domingo, 16 de diciembre de 2012

MEMORIAL GALÁN Y GARCIA HERNANDEZ EN HUESCA, DOS CAPITANES REPUBLICANOS QUE POR LA REPUBLICA NO DIERON PALABRAS SINO SUS VIDAS. ¡VIVA LA REPUBLICA!

 HASTA SIEMPRE, GALANES...


 de la republicahuesca.blogspot.com.es
 domingo, 16 de diciembre de 2012

Hoy es un día agridulce. Al sabor agradable dejado en la jornada de ayer por la austera brillantez con la que se desarrolló el acto inaugural, se une hoy la tristeza de la despedida de unas gentes, familiares del capitán Fermín, que vinieron aquí a recoger en sus personas el afecto que dispensamos a Galán y se han ido uniendo al enterior afectos propios ganados por su cercanía, simpatía y cariño. 

El día ha transcurrido con la visita a diferentes lugares de la iconografía republicana oscense. Desde Jaca, donde el CRHU no ha acudido, hasta Cillas, pasando por Biscarrués y Ayerbe. En todos estos lugares hemos podido contar con las siempre amenas explicaciones de Esteban Gómez. 

El acto final ha consistido en una comida de hermandad, esta vez casi en petit comité, al término de la cual se han ofrecido a los familiares unos obsequios sencillos, pero muy sentidos. Y, de nuevo, la lluvia ha hecho acto de presencia. 


*++

LA TIERRA, OTRO DOMINIO MÁS DEL CAPITAL


EL GRAN NEGOCIO ALIMENTARIO
(Arrozales en Isla Mayor, Sevilla)
 
Vicent Boix
CEPRID
12-12-2012 

La cadena agroalimentaria en un gran y suculento negocio. Así lo demuestran los balances de ciertas transnacionales, como también queda claro tras analizar el vertiginoso aumento del capital financiero en los mercados de materias primas. Se ha normalizado, se ha institucionalizado y se ha aceptado sin rechistar, un incremento de los precios de los alimentos (y su volatilidad) que se creó artificialmente en los mercados. Desde organismos como la FAO se anuncia y se asume sin más, que la humanidad enfrentará una época de alimentos caros aunque ello suponga aceptar unstatus quo en el que millones de personas pasan hambre. 

Tradicionalmente, el campesinado se ha caracterizado por cultivar alimentos destinados al consumo propio y a los mercados locales, llevando a la práctica un tipo de agricultura respetuosa con el medio ambiente y cimentada en unos conocimientos agronómicos que se han transmitido de generación en generación. En muchos lugares el campesino o pequeño agricultor, con el tiempo se fue abriendo al mercado. El objetivo ya no era cultivar para comer, sino hacerlo para vender la siembra y poder comprar la comida y otras necesidades. La denominada “revolución verde”, acaecida a mediados del siglo XX, favoreció este proceso ya que consiguió aumentar la productividad, gracias a la mecanización del campo y a la utilización de semillas mejoradas y productos químicos. El otrora agricultor libre, se hizo dependiente de los “paquetes tecnológicos” y de las exigencias de los mercados.

Inicialmente muchos pequeños agricultores lograron sobrevivir e incluso progresar, aunque con la expansión de las políticas neoliberales, la agricultura tradicional y campesina ha entrado en una clara recesión. Según