jueves, 12 de julio de 2012

RODRIGO RATO ESTA ENMARRANADO


Rodrigo Rato se quiere desenmarranar, y hasta aquí, punto pelota, nada que alegar ni nada alegable, si está enmarranado que se desenmarrane, pero que no nos venga mezclando churras con merinas, que es que nos embolica la cabeza y al final ya no sabe uno si le han robado, o el que ha terminado robando es uno, así que si Rodrigo Rato quiere lavar su imagen, que se la lave, pero al Congreso de los Diputados no tiene que ir a lavar imagen alguna como se ha anunciado en algunos medios de comunicación. 

El lavadero de imagen lo tiene Rodrigo Rato en la Audiencia Nacional como uno de los principales encartados en cuatro querellas distintas por el caso-estampido-cojo el dinero y corro-hundimiento-Bankia, y el secador, llegado el caso lo tiene en Alcalá-Meco, o en Zuera o Daroca en la provincia de Zaragoza, que tiene sendas cárceles, al parecer muy apañaditas, donde también podría cumplir la condena o condenas y salir más limpio que una patena, porque el tiempo todo lo cura, y sobre todo lava que es una barbaridad lo blanco que lava el tiempo. 

 Pero no me quiero indisponer con mi jefe Rajoy, y si él a pesar de tener mayoría absoluta de las absolutas, y a pesar de haberlo intentado, no es capaz de contener (¡afortunadamente!) la presión social y política que es la que le impone el que Rato vaya por huevos al Congreso de los Diputados a dar explicaciones sobre Bankia y no el ansia de limpieza de lavamientos de imágenes ni pollas en vinagre, no soy yo quien para decir no donde jefe Rajoy el no se sabe si sube o baja, ha dicho si. Así, pues, Rodrigo Rato puede ir al Congreso cuando guste, y si acaso tuviera algún problema con el guardia a la entrada que diga que va de mi parte. Pero eso sí, que lo de Bankia lo deje para explicárselo al juez, que es mucho mejor.