viernes, 9 de octubre de 2009

ENTREVISTA AL EX CARGO PUBLICO DEL PP QUE DENUNCIO A LA POLICIA EL CASO GURTEL

Magnífica entrevista que ha realizado MARISU MORENO al ex cargo político del PP que hizo la primera denuncia a la policia del caso Gurtel, y que ha
publicado en la edición de El Plural.com el día 09.10.09
¡FELICIDADES DEL OJO ATIPICO A MARISU MORENO POR SU ENTREVISTA!
*
(y Segunda parte)

(José Luis Peñas, ex cargo público del PP que denunció el caso Gürtel a la policiía)

“Aguirre sabía perfectamente quién era Correa y la imputada Isabel Jordán a quien llamaba a diario”


“Mariano Rajoy puede poner al PP a la altura de HB”


¿Qué le parece la estrategia del PP de atacar al Gobierno, a la Fiscalía… para eludir responsabilidades en relación al caso Gürtel?
Es la huída hacia delante. Es muy difícil decir que en el cesto hay manzanas podridas. Más difícil es sacarlas y limpiar todo el cesto. Normalmente el que tiene que limpiar también está podrido. Es un gravísimo problema y de ahí arrancan todos los males. Si son dos alcaldillos y un presidente de la empresa no pasa nada pero cuando subes hacia arriba y son los que te han apoyado, tus amiguitos, claro, el tío que ha manejado todo el dinero y que sabe lo que ha pasado en ese partido, cuando tú no tienes la conciencia muy tranquila porque sabes que tenías que haber hecho algo más... Es lógico que tengas que hacer esta huída.

Aguirre presume de haber actuado con contundencia. ¿Ha sido así?
Esperanza Aguirre, conocida en el PP como la tránsfuga –abandonó el Partido Liberal, que sigue existiendo, por Alianza Popular-, sabía perfectamente quién era Paco Correa, sus empresas, para quién trabajaba Isabel Jordán [una de las imputadas], a la que llamaba a diario… Siempre decía que no quería a otra persona para sus actos que no fuera Isabel Jordán y decir eso era decir Correa. Hubo un juicio en 2007 porque le reclamaban unas cantidades que tuvieron que pagar. Claro, cuando una empresa tiene mucha información sobre ti tienes que actuar con cuidado. Cuando se produce la intervención de Garzón y se empiezan a saber cosas, esta señora hace lo de siempre, sacrificar peones. ¿Alguien se va a creer que López-Viejo actuara por su cuenta?

El archivo de la causa contra Camps se ha interpretado como un triunfo ¿está de acuerdo?
Yo lo veo como lo que es. Un tejemaneje absoluto. No puede ser que haya un amiguito del alma de un presidente que sea el que lo juzgue. Me parecería indignante que De la Rúa acabara en el Supremo. Espero que sea una victoria efímera. Yo he estado allí, he oído las conversaciones y es de justicia que se reabra el caso que nunca se debió archivar. Toda la familia de Camps tiene que decir algo. Su señora tiene que dar explicación.

¿Era generoso Correa con la gente?
Sí, interesadamente. Aunque a veces era capaz de hacer cosas por altruismo. Él, en el fondo, sabía que su dinero era de procedencia ilícita. Quizá ello le llevara a hacer buenas acciones, me consta que ayudó a una persona en un tratamiento contra el cáncer. Creo que lo hizo para satisfacción personal y para poder contarlo.

¿Le hizo algún regalo?
Sí, estuvo en mi boda y me regaló un viaje. Más tarde, cuando dejé de ser concejal del PP en el Ayuntamiento de Majadahonda y pasé a concejal no adscrito, él se acercó a mí. Yo ya sospechaba de sus tejemanejes y me extrañó porque de mí no podía sacar nada porque no tenía ninguna capacidad de decisión. Tuvo la idea de formar un partido independiente y ése fue mi banderín de enganche. Montamos a final de 2005 el partido, una pequeña infraestructura que lógicamente era pagada por el señor Correa.

¿Está imputado en esta causa?
Sí. Se ha dicho que yo fui a la Fiscalía y pedí un trato. Fui a la Policía y denuncié. No sé si se pueden hacer tratos o no con la Fiscalía. Desde luego yo no pedí nada para mí.

¿Ni nadie se lo ha ofrecido?
No, nadie. No lo pedí porque no lo necesito. Para hacer esto hay que tener, como dice un amigo mío, cierta parte corporal muy limpia. Y yo la tengo. Desgraciadamente para todos ellos, desde el señor Correa hasta el último imputado, la tengo superlimpia. ¿Por qué estoy imputado? Porque en el famoso pen drive que le cogieron al señor de los dineros de Correa había unas entregas de dinero de 2005, dos o tres meses que nos entregaba unos 2.000 euros para financiar el partido que habíamos creado. Teníamos una oficina, una secretaria… y ese dinero iba para eso. Yo no tenía intención de sacar ningún concejal, como he dicho antes, era mi banderín de enganche para averiguar los tejemanejes que se traía con el PP.

¿Actuó con sangre fría con la intención de pillarle?
Me preguntaba por qué quería un partido, no era lógico que quisiera financiarnos. Empiezo entonces a verle con asiduidad y en diciembre de 2005, en el hotel Fénix -él se había ido de su casa había dejado a su mujer y tenía dos habitaciones alquiladas-, estaba hablando por teléfono con Benjamín Martín Vasco y lo tenía puesto en manos libres. Oí a Martín Vasco exigir una cantidad al señor Correa para no delatar no sé qué negocio en Arganda. Ese día pensé ‘aquí está el entramado, el quid de la cuestión’. En enero de 2006 empecé a grabar todos los encuentros que pude.

Tras la denuncia y hacerse público su nombre como la persona que puso en marcha toda esta operación ¿alguien le ha llamado?

No, nadie.

¿Ha temido por tu vida en algún momento?
Por supuesto que sí. He pasado miedo. No soy un superhéroe. Tengo una familia. No estamos hablando de un trapicheo. Estamos hablando de la segunda organización política de este país, afectada hasta la médula. Miles de millones de euros. Cómo no iba yo a estar intranquilo. Yo sabía dominar ese miedo pero ha habido muchas veces que me sentía desolado, muy intranquilo. He oído cosas muy duras en conversaciones. Afortunadamente, tengo el apoyo de toda mi familia.

¿Le sigue dando miedo?
No, ahora no. Ahora mi intranquilidad es esa que si al final no hay condena todo habrá quedado como agua de borraja.

¿Le ha decepcionado el PP?
Sigo siendo miembro del PP. Me ha defraudado. Yo ya era mayor cuando entré en política, tenía 37 años. Pensaba que era una opción limpia, clara y que me convenció totalmente. Era cuando lo de Miguel Ángel Blanco y me sentía muy orgulloso de pertenecer al Partido Popular.

¿Y ahora?
No me arrepiento de nada de lo que hice con el PP, igual que no me arrepiento de haber hecho la denuncia. El PP tiene que deshacerse de esta gente corrupta. Y me gustaría hacerle la siguiente reflexión a Mariano Rajoy: usted puede poner al PP a la altura de HB. Una de las imputaciones es por asociación ilícita, que es una de las causas para ilegalizar un partido político. Si esto acaba en condena, estaría en la misma situación de ilegalidad que HB, según la ley de Partidos que tanto invoca el señor de “los chuches”.

¿Qué le gustaría decirles a aquellos a los que no ha conseguido convencer?
Yo realmente a quien espero convencer es a los jueces. Sé que hay muchos ciudadanos que han podido estar en mi misma situación. Que denuncien. La gente que pueda pensar que actúo por venganza es muy difícil que les convenza de todo lo contrario. Pueden ver mis cuentas corrientes. No era una vendetta ya que para eso, tendrían que haberme hecho antes algo. Simplemente estaba en el lugar oportuno en el momento oportuno. Podía haberme vuelto a mi trabajo y no habría pasado nada. De hecho podría haberles sacado cualquier cosa por esos audios. Nunca se me pasó por la cabeza. Ésta es la verdad, no puedo decir otra cosa.

¿Todo esto le ha perjudicado personal y/o profesionalmente?
Yo tenía una carrera política por delante, en un municipio muy rico de Madrid, que con hacer lo que me dijeran ya bastaba. Era un concejal joven y posiblemente tenía por delante una carrera política halagüeña. Pero Dios me ha venido a ver porque podía haber acabado como uno más de la secta o en la cárcel. Todo esto me ha servido para crecer mucho personalmente y ser mejor. En lo que respecta a mi familia también me ha venido muy bien: a mi hija mayor la veía minutos en sus primeros años de vida. Aunque me haya perjudicado un poco profesionalmente, prefiero tener menos desde un punto de vista económico y ser mejor persona.

¿Cuándo pase todo esto, le gustaría seguir participando en política con un PP regenerado?
Sería muy difícil. La política para mí es un caso cerrado ya. Me gustaría ayudar a la gente que pudiera estar en la situación que yo he pasado, a concejales o a partidos independientes, que los hay, que luchan por su municipio… En esa área del derecho me interesaría poder trabajar, no por el hecho de lucrarme pero creo que tengo detrás un bagaje que creo que puedo ayudarles.

*