martes, 28 de febrero de 2012

HOY EN ISLA MAYOR, SEVILLA


*++

ERA PRECIVILIZADA, EPOCA RAJONIANA

Algo de lo que pasa en la España de Rajoy y el Reino de Su Majestad (la Suya, no la mía) don Juan CarloS I de España (que algunos decimos que será el último).

Pásalo en la Red: "Yo también me quiero jubilar así"


GALERIA DE PENSIONES DE ORO EN LAS CAJAS DE AHORROS RESCATADAS


L.A. (EL PLURAL.COM) 23/febrero/2012


En estos días de discursos de apretarse el cinturón y cargas policiales contra los estudiantes que reivindican una educación pública de calidad, circula por la red un pásalo denunciando los excesos que se han cometido con las cajas de ahorros. Unas entidades que además han recibido sustanciosas cantidades de dinero público para salvar su viabilidad, unos ingresos que han ayudado a sus gestores a brindarse unas jubilaciones de oro.
El pásalo en la Red “Yo también me quiero jubilar así” denuncia los excesos en las cajas de ahorro de algunos de sus exdirigentes, que se han asegurado un retiro de oro a pesar de los problemas económicos de las entidades que dirigían.
Opacidad en Caja Segovia
Así, el e-mail denuncia que Manuel Escribano, exdirector general de Caja Segovia, se prejubiló con una pensión pactada de 6 millones euros. Según informó ELPLURAL.COM, la Fiscalía investiga esa prejubilación a raíz de una denuncia de UPyD, mientras que los exdirectivos de la caja –ahora integrada en Bankia gracias al dinero público del FROB- se aferraron a la ley de protección de datos para negarse a dar datos de sus remuneraciones, como le obliga el Banco de España.
La entidad financiera mimada por Feijóo
José Luis Méndez, exdirector general de Caixa Galicia, ha recibido una pensión de entre 15 y 20 millones euros. De nuevo, los datos son poco transparentes, y aunque se desconocen los detalles, de los 2.400 millones de euros que ha recibido la entidad gallega, 23,6 se han destinado a prejubilaciones de sus exdirectivos. José Luis Pego, exdirector general de NovaCaixaGalicia, es otro de los beneficiados con 10,8 millones euros en concepto de indemnización y pensión, según El País.

Más en Castilla y León
Otro de los agraciados es Lucas Hernández, exdirector general de Caja Duero, quien ha recibido una indemnización de 1,3 millones euros, según denunció UGT, que también alertó de que una cantidad similar recibiría José María Loza, exdirector general de Caja España, mientras que el excicepresidente, Francisco Fernández, cobró 500.000 euros por su salida. Las dos entidades se han fusionado.
El escándalo de la CAM
La CAM, intervenida por el Banco de España, es otro caso sintomático, ya que antes de la intervención del regulador para garantizar la viabilidad de los depósitos, los exdirectivos se aseguraron una buena salida: Roberto López Abad, ex-director, se prejubiló con 12,8 millones euros en total, mientras que su exdirectora general, María Dolores Amorós, se blindó con una pensión vitalicia de 370.000 euros anuales. El Banco de España está intentando poner dar marcha atrás a estos excesos cometidos antes de la intervención mediante un expediente sancionador.
Más indemnizaciones millonarias…
Pero hay más casos. A finales del pasado año, la Fiscalía anunció que investigaría las salidas pactadas en Caixa Penedés, donde tres altos cargos se repartieron 20 millones de euros: el expresidente Ricard Pagès se asignó un plan de pensiones de 11 millones de euros, mientras que el del exdirector general ascendía a 6 millones.
Por su parte, Domingo Parra, exdirector general de Banco de Valencia (Bancaja), pactó una indemnización por su salida de 7,5 millones euros, como asegura Elconfidencial. Según El Mundo, los nueve miembros de la cúpula directiva del banco el año pasado se repartieron en los nuevos primeros meses del ejercicio 2,5 millones de euros, a pesar de los números rojos, aumentando en un 7,5% sus ingresos.
Mientras, Juan Salido, exdirector general de Cajasol (ahora integrada en Banca Cívica), se prejubiló con una pensión de 950.000 euros, según el periódico de Unedisa.

*++



jueves, 23 de febrero de 2012

PUBLICADO EN CRONICA DE ARAGON

CRITICA Y SALUDO A UN COMUNICADO SINDICAL DE LA POLICIA
(2)

El comunicado del Sindicato Unificado de Policía (SUP) que se critica, empieza por manifestar claramente su intención de apoyar “decididamente” las manifestaciones convocadas por los sindicatos (ya realizadas: 19–02–2012) como protesta por la última reforma laboral del gobierno del PP.

Una de las cosas destacables de ese comunicado, a mi juicio loable, se debe a que uno de los pilares básicos donde se asienta el Estado de forma objetiva, la policía, o al menos la policía que representa el SUP, se alinea claramente con los trabajadores productores de bienes al anunciar su asistencia a las manifestaciones para protestar contra la reforma laboral, aunque sin desplegar ninguna pancarta propia, “previniendo cualquier incidente que pueda distraer el objeto de los actos”, afirma el comunicado.

Si ningún policía de los sindicados en el SUP ha participado nunca en la represión por la fuerza de manifestaciones pacíficas de ciudadanos pacíficos, no hay nada que añadir. Pero si por el contrario, algunos de esos mismos policías ha reprimido alguna vez por la fuerza a ciudadanos pacíficos que se manifestaban pacíficamente, como por ejemplo y en estos días ha sucedido en Valencia con los estudiantes, es una contradicción que debe resolver el SUP, pues no se puede estar con los trabajadores en unos momentos puntuales en los que se manifiestan porque ven recortados sus salarios y sus derechos sociales, y en otros reprimirlos por la fuerza.

Esta resolución de la contradicción a la que acabo de aludir es tanto más urgente cuanto que los vientos que están soplando no tienen nada de pacíficos socialmente, sino todo lo contrario, y que yo preveo que se convertirán en abierta tempestad cuando al gobierno español de turno, sea del PP o del PSOE, aplique la última modificación de la Constitución Española relativa al déficit cero, acordada por Zapatero del PSOE (no socialista, hay que volverlo a repetir); el PP de Mariano Rajoy estando en la oposición y el resto de partidos de derechas representados en el Congreso.

Cuando se aplique esa modificación de la Constitución, como se trata del déficit cero, el gobierno correspondiente (¡y actuando legalmente!, gracias a la modificación de la Constitución a la que no hemos prestado mucha atención) podrá no pagar pensiones o recortarlas todavía más, o no pagar o pagar menos a los maestros, por ejemplo, para con ese dinero hacer frente al pago de deudas contraída con los bancos o grandes empresas por compra de armas o alquileres de carros de combate, cuyo único objeto era el de participar en desfiles militares, por ejemplo.

Cuando llegue ese momento, al que todo apunta que llegaremos, la policía, al menos a la que representa el SUP, que es a la que aquí estamos aludiendo, tendrá que saber si defiende a los alteradores del orden público que son los bancos y las grandes empresas, que son las que le están dictando al gobierno la política económica que tienen que aplicar para salvaguardar sus beneficios sacrificando a la inmensa mayoría de la sociedad, o a los trabajadores, que con el único arma que tienen, las manifestaciones y las huelgas, defenderán sus derechos que desde luego no le han regalado los capitalistas.

*++

lunes, 20 de febrero de 2012

PUBLICADO EN CRONICA DE ARAGON

CRITICA Y SALUDO A UN COMUNICADO SINDICAL DE LA POLICIA

(1)

El Estado es el único legitimado para el uso de la violencia. Por tanto, es el Estado el que monopoliza el ejercicio de la misma.

El ejército y los diferentes cuerpos de policía son los instrumentos a través de los cuales el Estado hace uso de la fuerza represiva que posee.

Lo legítimo es lo que se corresponde con la ley, y es la ley la que determina el marco y las condiciones en que el Estado puede ejercer la violencia que monopoliza. Pero lo legítimo no siempre es lo justo.

La aplicación de lo legítimo no es necesariamente la aplicación de la justicia. La justicia, en esencia, es dar a cada cual lo suyo, y la ley que puede ser radicalmente injusta se podría aplicar, precisamente, para que alguien quite o se quede con lo que no es suyo. Por ello un acto legítimo, efectivamente, puede serlo, pero no por ello necesariamente justo.

Sentadas las anteriores aseveraciones no parece un acto baladí el contenido de un comunicado de prensa del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), uno de los mayores sindicatos del Estado español, en el que viene a criticar abiertamente la política del gobierno del Partido Popular que preside Mariano Rajoy, concretamente lo relativo a la última reforma laboral, a la vez que un apoyo decidido a las manifestaciones que contra la misma reforma laboral convocaron ayer los sindicatos UGT y CC.OO.

Llegados a este punto uno se podría preguntar: ¿el SUP apoya las manifestaciones contra la reforma laboral de Mariano Rajoy y su gobierno que han convocado UGT y CC.OO, pero no las convocadas por otros sindicatos como CGT, CNT, CATA, IA o SOA, con la misma legitimidad representativa de los intereses de los trabajadores que UGT y CC.OO, y a mi juicio, con mucha más fuerza moral que UGT y CC.OO, toda vez que estos dos sindicatos son en buena medida coartífices de la reforma laboral en colaboración con empresarios y gobierno, contra la que supuestamente se dirigen las manifestaciones convocadas?

*++