajoy (las dos caras de la misma moneda), no hará más que alejarnos de esa explicación, que en la práctica significa que desconocido el origen del problema, imposibilitada la solución, que es de lo que tratan por todos los medios, como única solución al sistema capitalista: que no se llegue a saber de forma generalizada en la sociedad que el sistema capitalista no va a solucionar ninguno de los problemas que hoy padecemos, porque precisamente el problema es el propio sistema capitalista.

*