sábado, 16 de febrero de 2008

LOS “SUDACAS” ESTOS QUE VIENEN POR LO “CIVILIZADO”

(2 de 2)
Las 185 Tm. de oro que llegaron a la actual Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, entre 1503 y 1660, procedente de las Américas, junto a16.000 Tm. de plata, cuyas cantidades figuran bien documentadas en el Archivo de Indias, forman el principal del préstamo que los Iberoamericanos hicieron a los jefes y ricos europeos hace 500 años, según Guaicaipuro Cuatemoc, el que reclama ahora, como es de recibo, la devolución del mismo.
Descarta Guaicaipuro Cuatemoc que las tales cantidades de oro y plata fueran producto del saqueo, explotación y genocidio, lo cual no es poca cosa, porque de no considerarlo préstamo no le quedaría otra que reclamar a los jefes y ricos europeos, junto al principal, indemnizaciones por daños y perjuicios, con lo que la cosa se les pondría muy fea.
Y así, en aras de recuperar lo que es suyo: 185 Tm. de oro y 16.000 Tm. de plata, con lo que los jefes y ricos europeos financiaron el desarrollo capitalista, aplica el mismo razonamiento que el que hacen estos últimos hoy día cuando reclaman la devolución de los préstamos que hacen al Tercer Mundo, pero no de manera abusiva, que para eso lleva Guaicaipuro Cuatemoc más de cuarenta mil años civilizado.
Frente al 20 y 30% de intereses que imponen los capitalistas al Tercer Mundo por los préstamos que les hacen, Guaicaipuro Cuatemoc sólo pide la módica cantidad de un 10% con un periodo de gracia de 200 años, o sea, que no aplica intereses más que a 300 años. No se le puede acusar de usurero.
De manera que lo que los jefes y ricos europeos tienen que devolverle (no creo que a mi me pida nada) a Guaicaipuro Cuatemoc y los suyos es 185 Tm. de oro y 16.000 Tm. de plata, al 10% y 300 años (200 se los perdona), lo que elevado a la 300 potencia arroja un saldo a su favor un peso mayor que todo el globo terráqueo, en oro y plata claro, no va a ser en palabras o declaraciones solemnes. Quiere el mismo material que él prestó.
Sé, aunque no lo ha dicho muy a las claras Guaicaipuro Cuatemoc, que quiere la devolución del préstamo rapidita, porque estos jefes y ricos europeos no son de fiar, son más peligrosos que un mono con una navaja de afeitar en la mano, dado que con tantas riquezas en su poder, a su libre albedrío, y durante 500 años no han sabido crear ni un simple puesto de trabajo estable y digno para los propios europ