martes, 30 de noviembre de 2010

NO HAY DERECHO, NO HAY DERECHO Y NO HAY DERECHO

(El encargado de los espías americanos en traje de faena camino de la base central de espias que tiene en la Embajada Americana de Madrid)

En la corrala de la Tía Paca, donde reina que te reina don Juan Carlos I, Rey, no pasa nada porque llegue el Jefe de Estado, Benedicto XVI, el del Vaticano, y se ponga a darnos lecciones de las normas de funcionamiento del condón, sin saber si aquí somos condónicos o no: Y se queda mas largo que ancho diciéndonos que si somos unos laicos o dejamos de serlo, a lo mejor habría deseado el hombre que fuéramos todos unos obispinos, hijos de obispo por ser el obispo un descondonado.
Recuérdese que hasta hace muy poco el Papa no quería ver un condón ni en pintura. Y el Rey que está a mi servicio y de vigilia permanente para que yo viva bien y no me insulten, sin hacer nada, mientras mi honor queda vituperado de malas maneras por un Jefe de Estado extranjero al que además se le dan tutiplén de millones de euros para que mantenga a sus propios agentes en España.
Ahora es el propio Superman disfrazado de espía americano desde la base de espías que tienen los americanos en su Embajada en Madrid, el que se lía al espionaje del Presidente del gobierno español. Y en esto yo no tengo nada que decir, la cosa de espías son así: tú me espías yo te espío.
Recuérdese que no hace mucho fueron los propios servicios de espías españoles los que espiaron al mismo Rey, lo que pasa es que el Rey no dijo nada. No sé yo si en esto del espionaje vale eso de que quien calla otorga. Yo por si acaso para no otorgar no callo.
Que me espíen a Zapatero, ya digo, bien, cosa de espías. Pero que me lo pongan como un trapo no. Eso sí que no. A eso no hay derecho. Que los espías americanos se le chiven al Obama vale, no pasa nada, pero que me lo califiquen de “izquierdista trasnochado” no hay derecho.
Si me lo hubieran dejado en trasnochado, bien: en que no ha trabajado en su vida, bien; en que por mucha vestimenta de la Selección española de fútbol que se ponga para corretear por las calles de Seúl hace el ridi, bien; en que es un forofo de la Bolsa de New York para la inversión de los Fondos de Reserva de la las pensiones de los trabajadores españoles y demás venidos de fuera a ganarse el coscurro, bien.
Pero que me lo tilden de “izquierdista” eso sí que no. No hay derecho a que se me meta Zapatero en la izquierda ni en la sombra de la izquierda.
Así que digo lo siguiente como primer y último aviso para los zoquetes espías americanos y teloneros españoles que pudieran tener: o me corrigen en informe ultraunis