domingo, 24 de noviembre de 2013

MARIANO RAJOY Y SUS BARTOLETES SIGUEN VIVIENDO DEL DINERO DE LOS DEMÁS Y MINTIENDO COMO BELLACOS CON MANDO EN EL PP


SERIO REVÉS PARA RAJOY: EL JUEZ RUZ CONFIRMA LA EXISTENCIA DE UNA CONTABILIDAD "NEGRA" EN EL PP

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha confirmado la existencia "a nivel indiciario" de "una cierta corriente financiera de cobros y pagos" en el Partido Popular (PP) que habría sido utilizada para pagar al arquitecto Gonzalo Urquijo, que dirigió las obras de remodelación de la sede central de la formación, en la calle Génova de Madrid, entre los años 2005 y 2011.

Diariocrítico/Agencias
22/11/2013



En un auto dictado este viernes, el magistrado señala que este flujo económico, que llega a calificar como "contabilidad paralela o B" de la que eran "presuntos encargados" los extesoreros Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, habría sido "continua en el tiempo" y se habría desarrollado "al margen de la contabilidad remitida por el PP al Tribunal de Cuentas".

El juez Ruz, que llega a esta conclusión tras advertir las coincidencias que existen entre los denominados 'papeles de Bárcenas' y la documentación intervenida en la sede de la empresa Unifica, que llevó a cabo las obras de Génova, imputa al arquitecto Gonzalo Urquijo como autor de un delito contra la Hacienda Pública del que habrían sido cooperadores necesarios el extesorero del PP Luis Bárcenas y el exgerente Cristóbal Páez. 

En su resolución, en la que cita como imputados a Urquijo y Páez para el próximo 16 de diciembre, Ruz también señala que, además de la "eventual responsabilidad tributaria", estos hechos podrían "conducir a confirmar la presencia de indicios de presuntos delitos de falsedad documental o contable, todo ello sin perjuicio de ulterior valoración".

"Veracidad" de tres apuntes 

El instructor de la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad B del PP señala que, tal y como refleja un informe que la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) le ha remitido este jueves, la documentación intervenida a Urquijo da "veracidad" a tres salidas contables por valor de 888.000 euros computadas en 2008 en la contabilidad B de Bárcenas. 

En la sede de Unifica en la calle Conde de Peñalver de Madrid, que fue registrada el pasado 27 de septiembre, la Policía halló una factura de 195.000 euros por obras en la planta segunda de Génova que en los papeles del extesorero fue consignada como una salida cuyo beneficiario era 'Gonz. Urquijo'; así como otro recibo de 232.000 euros (235.000 en la contabilidad B para 'G.U.') relativo a las obras en la planta tercera.

En relación con los trabajos que se acometieron en las plantas cuarta y quinta, se incautó una factura por importe de 560.895,35 euros que coincidiría, según los papeles del extesorero, con dos salidas para 'G.U.' y 'Gonzalo (arquitecto)' de 200.000 y 258.000 euros, respectivamente.

Los papeles de Urquijo

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 también ordena en su auto la realización de una prueba pericial caligráfica sobre varios documentos manuscritos y un cuaderno incautados en el despacho de Urquijo en el que aparecían anotaciones sobre los pagos realizados por el PP. 

"He recibido de D. Luis Bárcenas la cantidad de 200.00 ? (sic) en concepto de pago complementario de la factura, de la planta 4ª con la que queda cancelado dicha factura", señalaba una de las anotaciones. Las otras dos indicaban: "Pierde el recibí Contabilidad y me hacen recibí en mano en Octubre, 235.000" y "Pierden recibí en obra piden les firme. En diciembre".

 Además de Urquijo y Páez, el juez ha citado a declarar el mismo 16 de diciembre como testigos a los trabajadores de Unifica María Rey Salinero y Laura Montero Almazán, que habrían mantenido contactos por correo electrónico con responsables del PP por las reformas de la sede, y al exjefe de Seguridad 'popular' y cuñado de Bárcenas, Antonio de la Fuente, quien "habría participado en el seguimiento y decisiones" sobre esta reforma. 

También da cinco días a Unifica para que identifique a su responsable financiero entre 2006 y 2009 y le remita "las facturas, presupuestos, certificaciones finales y todos los documentos que posean" de los trabajos que se realizaron en la sede del PP en la sala de prensa, ubicada en la planta segunda, y en el despacho de dirección de la planta séptima. 

Movimientos de la empresa

Además, pide a la Banca March, en la que la constructora tenía una cuenta, que le facilite los movimientos bancarios de este depósito entre 2005 y 2011, señalando el origen y destino de todas las transferencias.

Finalmente, se dirige a la Agencia Tributaria para que, a partir de toda la documentación incautada en la sede de Unifica emita un informe complementario al que realizó el pasado 25 de septiembre, en el que apreciaba "indicios de una falta de concordancia o descuadre" en la facturación realizada por la empresa en relación con las obras de remodelación de la sede del PP. 

 *++

NI PP NI PSOE FELIPINO, ZAPATERINO O RUBALCABINO


 EL DÍA EN QUE QUISIERON MATAR EL 15 M



por Rafael Cid
KAOSENLARED
Domingo, 24 de Noviembre de 2013 

Madrid, 23 de noviembre 2013. Sábado frío y soleado. Están previstas dos manifestaciones en el centro de la capital. Objetivo: denunciar las políticas reaccionarias del gobierno.

Una partirá de la glorieta de Atocha hacia la puerta de Alcalá. La otra arrancará de la plaza España hacia la puerta del Sol. Ambas tienen anunciado su comienzo a las doce de la mañana. Y ahí acaban las coincidencias. 

La primera está patrocinada por los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, y cuenta con el respaldo de la Cumbre Social, una constelación de asociaciones y colectivos, con algunas Plataformas y Mareas ciudadanas, y a su frente van conocidos líderes sindicales y políticos del PSOE e IU. Las pancartas que les identifican son: ¡Salvemos lo público! ¡Salvemos las personas! ¡Salvemos las pensiones! Esta convocatoria ha sido ampliamente difundida con antelación por muchos medios de comunicación, prensa, radio y televisión, públicos y privados, y redes sociales.

La segunda nace bajo el auspicio del 15.M en sus distintas asambleas y el Tribunal Ciudadano. La secundan el sindicalismo alternativo (CGT, CNT, Solidaridad, entre otros) y se han adherido también Ecologistas en Acción y varias Mareas y Plataformas. En el recorrido se observa personas que llevan la chapa de EQUO. Los emblemas que abren la marcha, sostenidos por colectivos de excluidos y precarios (parados, inmigrantes, etc.), repiten los mismos lemas de la otra manifestación más uno nuevo muy profuso que pide ¡Juicio a la Banca! Prácticamente ningún medio de comunicación la ha divulgado previamente.

 Sin embargo, contra lo que podía esperarse, es la marcha que se desarrolla por la transitada Gran Vía madrileña la que recibe el apoyo de más gente. Pero no es esa la característica más destacable. Lo notable está en el calado de sus mutuas reivindicaciones y los representantes que las vocean. ++ En una aparecen siglas y dirigentes relacionados con casos de corrupción y desfalcos que están todos los días en las páginas de esos mismos periódicos que les han publicitado ex ante (EREs, Ivercaria, Mercasevilla, etc.). Organizaciones y personas que forman parte del problema y no de la solución por haber pactado con el anterior gobierno la primera reforma laboral, agravado la cobertura de las pensiones y la congelación del salario de los empleados públicos (CCOO y UGT). Y que incluso formaron parte de los consejos de administración de las entidades financieras del expolio, permitiendo con su derroche que el Estado liquidara las cajas de ahorros, la única parcela de banca pública que existía. Además de aceptar la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución que da prioridad al pago de la deuda pública ante cualquier otra necesidad de tipo social.

En otra van las gentes que se echaron a la calle cuando nadie se oponía a las políticas de la Troika aplicadas por el ejecutivo del PSOE. Cuando ni las instituciones y los agentes representativos rechistaban. Las mismas personas que inventaron nuevas formas de hacer oposición al régimen y al sistema en su conjunto. Herramientas de participación social en espacios públicos basadas en el asambleísmo, la deliberación y la toma horizontal de decisiones que suponían un revés para las prácticas jerárquicas y delegativas del sindicalismo convencional y los partidos de la izquierda nominal. Las que consiguieron que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo tumbara el lado más oprobioso de los contratos hipotecarios. Activistas a tiempo completo que ayudaron material, política y moralmente a las plataformas antidesahucios, a los damnificados de las preferentes y a los colectivos por la defensa de la educación pública y la sanidad. Hombres y mujeres que en vez de resignarse ocuparon entidades bancarias y trascendieron su indignación a las cabeceras de los medios internacionales, forzando que los jueces anularan las clausulas suelo. Ciudadanos y ciudadanas que formaron escudos humanos para impedir ejecuciones judiciales y crearon el clima solidario necesario para experimentar con éxito las primeras huelgas indefinidas en muchos años de estéril consenso. Sin esperar la recompensa de ser votados en unas elecciones.

Efectivamente, la exigencia de ¡Juicio a la Banca! era lo que separaba a las dos convocatorias. Un cartel que portaban muchos quincemayistas mostraba el abismo político que las distanciaba. Bajo la expresión “SE BUSCAN”, tres fotos identificaban a Miguel Blesa, ex presidente de Bankia, Gerardo Díaz Ferran, antiguo capo de la CEOE, y un menos conocido Juan Antonio Moral Santin, ex vicepresidente de Bankia. Debajo, en grandes caracteres los cargos: “POR GENERACIÓN ILEGAL DE DEUDA”. El bando venía a ser el banderín de enganche con que el autoconstituido Tribunal Ciudadano de Justicia (TCJ) anunciaba la presentación de la primera querella del 15M contra la banca responsable del saqueo social. Pero al mismo tiempo el cartel servía para remarcar dos formas radicalmente opuestas de entender la democracia. Porque ese “SE BUSCAN” implicaba una denuncia clara y precisa del falso compromiso de muchos dirigentes que encabezaban la manifestación institucional.

Hablamos de unos sindicalistas (Toxo y Méndez) que no tuvieron reparo en aceptar sentarse a la mesa de negociaciones con el líder de la patronal, Díaz Ferrán, al mismo tiempo que vaciaba varias de sus empresas dejando en la calle a los trabajadores. Hablamos de miembros de las cúpulas de CC00 y UGT que integraron la dirección de Bankia que dio el visto bueno a la descomunal estafa de las preferentes, cobrando por ello. Hablamos de un vicepresidente de Bankia en representación de Izquierda Unida (IU), Moral Santin, que sirvió al gobierno de Esperanza Aguirre para maquillar la estrategia de la entidad financiera que sería privatizada cuando pensaban obtener beneficio con su salida a bolsa y luego intervenida para socializar las pérdidas. Hablamos, ya fuera de cartel, de otros “camaradas”, como el responsable del Banco de España durante la crisis, Miguel Ángel Fernández Ordoñez; el comisario Joaquín Almunia (¿asistió a la manifestación?) o el ex ministro Solbes, al que ningún “matón” le ha enseñado un zapato.