miércoles, 26 de enero de 2011

CRISTO BENDITO HACIENDO MILAGROS ERA UN APRENDIZ DEL MILAGRO

(Pues, nada, compañero del metal Rajoy y compaña, que cuando estés en el reino de la Moncloa, entre todos terminaremos de hacer la reforma laboral que el otro compañero del metal, Zapatero, ha empezado)

Que Cristo con un pan duro y unas cuantas sardinas de las baratas diera de comer a 10.000 transeúntes no tiene ninguna gracia. Se ve que no era Hijo de los mercados internacionalités financieros, y por eso no quería quitar más que calamidades, el hambre, por ejemplo.
Cualquiera en su lugar con dos dedos de frente se habría formado un Prica o un Carrefur y se habría hecho de oro, y además se podría haber hecho también un buen sindicato de estos que hay a las órdenes del jefe.
O sea, que Cristo en lo tocante a milagros, nada, un simple aprendiz como mucho.
Para milagros de verdad los del secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, que con un simple comunicado te enturbia la mente a la vez que un gato lo convierte en liebre y se queda tan Pancho, y nosotros en volandas por entre las nubes que es un primor.
Hay que reconocerle, tanto a Fernando Lezcano, en su función de funcioneta sindical pagado con dinero de los trabajadores, como a la propias jefaturas de CCOO, UGT, PSOE y una larga etceteridad, lo artístico, el rumbo y tronío, incluido el salero de me cachis en la mar, que tienen para que en sus discursos comunicativos sin decir nada, creamos los trabajadores que defienden nuestros intereses, cuando en realidad lo que hacen es sacarnos las entretelas a no