sábado, 21 de marzo de 2015

ANDALUCÍA: REFLEXIÓN PREVIA AL DÍA DE LAS ELECCIONES (ES UN DECIR ESTO DE LA REFLEXIÓN)


Reflexionemos, hermanos:

Yo pecador (¡ y que me acabo de aventar un puñetazo en el pecho que si no me he jodido la punta de una costilla, ni bien ni mal!)

Susana Díaz que dice que no es de las casta, y si ella lo dice yo me lo creo, ha dicho algo, que la verdad no la he entendido. Pedro Sánchez, que al igual que ella es del PSOE,  y que al igual que ella tira de la manta a su favor, también ha dicho algo en el cierre de la campaña electoral, que por h o por b, no viene al caso, tampoco he entendido. O sea, que yo no he entendido nada de lo que han dicho ambos para ganar el coscurro del voto, la primera para Andalucía, que ya digo, yo si ella lo dice, pues para ella la perra gorda, que no tengo ganas de discutir, y el segundo para Madrid, o sea, para el mando general del PSOE, que no está mal pensado, la verdad.

Lo que si he entendió (porque, claro, algo hay que entender, no?) es que Pedro Sánchez ha dicho es que quiere la continuidad de un proyecto conjunto iniciado en la época de Felipe González y Alfonso Guerra, dos “gigantes” del socialismo y grandes “amantes” de esta tierra. Para mí que con esta coletilla la ha cagado (esto es opinión, no reflexión). Ya digo, lo he entendido, lo que me parece a mí es que Pedro Sánchez con todo su golpe de secretario general del PSOE, no ha entendido qué es el Socialismo.

Juanma Moreno Bonilla, PP, jefe delegado de Mariano Rajoy para Andalucía, que al principio de la campaña es posible que lo conocieran algo en su casa, tirando por lo alto, según se ve ha resultado agraciado en eso de la popularidad después de la política de marketing comercial que le han echado encima sus jefes, porque los suyos hasta lo paran por la calle en algún barrio sevillano, a pesar de que dos mujeres le han espetado en toda su cara, que ellas se tiran derechitas a los de VOX, que estos si que sí.

Por tanto, Juanma se siente satisfecho del resultado de su promoción comercial, y para celebrarlo, primero se ha dado unas vueltas en plan deportivo por la orilla del Guadalquivir (señal inequívoca de que no se ha cansado mucho en la campaña electoral), después se ha ido a su casa, a la intimidad familiar de su esposa y sus tres hijos, cuyos hijos van a un buen colegio privado, que esto no es delito ni mucho menos, pero que no obstante, Juanma le quiere meter mano por lo judicial a quien o quienes haya hecho pública la noticia (que no debería serlo) de que sus hijos van a un colegio privado de los que hay que pagar un ojo de la cara por hijo o hija. Y por último, según han dicho, que no me las quiero ver en ningún juzgado con el Juanma por decir esto que sin duda no le gustará, cogerá su coche para comer con los suyos en Málaga. Tampoco sé quienes podrían ser los de Juanma, pero el ciudadano medio y de medio hacia abajo andaluz, seguro que no.

Y los de Ciudadanos, de los que desde el punto de vista estético nada cabe decir en su contra, al menos por mi parte, dado que el líder nacional viste buenos trajes, camisas fetén y corbata a tono (o no corbata, según circunstancias, que todo esto hay que mirarlo muy bien, porque por menos de lo que canta un gallo se te escapa un voto, y eso sí que no, porque el negocio es el negocio).

La ética ya es otra cosa, y además, cosa compleja, porque tiene que ver con la moral y todo ese laberinto. Si nos ponemos en lo que se dice, que nada tiene que ver necesariamente con la ética, pues allá que te va, podríamos estar de acuerdo. Según declaran, no pactarán con ningún partido que tengan algún ex presidente autonómico imputado. Vale, de acuerdo, que solo pactarán con el PP que no tienen ningún ex presidente imputado. Tiene un presidente que hace ya un buen rato debería estar dando cuenta de sus fechorías ante un juez, pero hay que reconocerlo, no tienen a ningún ex presidente imputado. Tiene a Bárcenas en la cárcel y a Granados, y a Esperanza Aguirre que corre que  se las pela delante de los municipales de Madrid para que no la trinquen, pero estos no son ex presidentes.


A lo dicho, que hay que reflexionar, hermanos. Que como no lo hagamos nos las van a seguir dando todas en el mismo lado.

*++


UCRANIA. OTRO VACÍO INFORMATIVO Y TERGIVERSACIÓN DE HECHOS. ¿NOS CONDUCEN LOS PODERES FÁCTICOS Y SUS AMOS A LA MISERIA EN EUROPA Y HACIA LA III GUERRA MUNDIAL?


SOBRE LA “PRIMAVERA RUSA” EN EL DONBÁSS: LA LUCHA POR LOS DERECHOS DEMOCRÁTICOS Y LA JUSTICIA SOCIAL




Paul Gubarev
Sociología crítica
20.03.2015

La lectura de este artículo reciente de P.Gubarev es de importancia para conocer con quién estamos hablando y disipar cualquier duda. Gubarev fue uno de los cuadros populares que encabezaron la rebelión antifascista tras el golpe en Kiev y su actuación valiente y decidida fue fundamental. Ha sido acusado repetidas veces de «fascista» por elementos provocadores diversos; nada mejor que leerle directamente para aclarar las cosas. Fue objeto de un atentado que casi le cuesta la vida hace unas semanas, muy posiblemente por autoriza de los los sectores pro-oligárquicos que se dan también en las filas novorrusas y que están intentando destruir el carácter popular de la lucha del Donbáss [Amigos de la RP de Donetsk]
Pavel Gubarev en novorossya today 01/marzo/2015:

Génesis de Ucrania y de los ucranianos. Independencia, como el punto de bifurcación en el camino hacia la “construcción de la nación”

Ucrania es un enorme país multiétnico para los estándares europeos. Encontrándose en la línea de la ruptura entre la civilización occidental y la civilización rusa, Ucrania generó una gran cantidad de subgrupos étnicos e identidades que aceptan o rechazan ciertos elementos de la cultura y la civilización de los pueblos vecinos. Antes de 1939, los ucranianos formaban minorías en los países vecinos, y con frecuencia fueron perseguidos por motivos religiosos, étnicos o culturales, y la unificación final de los territorios ucranianos se realizó sólo durante la RSS de Ucrania. Además, en aquel entonces la autodenominación de ‘ucranianos’ no ha sido muy popular. La generalización de este etnónimo tuvo lugar sólo durante el período soviético de la historia de Ucrania.

En Ucrania también entraron territorios en los que los ucranianos eran minoritarios, en particular, Donbass y la península de Crimea. La unificación de Ucrania coincidió con el proceso de la creación del Estado ucraniano, basado en la ideología soviética: los principios del internacionalismo, la igualdad y la justicia social. De esta manera, las contradicciones entre las diferentes nacionalidades y etnias en Ucrania se iban suavizando, y las diferencias en el estilo de vida no influían sobre las actitudes de los ucranianos. En la ciencia histórica soviética se desarrollaba el concepto de “pueblos hermanos” de rusos, ucranianos y bielorrusos. Las confrontaciones entre los diferentes grupos regionales dentro del país, por supuesto, tuvieron lugar, pero no afectaban la identidad nacional.
La situación sufrió un cambio sólo tras el colapso de la Unión Soviética, debido a tendencias centrífugas que provocaron el crecimiento del nacionalismo ucraniano.
La ideología (nac