viernes, 23 de abril de 2010

MAS Y MEJOR ARROZ (Reportaje, 20.04.2010, de Maite Robles, Interempresas)

Situación actual del cultivo del arroz

El alto consumo de arroz en España –unos siete kilos por persona al año– hace prever que el cultivo de este cereal es un sector en alza pese a las cifras registradas en los últimos años. Más tecnología y mejoras en los regadíos, con menos pesticidas, hace aumentar el número de variedades y su calidad, que encuentra la certificación en las denominaciones de origen reguladas.

En España se producen unas 720.000 toneladas de arroz al año, con un valor que alcanza los 200 millones de euros, según datos del INE. En los últimos años la producción ha descendido considerablemente. De las 900.000 toneladas del 2004, a las cifras de los dos últimos años, que no alcanzan las 800.000 toneladas. Unos números que se reparten por la geografía española y generan trabajo e investigaciones en todo el territorio.
De esta manera, el cultivo se divide en tres zonas productoras principales con diferentes características. En el sur de la península es donde se concentran los mayores índices de producción, que alcanzan el 60% del total. Así, en las marismas del Guadalquivir, en Sevilla, se encuentra la mayor producción arrocera del país con el 40%. Los pueblos que integran esta región son Isla Mayor, Los Palacios y Villafranca, Puebla del Río, Utrera, Lebrija, Aznalcázar y Villamanrique de la Condesa. Entre estos municipios se reparten 40.000 hectáreas de cultivo de arroz, que se traducen en más de 300.000 toneladas anuales de producción, un 80% de grano largo y un 20% de redondo, según la Federación Arroceros de Sevilla, que agrupa a los mil arroceros sevillanos.

En España se produce al año 720.000 toneladas de arroz. Foto: Paulo Fessel.

Esta gran cantidad de producción ha generado que haya ciertos puntos débiles a mejorar en el cultivo, como es el regadío. Así, en los últimos meses, tanto la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía como la Federación de Arroceros de Sevilla han trabajado conjuntamente con la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía para que el proyecto de modernización del sector arrocero de las Marismas del Guadalquivir esté contemplado dentro de la Estrategia Nacional de Modernización Sostenible del Regadío y se puedan financiar las mejoras del regadío en la zona. Dentro del proyecto se insiste en que las medidas propuestas permitirán un ahorro de agua de más 100 hectómetros cúbicos anuales. Y sobre todo, las reformas planteadas servirán para acaba con los problemas de salinidad, que en algunos puntos alcanza los siete gramos de sal por litro, una concentración cuatro veces superior a la admitida para la siembra del arroz. De esta manera, disponer de agua dulce para los cultivos supondría un alto beneficio para los regantes de la zona, afirman desde las instituciones firmantes.
Los problemas de salinidad no afectan al otro foco de cultivo en el sur de España, ya que se sitúa en Extremadura, en la zona de D