miércoles, 12 de diciembre de 2012

CC.OO: ESTUDIO SOBRE LA FISCALIDAD EN ESPAÑA



El estudio acerca de la fiscalidad en España realizado por el Economista de CC.OO, Manuel Lago: “El Impuesto de Sociedades, principal responsable de la crisis fiscal española”, del que hoy publicamos la primera entrega y a la que seguirán tres más en días sucesivos, constituye un magnifico instrumento para demostrar de manera objetiva la sarta de mentiras argüidas por el PP y su gobierno para explicar la “crisis” y para justificar socialmente las distintas políticas que están aplicando para luchar contra ella. Sarta de mentiras de la que no queda excluido el PSOE, por cuanto que el PP no aplica ninguna política que no sea continuación de las aplicadas anteriormente por los distintos gobiernos del PSOE desde los tiempos de Felipe González, con las matizaciones correspondientes en impuestas por los tiempos y circunstancias en que han tenido que actuar uno y otro partido, pero siempre en defensa de los intereses de los grandes capitales, que por definición son contrapuestos a los intereses de la inmensa mayoría de la población.

Si el trabajo de Manuel Lago está bien realizado y perfectamente demostrado, como es mi opinión, cabría pensar que aplicándolo a la realidad, que podría ser aplicado, saldríamos de la crisis. Pero esperar tal cosa, que aplicando una lógica muy simple y elemental cabría esperarlo, constituiría un error absoluto, por cuanto que el trabajo de Manuel Lago en absoluto plantea el cuestionamiento del modo de producción capitalista, esto es, sus relaciones de producción, que es dónde radica la verdadera esencia de la crisis, y como no plantea ese cuestionamiento del sistema: la erradicación de las causas de la crisis, no propone ninguna alternativa. 

Considerar, pues, el trabajo de Manuel Lago como punto de referencia para salir de la crisis, que no es solamente financiera, sino estructural, que afecta a todo el sistema: política, económica e ideológicamente, no nos conduciría más que a un nuevo planteamiento reformista del modo de producción capitalista que es materialmente imposible.

 Imposible desde el punto de vista de “repartir” entre “todos” los beneficios producidos por el sistema, por la sencilla razón de que el sistema para mantenerse en pie necesita todo el beneficio para sí, como puede ser comprobado por la serie de recortes realizados y los que se tienen previsto realizar, y no sólo en España.

 Hecha esta salvedad, la de no pedir al trabajo de Manuel Lago lo que no puede dar, sí hay que añadir a continuación, la absoluta validez de su trabajo para la realización de una reforma fiscal que sirva para paliar los efectos negativos que está produciendo la crisis en la inmensa mayoría de la población, como primer acto de justicia que podría ser llevado a cabo, no como la simple noción de quitar al rico para dárselo a los pobres, sino para que los ricos restituyan a los verdaderos productores de cuanta riqueza existe la riqueza que previamente y sin haberla producido se habían apropiado: mediante la explotación económica, política e ideológica de los asalariados en primer lugar; mediante la evasión de capitales y mediante las leyes que han hecho a su medida a fin de pagar menos impuesto.

En suma, que el trabajo de Manuel Lago tiene absoluta validez para desmontar racionalmente todas las mentiras en que se basa la política del sistema, y como forma de paliar los efectos negativos de la crisis en la mayoría de la población, pero si al mismo tiempo se le van buscando alternativas reales al modo de producción capitalista al que necesaria y objetivamente hay que sustituir, excluyendo por tanto, cualquier planteamiento reformista, que es el riesgo que contiene dicho trabajo.

 EL IMPUESTO DE SOCIEDADES, PRINCIPAL RESPONSABLE DE LA CRISIS FISCAL ESPAÑOLA 

(1/4)


Manuel Lago 
Economista del Sindicato Nacional de CCOO de Galicia 
Noviembre de 2012

ÍNDICE

1. Introducción.
2. El impuesto de sociedades es el gran responsable en la caída de la recaudación fiscal.
3. Un impuesto camino de la irrelevancia, que afecta a la suficiencia y a la Equidad.
4. La caída de los beneficios solo explica una parte.
5. La ingeniería fiscal para pagar menos.
6. ¿Cuánto tributan las empresas?
7. Y las más grandes pagan todavía menos. 
8. Una propuesta simple para acabar con este expolio fiscal.

 1. INTRODUCCIÓN

El objetivo de este documento es analizar la responsabilidad del impuesto de sociedades en la crisis fiscal española que se inició en 2008, que continúa cinco años después y que se manifiesta, entre otras cosas, en un elevado nivel de déficit público. En estos cinco largos años hemos asistido a un fuerte desequilibrio de las cuentas públicas provocado, tanto por la caída de los ingresos como por el aumento de los gastos públicos, en cifras similares en los dos casos.

Un análisis algo más preciso de los ingresos públicos revela un funcionamiento diferenciado de los distintos impuestos, lo que ha provocado un deterioro de nuestro sistema fiscal, que en la crisis ha retrocedido tanto en suficiencia de recursos como en equidad en la distribución de la carga fiscal.

La enorme caída en la recaudación del impuesto de sociedades no ha suscitado especial interés en los análisis sobre el origen del déficit y en las medidas propuestas para la consolidación fiscal. La opción ideológica dominante, la neoliberal, ha centrado todos los análisis en un supuesto exceso del gasto público. En consecuencia, también la estrategia de consolidación fiscal se ha centrado en su reducción, con poco espacio para los ingresos, salvo en la nueva etapa iniciada en 2012.

Con la llegada del PP al gobierno se mantiene en lo fundamental esta estrategia pero se introduce un giro parcial, porque el esfuerzo de reducción del déficit exigido por la troika es de tal envergadura que actuar solo sobre el gasto no es suficiente. En poco tiempo hemos asistido a subidas del IRPF, del IVA, de los impuestos especiales y de otras figuras. Pero, sorprendentemente, apenas se habla del impuesto de sociedades, que sin embargo es el gran responsable de la caída de los ingresos tributarios en España en este periodo de crisis. 

Y ese es el objetivo central de las páginas que siguen: analizar la evolución del impuesto de sociedades desde 2006 hasta 2011, para sacar algunas conclusiones que expliquen esa evolución y terminar realizando una propuesta simple de reforma del impuesto.

2. EL IMPUESTO DE SOCIEDADES ES EL GRAN RESPONSABLE EN LA CAÍDA DE LA RECAUDACIÓN FISCAL 

La comparación de los ingresos tributarios en España en el ejercicio 2011 con los que se obtenían en 2006 revela algunos elementos de enorme interés, tanto cuantitativos como cualitativos, para entender la crisis fiscal española. 

En el año 2006, los impuestos devengados a través de las diferentes figuras tributarias alcanzaron los 183.525 millones de euros, que fue un máximo histórico en ese momento. 

Cinco años después, en 2011, la recaudación solo alcanzó 158.516 millones de euros, lo que supone una reducción de 25.009 millones de euros en los ingresos públicos, que a su vez equivalen a una caída del 13,6% en valores nominales, esto es, sin tener en cuenta l