domingo, 14 de junio de 2015

MANUELA CARMENA, ALCALDESA DE MADRID POR LA GRACIA DE LOS VOTOS

ELECCIONES MUNICIPALES. RESTA QUE LA IZQUIERDA NOMINAL DEJE DE JUGAR A LA CHIRIGOTA TONTILONA Y SE TRANSFORME EN IZQUIERDA REAL Y EFECTIVA PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL


SE CONSUMA EL VUELCO LOCAL CON PACTOS DE IZQUIERDAS EN LAS GRANDES CIUDADES ESPAÑOLAS

El PP mantiene alrededor de 3.000 alcaldías, pero es el que pierde más poder al haber cedido 15 de las 34 capitales, entre ellas Madrid, Valencia o Sevilla.

RAÚL BELLERÍN  (EFE), MADRID
diariodesevilla.es
13.06.2015 



Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. / EFE

 Veinte días después de las elecciones municipales se ha consumado el vuelco en el mapa local español, que haperdido buena parte del color azul que adoptó en 2011 y en el que la izquierda gobernará las principales ciudades gracias a acuerdos en los que lascandidaturas de unidad popular son protagonistas. ElPP mantiene alrededor de 3.000 alcaldías, más que ningún otro partido en España, pero es también el que pierde más poder al haber cedido 15 de las 34 capitales de provincia que conquistó en 2011, entre ellas algunas tan relevantes como Madrid, Valencia o Sevilla. 

Manuela Carmena y Ada Colau. Madrid y Barcelona. Símbolos de un cambio que ha llevado a las candidaturas apoyadas por Podemos a las alcaldías de ciudades como Zaragoza (Pedro Santisteve), Cádiz(José María González Kichi), La Coruña (Xulio Ferreiro) oSantiago (Martiño Noriega).

Cientos de personas, miles en algunos casos, se han congregado en las inmediaciones de los ayuntamientos de algunas de esas ciudades para recibir a sus nuevos gobernantes con gritos de "Sí se puede" y escuchar mensajes que han coincidido en dos líneas maestras: labúsqueda de los acuerdos y la cercanía a los ciudadanos. En una jornada propicia para los guiños,Carmena ha arrancado su mandato con el anuncio de una bajada de sueldo para sus concejales, pero no para los de la oposición, y Joan Ribó ha debutado como alcalde de Valencia guardando la vara de mando, símbolo de que ha llegado para dialogar y no para mandar.

Para la formación de esos gobiernos ha sido vital el apoyo del PSOE, que a su vez se ha beneficiado del resto de las fuerzas de izquierda para recuperar pulso municipal: ha pasado de nueve a 17 alcaldías y, aunque ya no gobierna Zaragoza, se ha hecho con plazas clave como Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Palma o Córdoba. Un pacto de última hora ha resuelto el conflicto asturiano y ha permitido a los socialistas gobernar Oviedo pese a ser la tercera fuerza más votada gracias al apoyo de IU y Somos. 

También ha sido clave el PSOE para el cambio en Valencia, desde ahora gobernada por un tripartito dirigido por Joan Ribó, el alcalde verde de Compromís, tras 24 años en el poder deRita Barberá, que no ha presenciado el relevo al haber renunciado a su acta de concejal. Son pactos "excéntricos y sectarios" para impedir que el PP gobierne donde ha sido el más votado, a juicio del presidente del Gobierno y del PP, Mariano RajoyMálaga, en manos de Francisco de la Torre, se convierte en el principal bastión del PP, que contra pronóstico ha mantenido el poder en Almería, pero que ha visto cómo le arrebataban Vitoria con un movimiento de última hora.

La grieta abierta en el acuerdo entre el PSE y el PNV en la localidad guipuzcoana deAndoain (donde un edil peneuvista ha dado el gobierno a EH Bildu) ha permitido a los socialistas desmarcarse de su compromiso en la capital alavesa, pero aún así el peneuvistaGorka Urtaran ha conseguido el bastón de mando gracias a EH Bildu, Sumando-Hemen Gaude (Podemos), e Irabazi (IU-Equo). Un acuerdo a cuatro bandas como el que ha permitido a EH Bildu hacerse por primera vez con la Alcaldía de Pamplona, en manos de Joseba Asiron, recibido por centenares de partidarios en la plaza del Ayuntamiento.

Si Podemos ha sido protagonista por la victoria de las candidaturas que ha apoyado,Ciudadanos lo ha hecho por su papel determinante para permitir el gobierno del PP como partido más votado en varias capitales, bien con el apoyo del partido de Rivera, bien con su abstención. Una llamada de la dirección nacional del partido a los candidatos de Ciudadanos en Almería rompió el pacto anunciado con el PSOE para dar la capital almeriense a los socialistas, lo que ha permitido al popular Luis Rogelio Rodríguez-Comendador iniciar su cuarto mandato. También conservará el PP ciudades emblemáticas como Murcia, Santander, Granada y Logroño y ha arrebatado a los socialistas Orense y Cuenca. 

La llegada del PNV al poder en Vitoria completa su triunfo en las capitales vascas, un éxito que no se producía desde hace casi treinta años y que contrasta con el golpe que ha supuesto para CiU para la pérdida de Barcelona. Izquierda Unida ha encontrado en Zamora su nueva Córdoba -histórico feudo desde ese partido hasta 2011- gracias a Francisco Guarido, el conserje de un instituto que se ha hecho con el gobierno de la ciudad, símbolo de que IU ha resistido en los municipios mucho mejor que en las autonomías.

*++