miércoles, 17 de febrero de 2010

ESQUELA (QUE AHORA PARECE CACHONDEO)


Rogad a Dios por caridad por el alma de
Don Aumento de Sueldo,
desaparecido en España en edad avanzada,
viudo de doña Subida de Precios,
que conducía su vehiculo con excesiva velocidad,
debido al nuevo carburante del plan de Desarrollo.

R.I.P.

Su afligida 2ª esposa doña Modesta Paga Extraordinaria,
hijos don Anticipo, doña Vergüenza (ausente),
doña Deuda Perpetua y don Ayuno Forzoso,
hijos políticos doña Esperanza Frustrada,
doña Letra Vencida y doña Necesidad Urgente,
primos, acreedores y demás familia
os ruegan un piadoso recuerdo en sus oraciones.
Agradeceremos vuestra asistencia a la conducción del cadáver
desde la casa mortuoria del Ministerio de Trabajo
al cementerio de la Esperanza Perdida.

Varios excelentísimos ministros han concedido
buenas palabras en la forma acostumbrada.
90 días de indulgencia recitando la siguiente oración:

ORACIÓN

"ZP nuestro que estás en la Moncloa, glorificado sea tu nombre
y el de tus 640 asesores, con los que no paras de arruinarnos.
Hágase tu voluntad y la de tus Ministros, que tan a gusto nos exprimen, perdona nuestras deudas que vemos aumentar por momentos,
así como nosotros intentaremos perdonar a los que nos están robando,
y déjanos caer en la tentación
de buscar algún empleo que tanto necesitamos.
Amén.

JACULATORIA

Bienaventurados los que viven del sueldo base,
porque pronto verán a Dios.

MATERIALES DE REFLEXION

Publicado por el Ateneo Confederal Rojo y Negro de la Confederación General de Trabajadores (CGT), acaba de ver la luz un documento que titula “Más allá del sueño de los Borgia”, de los autores Raquel Casiron; Emilio Alba y María José Moya.
Este documento, fragmentado en diez partes irán apareciendo en este Blog en días sucesivos a partir de hoy.
Sin duda es un documento que debería inducirnos a la reflexión, y que viene a demostrar que los déspotas que nos dirigen no solo nos explotan y se quedan con el producto de nuestro trabajo, sino que además nos envenenan poco a poco. Muy completitos que nos han salido estos déspotas.

8/10


1.1) PBDEs (RETARDANTES DEL FUEGO)

Ordenadores, televisores, pijamas para niños y tapicerías de cines, entre otras muchas cosas, han sido fabricados con PBDEs (polibromodifeniléteres). Comenzaron a usarse en los televisores y han proliferado por su capacidad para retrasar la propagación del fuego, una ventaja fuera de duda. Sin embargo, algunos científicos aseguran que a altas dosis pueden afectar el sistema hormonal, y ya se ha detectado en la leche materna
y en animales de todo el mundo. “Si dentro de unos años se demuestra su efecto, echaremos de menos no haberlo estudiado más”.

1.2) DDT (COMPUESTO PERSISTENTE)

El DDT está prohibido en España desde 1977, pero aparece en alimentos y piensos: “Se detecta porque es muy persistente, el cuerpo lo acumula y pasa de un animal a otro”. Un estudio en Granada detectó DDT en el 98% de la población.
El DDT pertenece a la “Docena Sucia”, un grupo de sustancias persistentes que el cuerpo no elimina y que están relacionadas con problemas hormonales, cáncer y asma.

1.3) BISFENOL A (ACTIVIDAD HORMONAL)

El Bisfenol A fue descubierto en 1938 por un químico estadounidense llamado Dodds. Lo descubrió junto al Dietiletilbestrol, usado aún como tratamiento hormonal. Dodds descartó el Bisfenol A como tal porque su actividad era 100 veces menor, pero lo clasificó como “compuesto estrogénico” es decir, con actividad similar a las hormonas sexuales femeninas.
Décadas después, la industria química recuperó el Bisfenol A por su capacidad para polimerizar y formar plásticos (actualmente, se encuentra en centenares de miles de toneladas de estos). Muchos estudios en animales afirman que, a bajas dosis, pueden afectar al desarrollo sexual.

1.4) ENDOSULFÁN (PESTICIDA AGRÍCOLA)

El endosulfán es uno de los pesticidas agrícolas más usados. Sólo en Estados Unidos, se
utilizan más de 70.000 toneladas anuales. La Agencia Estadounidense del Medio Ambiente asegura que aunque el endosulfán puede tener efectos neurotóxicos en el laboratorio, no presenta riesgos en la comida. Sin embargo, la misma Agencia asegura que existe riesgo para los trabajadores que inhalen el pesticida y que ha habido casos de toxicidad en animales y peces. España es el mayor consumidor de endosulfán de la UE, y un estudio realizado por investigadores de Granada entre 458 mujeres en 2005 detectó que el 70% tenía dosis detectables de endosulfán, y que este pasaba a la placenta.

1.5) DIOXINAS (LOS MAYORES TÓXICOS)

Las dioxinas (policlorodibenzodioxinas) son una familia de sustancias químicas que tienen el dudoso honor de ser reconocidas como los productos químicos más tóxicos que el hombre ha sido capaz de sintetizar. Forman parte, junto con los también altamente tóxicos furanos (paradiclorobenzofuranos), de una familia química más amplia: los organoclorados. Los organoclorados son las sustancias que resultan de la unión de uno o más átomos de cloro a un compuesto orgánico (estos últimos, constituyen la base de la materia viva y están formados por átomos de carbono e hidrógeno fundamentalmente). Aunque esta unión puede ocurrir de forma natural, la inmensa mayoría de estas sustancias se forma artificialmente. Por ejemplo, la industria química combina gas cloro con derivados del petróleo para crear:
• Pesticidas (DDT, lindano)
• Plásticos (PVC, PVDC)
• Disolventes (percloroetileno, tetracloruro de carbono)
• Refrigerantes (CFC, HCFC)
Y así hasta sumar más de 11.000 productos diferentes. Cuando se blanquea el papel con
cloro, se utiliza éste como desinfectante en el tratamiento de las aguas, o se quema algún producto clorado, se crean nuevos organoclorados.
Al introducirse en el medio ambiente y sufrir reacciones con la luz otros compuestos químicos o agentes biológicos, vuelven a generarse nuevos productos de este tipo.
En España, de los miles de compuestos organoclorados producidos, utilizados y emitidos al medio ambiente, sólo se han reconocido los efectos negativos de una docena de ellos: el DDT, los PCBs, y otros pesticidas y disolventes.
Mientras en el resto de Europa se buscan soluciones para frenar la creciente contaminación por dioxinas, la sociedad española permanece ajena a este peligro, y las administracionno solamente lo ignoran, sino que además se muestran reticentes a prohibir la fabricación de productos que contienen o crean dioxinas, rehúsan las tecnologías industriales que e